22 de mayo de 2019
22.05.2019
175 aniversario de la Guardia Civil

"Los guardias civiles tienen ahora más preparación que hace 30 años"

El coronel José María Tienda Serrano, jefe de la Comandancia Provincial, explica que el Instituto Armado siempre ha sido "leal al orden constituido" a lo largo de su historia

22.05.2019 | 06:08
El coronel José María Tienda Serrano reconoce que la seguridad es el asunto que más preocupa en la Comandancia.

Hoy se celebra en Santa Cruz de Tenerife el 175 aniversario de la fundación de la Guardia Civil. El coronel José María Tienda Serrano, jefe de la Comandancia Provincial, explica que esta celebración supone un orgullo para los agentes y mandos que la integran, ya que se trata una institución que, sin grandes cambios en su estructura, pilares y valores, se ha mantenido desde 1844. Aclara que, como es lógico, ha ido adaptándose a las necesidades de cada época, como fue la incorporación del Cuerpo de Carabineros después de la Guardia Civil.

Tienda Serrano recuerda que el Instituto Armado se crea tras la primera Guerra Carlista, ante la necesidad de ofrecer seguridad a los ciudadanos, sobre todo en el ámbito rural, ya que el Ejército no podía hacer frente a esa actividad. La Reina Isabel II encarga al Duque de Ahumada crear un cuerpo de seguridad que luche contra el problema del "bandolerismo" en el campo, que surgió después de la Guerra de la Independencia contra los franceses.

El jefe de la Comandancia de Santa Cruz de Tenerife explica que la Guardia Civil se creó en un periodo de monarquía, en el que hay elecciones generales, y su primer servicio tuvo lugar el 10 de octubre de 1844 para cubrir el camino de la monarca hacia la constitución de las Cortes Generales.

Lo que diferencia a la Guardia Civil de otros cuerpos de seguridad es su carácter militar. Y en el momento de su fundación se siguió la referencia del país más avanzado de mediados del siglo XIX, Francia, con su Gendarmería francesa. Tienda Serrano recuerda que el trabajo para garantizar la seguridad ciudadana le otorgó el carácter civil, mientras que la gran diseminación de los lugares de trabajo requería de un marco de disciplina y valores. Así, dependía tanto del Ministerio de la Gobernación como del de Defensa.

Después de 175 años de historia, ningún Gobierno le ha quitado la naturaleza militar, ni en periodos de monarquía, ni de repúblicas; ni en etapas democráticas ni en las dictaduras; ni la UCD, ni el PSOE ni el PP. El jefe de la Comandancia Provincial apunta que Franco, cuando concluyó la Guerra Civil, barajó la posibilidad de disolver la institución, pero finalmente tampoco adoptó esa decisión.

Tienda recuerda que el Instituto Armado siempre se mantuvo leal a sus principios y al "orden constituido" en cada momento.

El coronel José María Tienda pilotó helicópteros de la entidad durante 17 años en el Archipiélago. Asegura que el ingreso "tiene que ser para la gente que le guste; este es un trabajo muy vocacional, que exige muchos sacrificios". No obstante, también comenta que formar parte del cuerpo tiene muchas ventajas, entre otras cosas por el gran abanico de especialidades que ofrece a sus integrantes, desde submarinismo hasta el pilotaje de helicópteros, desde la investigación hasta las patrullas de Seguridad Ciudadana. Tienda explica que hoy en día su cartilla de la institución la tiene en el ordenador y los valores siguen siendo igual de válidos que en 1844, por ejemplo, en el honor, la lealtad o el tratar con cortesía y educación al ciudadano.

Señala que hace más de 30 años que salió de la Academia como teniente. Si se le pregunta cómo ha cambiado la organización desde entonces, responde que en la preparación de sus integrantes. A finales de los 80 y comienzos de los 90, muchos puestos de toda España estaban al mando de cabos o sargentos. Ahora, esa situación ha cambiado y, casi todos, tienen al frente a oficiales, "de alférez o tenientes para arriba".

Otro gran hito en la historia reciente fue la incorporación de la mujer. Para Tienda Serrano, se trata de un hecho "fundamental para el trabajo de investigación o la persecución de delitos en los que hay que tener especial sensibilidad" con la población femenina.

También resalta la existencia de más especialidades que hace tres décadas, así como que antes había una separación entre el ámbito administrativo-económico y el operativo, mientras que ahora está todo unificado.

Para el coronel, "hoy se asemeja más a una empresa privada, en la que trabajan 80.000 personas".

¿Cuál es el aspecto más complejo de gestionar en la Comandancia? El jefe afirma, sin dudarlo, que "el personal". Reconoce que atender a 1.600 personas, cada una con sus problemas, sus derechos y sus necesidades no es sencillo, sobre todo si se quiere gestionar con el "criterio de igualdad". Pero afirma que "nos preocupamos" por aquel que tiene dificultades. Tras esta explicación, deja claro que "lo que más nos preocupa es la seguridad de la población".

A los miembros de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial que se ocupan directamente de los delitos contra las personas les atribuye el valor de "la eficacia". Resalta que el nivel de esclarecimientos en este ámbito (homicidios, violaciones o lesiones) "es impresionante, muy alto". Para el jefe de la Comandancia, en dicha unidad, que está dividida en varios grupos especializados bajo la coordinación de un capitán, todos se apoyan cuando hace falta para esclarecer un determinado delito grave. Dice que, por esa razón, "no es tan importante el número de agentes que hay en cada zona, ya que, cuando haga falta, sus compañeros los apoyarán". Indica que "en los últimos años el esfuerzo de Madrid ha sido importante para garantizar los servicios de mantenimiento de edificios, renovación de la flota de vehículos y el material, como chalecos o armamento nuevo". Advierte de que "sí que se preocupan por nosotros". Respecto al esclarecimiento de delitos en la provincia, Tienda Serrano señala que "está por encima del 50 por ciento, y muy por encima de la media nacional". En general, comenta que ha habido una estabilización e, incluso, un descenso de las infracciones penales. Y la reducción ha sido mayor en los delitos contra el patrimonio (robos, hurtos, atracos, entre otros). Asegura que sí ha habido un crecimiento limitado (en relación a las cifras globales) en los delitos contra las personas, como las amenazas, lesiones, la violencia de género o los abusos sexuales. Comenta que el asunto que más preocupación genera es la violencia de género y reconoce que contra este fenómeno se trabaja desde la Delegación y la Subdelegación del Gobierno, los servicios sociales de los ayuntamientos y desde el propio cuerpo de seguridad. Para Tienda Serrano, se trata de un problema social grave, donde la prevención real es muy difícil y en la que la herramienta más eficaz es la educación a diferentes edades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook