18 de junio de 2019
18.06.2019

Jugando a resolver problemas

Un total de 14 centros de Primaria y Secundaria de Tenerife han implementado durante este año el proyecto 'ProyectaMates' para ayudar tanto a docentes como a alumnos a perder el miedo a las matemáticas

18.06.2019 | 01:25
Un niño juega con su proyecto de geometría, en el que ha resuelto un problema haciendo uso de pajitas.

Hasta Miguel de Cervantes admite que si hubiera sido mejor en matemáticas, la sociedad en la que tocó vivir, la del siglo XVII, hubiera avanzado mucho más rápido. Así al menos lo constató tras "un viaje en el tiempo" que le llevó ayer hasta el Aula Magna de la Universidad de La Laguna. ¿Su objetivo? Mostrarle a los alumnos de 3º y 4º de primaria y 1º y 2º de la ESO de 14 centros de Tenerife que este año de aprendizaje de nuevas técnicas ha tenido un valor que, sin duda, repercutirá en la sociedad del futuro.

Las mates no solo son números bailando al son de las multiplicaciones, restas y divisiones, sino que conforman uno de los mejores métodos para la resolución cotidiana de problemas. Pero la aversión histórica de los más pequeños a las matemáticas resulta, aún a día de hoy, un problema para la sociedad. Canarias es, de hecho, la comunidad con mayor porcentaje de alumnos con un nivel bajo o muy bajo en matemáticas. El 36% de estos niños y niñas, según el informe PISA del año 2015 -últimos datos publicados-, tienen dificultades para entender lo que están haciendo cuando ven todos esos números plasmados en un papel.

En este contexto educativo, la Sociedad Canaria Isaac Newton junto a la Universidad de La Laguna (ULL) y la Fundación General de la Universidad de La Laguna así como la financiación del Cabildo de Tenerife, han organizado ProyectaMates, una iniciativa que se ha implantado oficialmente en este curso que termina en 14 centros alrededor de toda la isla, después de haber implementado con éxito un proyecto piloto durante el periodo 2017-2018, y que ayer se clausuró en el salón de actos de Guajara en la ULL.

El proyecto se basa en cuatro ejes fundamentales, como explicó Israel García, director científico de ProyectaMates y profesor del área de didáctica de la ULL. El primer reto, que se lleva a cabo a principio de curso, es formar a profesores y maestros, para que vayan "ganando confianza" y se convenzan "de la necesidad de trabajar la resolución de problemas en el aula".

Pero la parte más atractiva para los docentes está en el segundo pilar de este proyecto: la implementación práctica en el aula. Los profesores implementan lo aprendido con sus alumnos y lo graban en vídeo para analizarlo posteriormente y tratar de mejorar. En solo un año, a pesar de que "en la educación los resultados nunca son inmediatos" ya se ha podido comprobar que los aproximadamente 600 niños y niñas que se han beneficiado de este proyecto "están motivados, tienen ganas de aprender y van perdiendo la aversión a las matemáticas", ratificó García.

Los resultados cuantitativos, no obstante, acabarán llegando para ser evaluados. Porque en el marco de este proyecto también se integra una parte importante dedicada a la investigación. El fruto de los estudios, afirmó García, ayudará a "generar esa innovación en el aula" para poder "llegar a resolver problemas y mejorar el aprendizaje que es el objetivo final".

El presidente en funciones del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, recordó que este proyecto se encuentra entre las acciones llevadas a cabo desde el Área Tenerife 2030 para el apoyo de la educación reglada. Esta línea específica ha contado con una financiación de 30.000 euros, y Alonso adelantó que volverá a ponerse en marcha durante el año que viene. "Mi objetivo es que este proyecto al final sea parte de un programa integral como lo es en el ámbito de la lectura", insistió el presidente insular en funciones.

Se trata finalmente de conferir cierta confianza a docentes que puedan transmitir a sus alumnos. "Siempre es algo grave tener un folio en blanco y no saber qué hacer", argumentó uno de los profesores que se ha beneficiado de este proyecto, José Antonio Delgado, del IES Güímar. Delgado destacó que este proyecto ha conferido a docentes, padres y alumnos abordar con mayor seguridad la resolución de problemas. Estas herramientas, llamadas "maletas matemáticas" se han dejado en cada aula para que los profesores y alumnos continúen beneficiándose de este método.

La satisfacción de los docentes con esta iniciativa es tal que hasta la rectora de la Universidad de La Laguna, Rosa Aguilar, afirmó querer apuntarse el próximo año. "Resolver problemas es complicado", dijo dirigiéndose a los alumnos que se encontraban en el auditorio. En este sentido les instó a continuar trabajando con las matemáticas porque "los investigadores las utilizan para conseguir soluciones verdes para el planeta o diagnosticar enfermedades". "Con las matemáticas estamos cambiando el mundo", sentenció.

La iniciativa demuestra que las matemáticas se pueden enseñar de otra manera, disminuyendo el peso de la calculística y la aritmética en las guías docentes, para dejar un hueco más relevante a lo que siempre ha estado detrás de esta disciplina: la resolución de problemas. A largo plazo promete mejorar los resultados de Canarias en rendimiento académico y, a juzgar por las caras de los pequeños, en un corto periodo de tiempo, el juego matemático ha conseguido cambiar su percepción e interés por la materia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook