11 de julio de 2019
11.07.2019

Docentes de la Universidad de La Laguna cobran solo 600 euros al mes

La Plataforma de Profesores en Precario considera "una indecencia" los casos "constatados" de mensualidades por debajo del Salario Mínimo Interprofesional, algo que matizan desde el nuevo equipo de gobierno

11.07.2019 | 00:33
Precarización y envejecimiento de la plantilla son los problemas denunciados.

"Claro que hay profesores en la Universidad de La Laguna que cobran 600 o 700 euros mensuales. Por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y una indecencia". Lo valora Esther Torrado, profesora de Sociología y miembro de la Plataforma del Profesorado Precario de la ULL. Desde el recién llegado equipo de gobierno lo matizan. Aseguran que "no hay constancia de que se dé en esta universidad" y que se trata de la figura del profesor asociado, "una minoría" sobre la que "hacemos anualmente un control estricto".

El colectivo denuncia, por contra, una inestabilidad laboral generalizada con "una gran cantidad de profesores asociados, es decir, con actividad laboral aparte, cubriendo plazas de docentes a tiempo completo y con un sueldo por debajo de lo habitual".

Ofrecen casos de personas con entre diez y doce años con este tipo de contratos "desde el inicio de la crisis". Y valoran: "Todo el personal docente trabaja con las mismas exigencias pero no bajo las mismas condiciones laborales".

Torrado relata: "Existen docentes que han entrado con contratos en precario, se han formado, han hecho estancias de investigación, artículos científicos y después de tanto años pueden perder su puesto de trabajo".

"La gente entiende que somos un personal elitista y bien pagado", apunta Torrado para añadir: "Nada más lejos de la realidad".

La docente explica: "Se ha producido una especie de uberización de la universidad con un profesorado low cost. Tanto PSOE como PP optaron durante años por imponer la tasa de reposición. Ni contratan ni sustituyen en casos de baja o fallecimiento. Sólo interinidad o temporales para crear al final una bolsa de precariedad".

Torrado es muy crítica con la llamada Ley Wert del PP aunque "tuviera cierta coherencia teórica el desarrollo de la carrera investigadora docente: contrato predoctoral, tesis, contrato postdoctoral, ayudantía... Pero la realidad es que se alargan carreras, aumenta la precarización y se produce la desfuncionarización de la docencia pública".

Torrado relacionó tipos de contratos "precarios como el de los Contratados Laborales de Interinidad, los CLI, o sea interinos, para cubrir bajas (enfermedad, maternidad...) o el de Profesor Asociado. En este caso se contrataba como experto a tiempo parcial pero al no salir plazas de mayor categoría mucha gente se ha quedado ahí".

Para Torrado "la trampa es que se contrata sólo para dar clases a media jornada un número de horas para completar los 24 créditos mínimos pero luego hay que prepararlas, hacer tutorías, investigar... Muchas más horas por 600 o 700 euros. Una indecencia".

La profesora indica: "También están los ayudantes, que ganan unos 1.000 euros por hacer su tesis y dar clases. Pero, tras los recortes en I+D y en becas, al perder estas últimas mucha gente se quedó ganando esa cantidad y pasó a ayudante doctor. Pero no ayudaba a nadie sino que como cualquier otro docente dan clase, investigan e, incluso, gestionan". La portavoz de la Plataforma explica: "Se puede llegar a doctor después de tres o cuatro concursos públicos y de competir con otros. Pero luego hay que pasar la evaluación de agencias externas como la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) y otras. Una especie de MIR en docencia e investigación. Pero eso no garantiza la plaza. Llegas a ayudante o doctor, el que llega, con 40 o 50 años. Y a funcionario, simplemente nunca".

Una reflexión: "Después de entre diez y quince años de ser evaluado, tanto desde dentro como desde fuera de la universidad, cuando crees y pienso mereces una estabilidad, pues no es así. Sacan la plaza de contratado doctor al mercado y la puedes perder. Y con 55 años quedarte en el desempleo".

La exigencia de la Plataforma pasa por cambios en el sistema de contratación y, sobre todo, una estabilidad laboral a largo plazo.

Por su parte, Rocío Peña estrenó hace muy poco su cargo de Vicerrectora de Personal Docente e Investigador (PDI) en el equipo de la rectora Rosi Aguilar. Asegura que "no hay constancia de que esto se de en la ULL. Si se alude a la figura del Profesor Asociado está establecida y bastante regulada por la Ley Orgánica de Universidades y por el Decreto 140/2002, en su artículo 6, del Gobierno de Canarias. Y por la obligación de nuestro Consejo Social. Un contrato con carácter personal y a tiempo parcial de especialistas que ejercen su actividad profesional fuera. En realidad tienen dos trabajos".

Peña añade: "Estamos en el proceso anual, estricto y exhaustivo, de comprobar esa situación en cada caso. Se trata de 180 de una plantilla de 1.621 profesores, uno de cada diez. Y en dos grandes áreas: Derecho e Ingeniería. En Medicina es otra figura, la del profesor para necesidades asistenciales. Personal del SCS que colabora en la docencia por horas".

Concluyó así: "En nuestro programa electoral llevamos la medida de favorecer la posibilidad de que los profesores asociados que deseen hacer carrera académica a tiempo completo pudieran hacerlo previa acreditación de la Agencia de Calidad".

Envejecida y en precario

"Envejecida y con personal en precario". Lo dice Esther Torrado y lo confirman los estudios. Indican que la precarización laboral se instala en la universidad española. Las 50 públicas dependen cada vez más de los profesores asociados -una de las figuras más precarias y con un espíritu ya pervertido-, que son ya uno de cada cinco docentes. Además, la relación entre contratados y funcionarios se ha invertido, de manera que el personal laboral ya es mayoría y las plantillas se están envejeciendo. Lo concluye el informe Datos y Cifras del Sistema Universitario Español (SUE) 2018-2019. Casi uno de cada cuatro profesores tiene contrato de asociado (22.871 de 102.297) por el que gana 300 euros al mes si da tres horas de clase semanales o el doble por el doble de horas. Sumados los 8.679 de Ciencias de la Salud, diferenciados en el informe del Ministerio, superan los 30.000. Más que los profesores titulares que son en total 28.057.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook