30 de mayo de 2019
30.05.2019

Rosi Aguilar: "Quiero transmitir a todos mi pasión por la ULL"

Su primera medida "será organizarlo todo para que cuando empiecen las clases en septiembre tengamos el profesorado necesario y suficiente en las aulas"

30.05.2019 | 05:26
Rosi Aguilar, en la Escuela de Informática de la ULL el día después de haber ganado las elecciones al Rectorado.

"Creo conocer bien la ULL y en la misma medida, quererla. Por eso deseo transmitir a toda la comunidad educativa mi pasión por la institución". Así valoró el posible secreto de su campaña electoral la flamante nueva rectora de la Universidad de La Laguna, Rosi Aguilar Chinea, quien derrotó en segunda vuelta a Gloria Rojas. Rosi anuncia que será proclamada en un acto institucional "el 10 o el 11 de junio" y que mantendrá en el cargo "la misma cercanía que hasta ahora porque no se pueden resolver los problemas que no se conocen". Asimismo, desvela que su primera medida "será organizarlo todo para que cuando empiecen las clases en septiembre tengamos el profesorado necesario y suficiente en las aulas porque hay carencias en cuanto a la plantilla de docentes en muchas de nuestras titulaciones".

El día después de las elecciones y tras el vértigo de esta doble campaña, ¿ya ha asumido que es la rectora de la ULL?

Me siento rectora, pero ya me sentía antes cuando recorría la ULL y me paraban diciéndome que íbamos a ganar o dándome las gracias por ilusionarlos otra vez. Es un honor y una gran responsabilidad. Pero le debo lo que soy profesionalmente, un trabajo que me apasiona, a esta universidad pública y siento que esta es una forma de devolverle lo que me ha dado. Más que vértigo tengo muchas ganas de empezar.

¿Dispuesta entonces a iniciar el trabajo?

Por supuesto y desde ya mismo, aunque el curso académico empiece en septiembre. Vamos a subirnos a un tren que ya está en marcha y no nos podemos bajar de él. Preparamos un programa de gobierno para los próximos cuatro años con acciones en los grandes ejes que hemos diseñado para trabajar por la ULL. El 10 o el 11 de junio, en base a la agenda del presidente de Canarias, tendrá lugar el acto oficial de la toma de posesión.

¿Le ha felicitado su rival, Gloria Rojas Rivero?

Sí. Me llamó y me felicitó la noche de ayer (el martes). Quedamos para vernos en los próximos días y en un tono muy cordial me emplazó para una relación futura entre la rectora y una catedrática. Doy las gracias a las otras dos candidatas a estas elecciones (Gloria y Pino Caballero) por su implicación y cariño a la ULL.

Recibió la primera llamada del aún rector, Antonio Martinón, y la primera suya fue dirigida a la que fuera rectora Marisa Tejedor. Valore esas comunicaciones.

La primera llamada que recibí fue en efecto la de Antonio Martinón, que me felicitó y me habló del traspaso de poderes. A Marisa Tejedor la llamé yo porque para mí es un referente. Era la rectora cuando entré en la ULL. Se mostró contenta y se puso a mi disposición. La voy a tomar por la palabra y a pedirle muchos consejos. Eso seguro.

¿Cuál ha sido el secreto del éxito?

Conozco la universidad y al conocerla, la quiero. Eso creo que lo hemos transmitido. Siempre hablando de la ULL del futuro y no de mis dos compañeras. Pienso que lo ha agradecido la comunidad universitaria.

Vayamos a la disección por sectores de la comunidad educativa comenzando por el Personal Docente e Investigador, el PDI.

Tenemos una doble misión: docente e investigadora. En la primera, es clave la renovación del personal, pero ya llegamos tarde. Me preocupa cómo empezar el próximo curso con el profesorado necesario. Falta personal en muchas titulaciones y hay que renovar la plantilla ya. En investigación, estructuras como la Unidad de Transferencia o los SEGAI, no están bien financiadas. Hay que buscar. Por ejemplo con institutos mixtos y que puedan provenir tanto del ámbito público como del privados. Pero, eso sí, sin perder nuestra independencia. Una financiación segura y estable, y sobre todo con continuidad para que los proyectos no se paren y se tiren a la basura el trabajo y los recursos. Por otro lado, resulta fundamental resolver la burocracia a la que están sometidos los investigadores. Hay que simplificar todo ese papeleo.

Sigamos. El alumnado.

Aquí hay que hacer una labor de pedagogía. La ULL los va a acompañar toda su vida en el ADN. Es como su segunda casa, su apellido. Una segunda casa para implicarse en ella y ser sus mejores embajadores. Hay que conocer la universidad para defenderla. Y debemos cuidarlos, tanto en el aspecto académico como en otras actividades que fomenten la crítica, la innovación, etcétera.

Y para finalizar, el PAS.

Tienen el sentimiento de que no se les considera por su trabajo. Les ofrecí acercarme a ellos, escucharles y decirles que son la columna vertebral de la ULL. Sin ellos no hay ni investigación ni formación. Son vitales para que la universidad haga esa labor social tan necesaria. Su RPT hay que actualizarla porque hoy los objetivos son diferentes a cuando se estableció. Pero con mucha información de hacia donde queremos ir. O sea, a los buenos títulos y la transferencia de investigación como objetivos. Estableciendo las cargas de trabajo con ellos de la mano. A veces se ven fantasmas donde no los hay. Una idea puede ser el crecimiento horizontal desde el mismo puesto de trabajo.

¿Cuál será su primera medida como rectora?

La primera medida es organizar todo para que en septiembre podamos comenzar las clases con el profesorado necesario en cada una de nuestras aulas.

¿Ha sido importante el apoyo del exrector Eduardo Doménech?

Lo valoro a él como otras personas que han estado conmigo desde el principio con el único interés de transformar la ULL. No ha participado en la campaña pero sí ha estado ahí simbólicamente. Fui vicerrectora en su equipo durante seis años y aprendí mucho. Vi por el rabillo del ojo lo que supone ser rector y me fijé en cómo lo hacía él. Pero no hay un rector escondido en mí. Yo soy la rectora y con mi propia personalidad, para bien o para mal. En general, no nos conocíamos y ahora todos formamos una gran familia. La relación es muy fuerte aunque cada uno es diferente y aporta cosas diferentes. No sólo los que aparecen en primera línea sino todo el equipo que está detrás. Ellos me han dado fuerza y tranquilidad. Y una total confianza porque, insisto, no hay otro interés que transformar la ULL.

Esa cercanía que ha mostrado con un eje en su eslogan de campaña, el Vamos Rosi, ¿la mantendrá como rectora?

No se pueden resolver los problemas que no se conocen. El día a día te puede aislar y no pulsas la realidad. Esta cercanía es esencial para ser rectora, la necesito. Debo conocer las necesidades de la comunidad universitaria para poderlas solucionar. La rectora está al servicio de la comunidad universitaria.

Su equipo ha elaborado una encuesta con las peticiones y sugerencias para los cien primeros días de gobierno. Han recibido 900. Una tarea ardua, ¿no?

Muchas de ellas no se pueden abordar en esos primeros cien días sino que necesitan un recorrido más a medio o largo plazo. Pero todas nos sirven y las vamos a incorporar en su mayoría al programa de gobierno. Entre ellas, por ejemplo, las infraestructuras, los títulos, el Plan de Ordenación Docente, la contratación de nuevas plazas... Incluso hasta una mayor colaboración con la sociedad. La consulta se hizo en la web pero también en Instagram. Y en Instagram participaron los alumnos. Tal vez nos estén indicando un posible canal de comunicación adecuado para ellos.

¿Por qué ha designado un encargado de cada Campus?

Los ingenieros no entendemos cómo se imparte docencia en Humanidades o Medicina. Y viceversa. Para mí es muy importante conocer la realidad de cada Campus y resulta de mucha ayuda que se ocupe alguien que lo conozca muy bien, como es el caso.

¿Cómo se consigue implicar en el futuro de la ULL a la comunidad educativa?

Tienes que creer en la institución y pienso que nuestra comunidad cree, pero hay desilusión por no poderle dar el valor que debería tener. Nos perjudica en exceso la burocracia. Hay que quitar ese potente lastre para que aflore la verdadera ULL.

Ha insistido mucho en la necesidad de transformar la ULL

Despertó un gran debate en nuestro equipo el por qué hablar de transformación y no de cambio. No sólo queremos adaptarnos a lo nuevo sino crear una estructura que nos permita estar preparados para los cambios que vendrán. Preparados y dispuestos pero sin perder la esencia para seguir siendo la ULL de siempre.

La candidatura antes y el próximo equipo de gobierno ahora, ¿tiene alguna ideología o posición política detrás?

La única ideología es el servicio público y la pasión por ese servicio público. Eso es lo que nos une a todos. De hecho, hay gente que va de un extremo a otro del espectro. Nunca se le ha preguntado a nadie si es de un lado o del otro. Aquí es suficiente con defender con uñas y dientes a la Universidad de La Laguna. Ahí no nos gana nadie ni nos hace falta nadie de fuera.

el equipo

María Elvira Afonso Secretaria general.

Juan Manuel Plasencia Gerente.

Néstor Vicente Torres Vicerrector de Innovación Docente, Calidad y Campus Anchieta.

Ernesto Pereda Investigación, Transferencia y Campus Santa Cruz y Sur.

Rocío Peña Personal docente e investigador.

Emilia María Carmona Cultura, Participación Social y Camus Ofra y La Palma.

G. Lastenia Hernández Estudiantes. Empleabilidad y Campus Guajara.

María Montserrat Acosta Infraestructuras y Sostenibilidad.

Jorge Riera Agenda Digital, Modernización y Campus Central

Lidia Cabrera Internacionalización Proyección y Cooperación.

De esos diez compañeros de futuras aventuras directivas, Rosi Aguilar destacó su carácter multidisciplinar, que les permite "conocer la realidad para atender a las demandas. Además de un talento que está más que mostrado. Pero eso no era suficiente porque había que añadir el talante que lo poseen de sobra".

Huevos rotos, el cine y 'We are the Champions'

"Me gusta mucho comer y se me hace difícil elegir, pero diría los huevos rotos". Rosi Aguilar inicia por su comida favorita el camino más personal de una entrevista en la que se muestra simpática, cordial y cercana.

Cuestionada sobre su afición principal responde "el cine", con un añadido: "Me gustan las películas que narran historias ficticias con un final feliz; o sea, que acaben bien".

Su libro preferido es Un viejo que leía novelas de amor del autor chileno Luis Sepúlveda, "cortito en páginas (144) pero que me llenó muchísimo", valora. Y ahonda en la idea: "Tal vez, como suele ocurrir en muchas ocasiones, lo prefiero entre todos por el momento en el que lo leí, justo después de dar a luz a mi primer hijo".

Elige como su lugar preferido de Canarias "Arure, municipio de Valle Gran Rey, en La Gomera, donde nací" -aunque reside desde niña en Santa Cruz y se crió en el barrio de La Salud- y a nivel mundial otro espacio situado en el Archipiélago y en la isla de Tenerife: "El Teide porque tiene agua, da vida, y esa forma de pecho de mujer lo corrobora. Simplemente maravilloso".

Curiosamente su canción preferida la pudo bailar, y baila bastante bien -"mi madre, Felisa, me inculcó el amor por el Carnaval desde pequeña, aclara"- la tarde del pasado martes mientras celebraba su triunfo en las elecciones a rectora. Nada menos que el vibrante We are the Champions de Queen. Lo razona: "Me encanta y me dice mucho. Somos campeones no por ganar elecciones sino por que cada día vamos dejando un mundo mejor del que nos hemos encontrado".

Pero donde Rosi encuentra su mundo más íntimo y sus raíces profundas es en su familia.

Recuerda a su madre, la ya mencionada Felisa, que la sacó adelante tras fallecer su padre siendo ella muy niña.

Menciona a otra figura importante, la de su marido Fran, siempre situado en un discreto segundo plano. Rosi apunta: "Una persona que me demuestra estar orgulloso de su mujer".

Y, cómo no, a sus dos hijos, Iván, el benjamín, de 15 años, e Isaac, de 19, que ya estudia en la ULL Ingeniería Electrónica. Le viene de casta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España