30 de junio de 2019
30.06.2019

El Cotarro

Por José Carlos Marrero

30.06.2019 | 01:34
El Cotarro

HUMBOLDT DESEMBARCA EN LA GRACIOSA

El polímata Alexander von Humboldt (1769-1859) fue un extraordinario geógrafo, astrónomo, humanista, naturalista, diplomático y un desinquieto explorador prusiano, que se enamoró de Tenerife y las restantes siete Islas Canarias. Un gigante de la historia y de la ciencia, considerado como el "padre de la biogeografía moderna universal", el amigo Alejandro von Humboldt hace ahora 220 años que desembarcó en La Graciosa, la que hoy en día ya es oficialmente nuestra octava isla. Fue un domingo, tal como hoy, pero exactamente el 17 de junio de 1799. Lo hizo junto a su amigo Aimé Bompland, otro gran naturalista, médico y botánico francés, célebre por la expedición que junto a Humboldt realizó a América

LA "OCTAVA ISLA" CONSTRUYE SU HISTORIA

Por ello, la Fundación Canaria Orotava de Historia y Ciencia (Fundoro) que lidera como director el profesor Miguel Ángel González Expósito, ha elaborado estos meses atrás un sencillo, pero muy atractivo programa de actividades, sobre el viaje de Alexander von Humboldt desde La Coruña hasta llegar al archipiélago Chinijo y, en particular, a la isla de La Graciosa, en donde los viajeros harían su primer desembarco en su viaje hacia América. La conferencia inaugural fue impartida por el ilustre tinerfeño Agustín Guimerá Ravina, historiador e investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Una excursión didáctica a cargo del biólogo, geógrafo y también historiador Arnoldo Santos Cabrera y otra conferencia del matemático y experto en cartografía, Juan Antonio García Cruz, enriquecieron el programa, que se completó con una interesante exposición, la escenificación teatralizada del desembarco, dirigida por Carlos Belda, y un recital del timplista Benito Cabrera y su cuarteto.

Y HUMBOLDT ENCUENTRA A TINO GUIMERÁ

El propio Agustín Guimerá (El gran Tino, para los amigos, intrépido boy-scout al que todos llaman Zorro Alegre) se ocupó de filmar el teatralizado "primer desembarco" de Humboldt y su compañero Bonpland en La Graciosa el 17 de junio de 1799, en lo que hoy es Pedro Barba. Hay un piloto de uniforme, de la fragata que los llevaba a América, dos barqueros y dos pescadores que encontraron los expedicionarios. Humboldt es el personaje rubio que pueden ver en las fotos que gentilmente me ha cedido Tino Guimerá. El actor Juan Miguel Tezanos protagonizó el papel de Humboldt mientras que su colega Albi Robayna encarnó el de Aimé Bonpland. Seguro que muy pronto podremos disfrutar de un documentado trabajo de Agustín Guimerá que, como todos los suyos, será muy instructivo y ameno.

RAFAEL CLAVIJO GARCÍA, 20 AÑOS PRESENTE

Hace 220 años que Humboldt desembarcó en La Graciosa y, aunque parezca que fue ayer, ya hace 20 años que nos dejó para siempre un ilustre abogado y ejemplar político tinerfeño como fue el querido y respetado Rafael Clavijo García (1924-1999) Medalla de Oro de la Isla y Gran Cruz del Mérito Civil, entre otras muchas distinciones. El irrepetible Rafael Clavijo, con su carácter campechano y bonachón (y siempre fumándose un buen puro) fue colaborador de diversos proyectos sociales, entre los que destaca la fundación de la Asociación de Enfermos Renales de Tenerife (ERTE) entidad que presidió durante muchos años y que, padeciendo él mismo una grave enfermedad renal que le llevó a tener que dializarse casi 10 años, la promocionó hasta lograr convertir la isla de Tenerife en el lugar del mundo con más trasplantes de riñón en la década de 1990, hecho éste que se considera su mayor legado.

UNA EJEMPLAR TRAYECTORIA DE SERVICIO

Rafael Clavijo García fue durante más de 25 años puntal de la Cámara de Comercio Industria y Navegación y, posteriormente, gran director general de la recordada Caja General de Ahorros y Monte de Piedad de Santa Cruz de Tenerife (más tarde CajaCanarias y hoy CaixaBank). Como político, Rafael Clavijo asumió la presidencia del Cabildo Insular de Tenerife durante la Transición Española, desde 1974 a 1979, con el diálogo, el consenso y la concordia, siempre por bandera. Fue presidente de la Mancomunidad Interinsular de Cabildos de la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Su etapa política al frente del Cabildo Insular y la Mancomunidad Interinsular fue especialmente fructífera para las llamadas "islas menores" que iniciaron un desarrollo impensable hasta entonces. Rafael Clavijo García llegó a ser diputado en las Cortes Generales desde 1982 a 1989, año en el que dejó la política para volver a su querida CajaCanarias y a sus innumerables obras sociales y benéficas.

GRAN RECUERDO EDITADO POR SUS HIJOS

Pero, sin lugar a dudas, la obra más grande de Rafael Clavijo García, fue su ejemplar familia (que pueden ver en la foto cedida de Gilberto Benítez) a partir de su matrimonio con Matilde Rodríguez Galván, encantadora esposa y también recordada compañera y madre de sus seis hijos: Rafael (Rafa), Jorge (Sise), José Juan (Nanán), Matilde (Matula), Candelaria (Yayi) y Corviniano (Koki) Clavijo Rodríguez. Ellos han tenido la feliz idea de editar un sencillo cuadernillo conmemorativo (que agradezco me hayan hecho llegar) que, con el título de Veinte años de ausencia (yo habría titulado Veinte años de presencia desde la ausencia) recoge un montón de recortes de prensa con artículos, noticias y reseñas sobre su padre, y que hoy, 20 años después de su fallecimiento, nos recuerda a un gran padre, un tinerfeño de pro, un político ejemplar y a una mejor persona. Una publicación que homenajea y engrandece la figura de Rafael Clavijo y que honra y ennoblece a sus hijos.

josécarlosmarrero@elcotarro.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España