19 de mayo de 2019
19.05.2019

El Plan de Vivienda 2019-2022 estará dotado con 246,2 millones

Pino de Léon, directora del ICV, valora la ficha financiera de un documento que no existía desde 2012 y puede aumentar el parque público entre 7.000 y 8.000 viviendas en este período

19.05.2019 | 06:26
La directora del Instituto Canario de la Vivienda cifró en 36 millones de euros anuales las ayudas públicas a las familias vulnerables que residen en viviendas protegidas.

"Carecíamos de un documento así desde 2012 y valoro su trascendencia para la imprescindible planificación. Y la ficha financiera, que nos permitirá contar con 246,2 millones de euros para aumentar el parque público con entre 7.000 y 8.000 viviendas durante el período". Así valoró Pino de León, directora del Instituto Canario de la Vivienda (ICV), el Plan 2019-2022, un documento que

está actualmente en la fase final de la tramitación.

De León explica: "El dictamen del Consejo Económico Social es el último requisito administrativo. Tiene de plazo hasta el próximo 22 de mayo para eso". Recordó que se trata de "un documento ejecutivo que ha pasado por distintos organismos como la Comisión de Vivienda Cabildos y ayuntamientos, el Tercer Sector, colegios profesionales, patronal o sindicatos. Muy participado y siempre informado favorablemente por unanimidad".

A eso hay que añadir "un proceso de participación ciudadana de dos meses que, aunque no lo obliga la ley, el Gobierno de Canarias consideró necesario. El plan se nutrió de muchas de las alegaciones presentadas".

Cuando culmine el proceso "el Gobierno puede llevarlo a la consideración del Parlamento aunque no es obligatorio".

Consenso, transparencia, aumento del parque público para dar techo a los menos favorecidos con una demanda hoy muy superior a la oferta, ayudas a la rehabilitación o una potente ficha financiera. Son los grandes ejes de la hoja de ruta de este Plan de Vivienda 2019-2022.

De León lo considera "un documento fundamental para la imprescindible planificación, que espero tengamos ya culminado y, por lo tanto, hecho para el gobierno que salga de las urnas el próximo 26 de mayo y del que Canarias carece desde 2012".

De León, que accedió al cargo en enero de 2017, recordó: "Nuestra competencia también pasa por coordinar lo que hace el resto de administraciones o consensuar con los sectores económicos y sociales. Resultan clave por ello planificación y transparencia. Es clave analizar la demanda de vivienda pública y del mercado inmobiliario".

La directora valoró: "Tendremos una herramienta que dejar al gobierno que llegue después de las elecciones. Verán qué hacer pero tendrán este trabajo culminado".

De Léon destacó el "sentido social del nuevo Plan de Vivienda con casi 12.000 familias vulnerables que podrán acceder a ella. Y según el artículo 47 de la Constitución los poderes públicos deben garantizar ese acceso".

El Plan tiene "catorce programas. Entre ellos destacaría el incremento del parque público para la población sin ingresos o aquella que tiene pero no puede porque no hay o es muy cara. Hay carencias de vivienda en los 88 municipios aunque con especial incidencia en las cuatro grandes ciudades; los sures de Tenerife y Gran Canaria; o Lanzarote y Fuerteventura".

Los Programas 4 y 5, continúa, "impulsan la adquisición de suelo para vivienda protegida y la ayuda a los promotores para que las construyan a un precio asequible. Calculamos que puedan aflorar entre 4.000 y 5.000 que serán entre 7.000 y 8.000 durante todo el periodo. Este aumento de la oferta en el mercado equilibrará la ecuación oferta-demanda y hará bajar los precios".

El Programa 1 " es el de las ayudas al alquiler. Con el pago del 40% de la renta a las familias, que llega el 50% para jóvenes de hasta 35 años y mayores de 65".

Y el 13 busca "movilizar al mercado privado dándole seguridad a los propietarios con viviendas en desuso para que las pongan en el mercado a precios asequibles, entre 350 y 400 euros mensuales a través de la garantía del pago de la renta o un seguro. Y con subvenciones a la rehabilitación de entre 1.000 y 1.500 euros".

Insistió en las bondades de la ficha financiera que detalló: "El presupuesto para esos 14 programas es de 169 millones de euros a lo que hay que añadir la parte del Plan Estatal que le corresponde a Canarias, otros 76,4. En total, 246,2 millones. Una inyección para revitalizar sectores económicos, como la construcción, generar riqueza y crear puestos de trabajo".

De León concluyó: "Quiero hacer un reconocimiento a la consejera, Cristina Valido, porque pese a las críticas ha hecho un buen trabajo en estos dos años en el cargo aunque queda mucho por hacer. Hago un llamamiento a los políticos para que tengan altura de miras, nivel político y responsabilidad pública para llegar a un Pacto Canario por la Vivienda".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook