25 de mayo de 2019
25.05.2019

El cambio climático abre nuevas vías de investigación al barco 'Hespérides'

25.05.2019 | 06:18
El comandante del 'Hespérides', en el puente de mando.

Los efectos del cambio climático -que resultan devastadores para el medioambiente- han abierto nuevas vías de estudio al buque de investigación oceanográfica (BIO) de la Armada Española Hespérides. Así lo comunicó el comandante del BIO, Emilio Regodón, antes de partir el jueves del puerto de Las Palmas de Gran Canaria para iniciar un nuevo proyecto en aguas del Archipiélago . "Hemos observado que ahora podemos llegar a zonas de la Antártida que hasta hace diez años eran inaccesibles por la presencia de plataformas de hielo. Este hecho nos permite investigar de una forma diferente", apuntó el comandante.

Pero los cambios que ha provocado el fenómeno medioambiental en el Polo Sur no solo han sido apreciados por los científicos, también por los profesionales de la navegación. "Este episodio concede la posibilidad, tanto a los barcos de investigación como a los turísticos, de llegar a áreas que antes no se podían alcanzar. Ahora los veranos antárticos llegan un poco antes y acaban más tarde", detalló. El Hespérides recaló en Canarias el pasado domingo, tras haber transcurrido 25 días de su partida de Río de Janeiro. Desde su salida de Cartagena el pasado mes de diciembre, ha recorrido 24.000 millas. "Esta cifra es equiparable a una vuelta y media al mundo, que hemos realizado construyendo ciencia en el lugar más remoto de la Tierra: la Antártida", apreció el comandante. La llegada del BIO a las Islas representó el cierre de la 24ª Campaña Antártica. "La misión ha sido un verdadero éxito y seguimos cumpliendo con todos los objetivos propuestos. El barco ha obtenido muchísimos datos", apostilló.

Según el comandante, la Campaña Polar Española ha experimentado una notable demanda. Unas palabras que avaló poniendo en valor que a lo largo del presente año el comité polar español ha promovido la participación de más de 200 investigadores de 13 nacionalidades, para desarrollar una suma de 24 proyectos, de los que diez han ocupado la citada nave. A esto cabe añadirle que de los 200 investigadores, 65 han realizado sus estudios en los 11 laboratorios de los que dispone el BIO, y que suman 350 metros cuadrados. "La mayoría ha logrado alcanzar una tasa de éxito del 85%", aseguró.

El Hespérides partió de La Luz para centrar ahora toda su atención en el estudio del relieve oceánico canario. Esta misión se desarrollará durante cinco semanas y contará con la participación de 30 científicos multidisciplinares que procederán a embarcar en la naviera en dos fases. "Nuestro propósito es obtener información exhaustiva del relieve del fondo oceánico de las Islas para mejorar el conocimiento sistemático de las aguas que rodean España y que forman parte de la Zona Económico Exclusiva -ZEE-", adelantó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook