09 de mayo de 2019
09.05.2019

Las regiones 'copian' a Canarias al financiar el sistema flash de diabetes

El Ministerio obliga a las comunidades a seguir el modelo de las Islas y costear este método de monitorización para los diabéticos adultos tipo 1

09.05.2019 | 06:41
Sistema de monitorización de glucosa tipo flash.

Menos de una semana ha pasado desde que Canarias anunciara que, después de un año de implantación en menores, los sistemas flash de monitorización de glucosa también iban a estar financiados por el Servicio Canario de la Salud (SCS) para los adultos. Esto les costaría, según estimaciones de la propia Consejería de Sanidad, unos 16,8 millones de euros si se cubriera al total de la población diabética adulta tipo 1 de las Islas.

Ahora el Ministerio de Sanidad ha seguido el camino marcado por la comunidad autónoma y consensuó ayer, en Consejo Interterritorial de Salud -reunión a la que asisten todas las comunidades autónomas-, la introducción progresiva de este dispositivo en el Sistema Nacional de Salud (SNS). Esto significa, que todas las comunidades estarán obligadas a sufragar esta prestación de su propio bolsillo. Tal y como afirmó la Consejería de Sanidad a este periódico, cada uno de estos dispositivos costará a las arcas públicas canarias 1.250 euros.

En concreto, 13.500 adultos en Canarias con diabetes tipo 1 -53.723 en toda España- se podrán beneficiar de este sistema de monitorización que evita los pinchazos en los dedos así como las "complicaciones", como explicó Julián González, presidente de la Federación de Asociaciones de Diabetes de Canarias (FAdiCAN) y de la Asociación para la Diaabetes de Tenerife (ADT). Cabe destacar que Canarias es una de las comunidades con mayor porcentaje de adultos diabéticos de toda España -un 11% según la última Encuesta Nacional de Salud de España 2017-, aunque la mayoría de ellos se integra en el grupo de diabéticos tipo 2. También hay circunstancias en los que los diabéticos de tipo 2 podrán beneficiarse de estos sistemas de monitorización, como en aquellos casos en los que el paciente sea insulinodependiente o tenga una hipoglucemia inadvertida que requiera de un control más exhaustivo. No obstante, el sistema de monitorización no estará disponible para aquellas personas que no se comprometan con el cuidado de su enfermedad.

De hecho, la Consejería de Sanidad es clara a la hora de establecer las condiciones de uso de estos dispositivos: "los sistemas de monitorización de glucosa están contraindicados en pacientes incapaces de aprender a manejar este tipo de dispositivos, personas que no asuman la enfermedad, los que no siguen las visitas del plan terapéutico y personas con trastornos psiquiátricos graves o drogodependencias".

En una rueda de prensa posterior al Consejo de Salud, la ministra de Sanidad, Maria Luisa Carcedo, concretó que la prestación estará disponible para todos los pacientes del SNS antes del 31 de diciembre de 2020. Esta medida facilita "la equidad en el acceso" de los pacientes a esta prestación, como concluyó González, que afirmó que en algunas comunidades ni siquiera se había dispuesto para los niños de entre 4 y 18 años.

Canarias seguirá, no obstante, a la cabeza en la prestación de servicios sanitarios para personas con diabetes. Y es que, en el Archipiélago también se están financiando para adultos y niños los sistemas de monitorización continua. Se trata de un dispositivo más avanzad que el sistemas flash que no solo permite evitar los pinchazos recurrentes en los dedos, sino que también establece alarmas que advierten al paciente en tiempo real de posibles hipoglucemias o hiperglucemias. Este último, además, permite asociarse a la bomba de insulina, por lo que lo hace más cómodo para los pacientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España