17 de mayo de 2019
17.05.2019
ULL

Un estudio universitario analiza la razón del habla

Hablar nos resulta fácil a la mayoría de nosotros. Pero ¿se sabe que para producir el habla una persona hace uso de un centenar de músculos diferentes?

17.05.2019 | 06:04

Hablar nos resulta fácil a la mayoría de nosotros. Pero ¿se sabe que para producir el habla una persona hace uso de un centenar de músculos diferentes? Para algunos individuos, como los que han tenido un derrame cerebral o tartamudean, por ejemplo, hablar resulta muy difícil. Lo es empezar, mantenerse en el ejercicio y a veces incluso dejar de hacerlo. Una investigación liderada por la Universidad de La Laguna analiza las razones profundas de este fenómeno y ha sido publicada en la revista de alto impacto Cerebral Cortex.

"Necesitamos entender cómo controla el cerebro los numerosos músculos del cuerpo involucrados con el habla", asegura Niels Janssen, investigador del Instituto de Tecnologías Biomédicas y del Instituto de Neurociencias, ambos de la ULL.

Por otro lado, en la Facultad de Economía de la ULL se desarrollan un conjunto de actividades centradas en los procesos de transformación digital en coincidencia con la celebración del Día de Internet que se conmemora hoy.

Hoy concluye la semana de actividades organizada por el Día de Internet

Esta misma semana tuvo lugar también la entrega de premios del V Concurso Crea y Recicla 2019. María González, con su campaña No hay PLANeta B, fue la ganadora provincial por su campaña para motivar a su red de seguidores en el fomento de la separación selectiva.

En este ámbito, y dentro del programa de la III Semana de Movilidad Sostenible, la ULL hizo por segundo año consecutivo un llamamiento para participar en la iniciativa global 30 Días en Bici (#30DEB). Movilizó en todo el mundo a 13.641 participantes que recorrieron 166.718 km. y evitaron emitir a la atmósfera 41.680 kg. de CO2.

Por último, la Universidad de La Laguna ha convocado la primera edición del premio a la creatividad audiovisual del centro académico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook