09 de mayo de 2019
09.05.2019

Pino Caballero: "Este es el mejor momento personal y profesional para dar el paso por la institución"

Pino Caballero, catedrática de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial por la ULL

09.05.2019 | 07:42
La catedrá tica de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial y candidata a rectora de la ULL posó ante un bonito que en la Facultad de Ciencias homenaje a la mujer científica.

Pino Caballero, catedrática de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial por la ULL, es la primera de las tres candidatas a rectora de la institución académica de 227 años de historia en ser entrevistada por El Día con vistas a las elecciones del próximo 13 de mayo -con segunda vuelta el 28 si ninguna obtiene la mayoría absoluta, algo que parece poco probable-. Como las otras dos aspirantes, Caballero eligió el lugar para llevarla a cabo: su despacho en la Facultad de Ciencias (Física y Matemáticas) en el Campus Anchieta. Se muestra segura del paso dado, confía en su equipo que califica como "el mejor posible" y rechaza cualquier tipo de campaña sucia después de haber denunciado un acoso en las redes sociales y los ataques a su página web. Anuncia que recorrerá todas las facultades hasta el final de la campaña electoral.

¿Por qué se presenta Pino Caballero a las elecciones de rectora de la ULL?

Creo que este es mi mejor momento personal y profesionalmente. He completado más de veinte años de compromiso con la Universidad de La Laguna y recopilado experiencia tanto en docencia, como en gestión e investigación. También en internacionalización y transferencia de conocimientos. Creo que sé hacia donde debemos caminar y lo resumiría en dos palabras: experiencia y ganas.

¿Cuáles son las grandes líneas que definen su propuesta?

Hay dos ejes fundamentales para afrontar otros tantos problemas de fondo. Por un lado, el envejecimiento de la plantilla del Personal Docente e Investigador (PDI) y del Personal de Administración y Servicios (PAS). Somos la tercera universidad más envejecida de España. Esto supone una preocupación y hay que afrontar el relevo. Por otro lado, la burocratización que afecta a nuestras vidas y es que estamos prácticamente enterrados entre papeles. Tenemos que ir a la transformación digital y dotar al PAS de los recursos que necesita y merece. Como tercera línea resulta clave en mi opinión parar la caída del número de alumnos, revertir esa situación. Con varias medidas. Mejorando la oferta docente y la empleabilidad futura para tener estudiantes contentos que publiciten en positivo su universidad con lo que realmente funciona: el boca a oreja. Para reconducir estos tres problemas, lógicamente, hay que lograr una mejor financiación.

Defina su modelo de universidad para la ULL

Soy una defensora de los servicios públicos y, por lo tanto, insisto en que hay que buscar una mejor financiación pública que habrá que negociar con el Gobierno de Canarias. Y más apoyo institucional a la universidad pública. Asimismo, defiendo una institución independiente sin injerencias económicas o políticas de ningún tipo. No las aceptaré de ninguna manera ni explícita ni implícitamente. La inversión es muy importante porque tenemos algunas infraestructuras que están antiguas y obsoletas y otras que ni siquiera existen. Y son muy necesarias. Para solucionar eso hace falta dinero. En otro orden de cosas, la calidad de la enseñanza está directamente relacionada con la investigación y la investigación se hace en las universidades públicas. Como la Sanidad o la Educación, la universidad debe garantizar la igualdad de oportunidades para avanzar hacia una sociedad más justa.

¿Cuáles han sido los principales errores e incumplimientos, o aciertos si los hubiere del todavía rector, Antonio Martinón?

La campaña la quiero desarrollar en positivo, pero hay cosas que se pueden mejorar, es evidente. Si no lo creyera así, no me habría presentado. Creo que en este mandato se han podido mejorar las formas de tomar las decisiones. No tan de arriba a abajo y más de abajo a arriba. Aunque el rector Martinón también ha hecho muchas cosas bien.

Valore el equipo que le acompaña en este proceso.

Está formado por un grupo bastante variado de personas con distinta formación, edades y puntos de vista. Coordino hasta catorce grupos de personas a nivel profesional y en ese sentido creo tener experiencia suficiente en ello. Considero que hay algo que define a mi equipo: la motivación. Ninguno está en esto porque quiera ocupar un cargo y ninguno tiene relación con el equipo directivo actual. Son los mejores y basta con analizar en prensa su trayectoria, al igual que y la mía. Cada uno de ellos es la persona idónea para el puesto que va a ocupar: investigación, internacionalización, secretaría general, etcétera.

¿Qué cree que le diferencia de las otras dos candidatas?

Pues, en primer lugar, y es evidente, la trayectoria. En mi caso de prestigio y extensa como científica a nivel internacional. Basta comprobarla y las de todas en prensa y animo a ello a quien esté interesado. Y luego, por supuesto, los equipos. No sólo los vicerrectores que son los que más aparecen sino todos los que están detrás. Más diferencias: los niveles de independencia, las maneras de hacer las cosas y los medios económicos.

Defínalas: rivales, adversarias, enemigas, compañeras... ¿Hay buen rollito en la superficie pero guerra subterránea?

Pido una campaña limpia y sin agresiones. Yo no voy a agredir a nadie y espero que no me agredan. No quiero una campaña sucia ni que estemos de actualidad por algo que no tenga que ver con los programas, las ideas y las propuestas. Soy la única que conocía a las otras dos. Las calificaría como compañeras de esta aventura. Sólo por el hecho de que nos presentemos tres mujeres ya me siento satisfecha de haber logrado el éxito porque la ULL tendrá una rectora.

¿Confía en la limpieza del proceso pese a lo ocurrido con los mensajes de acoso en las redes sociales y los ataques a su página web?.

Creo que, pese a esas acciones que puedo intuir de donde vienen, la campaña está siendo limpia y hay un alto nivel de corrección y deportividad entre nosotras.

¿Qué ha palpado durante su recorrido por la Universidad de La Laguna y cual será su camino hasta el 13 de mayo, día de las elecciones?.

Mi compromiso es recorrer todas las facultades y estaré en todas antes de que acabe la campaña. Cada una es un mundo. En unas pasamos frío y en otras tenemos calor. En unas hay excesiva carga docente y en otras muy poca. Literalmente. Voy a intentar conseguir que todas las personas de los tres sectores -docentes, estudiantes y PAS- reciban una invitación personal mía para hablar. Diálogo y palpar lo que se quiere para luego trabajar por lograrlo. Está siendo una carrera dura, preveo que aún más en lo que resta y a veces de obstáculos.

Docencia, investigación, transferencia... Resuelva esa ecuación D+I+T.

Cada letra es un mundo. En docencia hay que mejorar los procesos de evolución continua como algo imprescindible. En investigación hay unos cuantos problemas como la burocracia y uno gravísimo, la financiación; o mejor dicho, su falta. Aunque rectificaron luego, cabe recordar que el Gobierno de Canarias recortó a la mitad, de 30 a 15, las becas de investigación por una supuesta falta de financiación y pese a ser la comunidad con más superávit. Hay cosas que llaman la atención y tienen que ver más con la voluntad política que con el dinero. Aparte de la tan manida fuga de cerebros, hay una pérdida de condiciones laborales del talento que se queda aquí y es maltratado cobrando los interinos una miseria. En cuanto a la transferencia hay que fomentar, entre otras cosas, la colaboración con las empresas a través de diferentes sistemas. Pero no solo hay transferencia tecnológica sino también de otro tipo: divulgación, proyección social y cultural... Toda es necesaria. En este campo hay mucho que trabajar y un enorme potencial.

¿Todo para el estudiante pero sin el estudiante?

No creo en la dinámica de la división entre sectores como tampoco en la de los Campus de Anchieta o Guajara. La ULL es una y la comunidad educativa, con matices, también. Yo sigo siendo estudiante y me definiría como la eterna estudiante. No acepto la separación como si fuéramos enemigos. Eso n es así La universidad debe tener un claro sentido social. Con residencias económicas, servicios, becas, etcétera. También tendré en cuenta si gano órganos específicos que ellos quieren potenciar o crear como el Consejo de Estudiantes o el Defensor del Estudiante. Creo que son foros muy positivos. En general, hay que acercar al estudiante e involucrarlo en la toma de decisiones, que participe, aunque sé que no es fácil.

El PAS, ese gran e imprescindible olvidado.

El PAS es fundamental para la universidad. Sin PAS no hay universidad. Hay que valorarlos más por la importancia que tiene. Y afrontar esa modificación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de la que tanto se habla. Pero siempre escuchando sus propuestas para solucionar sus propios problemas y haciendo las cosas con el máximo consenso posible. Estoy dispuesta a ello y a contar con la participación de los trabajadores. Eso es fundamental. Diálogo, e insisto, consenso.

¿Qué supone que sean tres mujeres candidatas con lo cual habrá una rectora tras Marisa Tejedor (1990-1995).

Para mí hay dos cuestiones a destacar. Por un lado damos una imagen a la sociedad muy potente. Damos un modelo para romper techos de cristal. Por otra parte, las mujeres hacemos las cosas de diferente manera, en general. Estamos acostumbrados al cuidado de personas como hijos y mayores o del medio ambiente. Eso nos da unas características especiales, distintas. Ni mejores ni peores.

Se ha repetido mucho estos días la necesidad de una apertura a la sociedad de la ULL y viceversa. ¿Hay endogamia en la Universidad?

La palabra endogamia me chirría siempre. Se suele criticar a la universidad para dar por supuesto que lo de fuera es mejor que lo de dentro. No lo creo por defecto. Los puestos de selección deben estar siempre dirigidos a escoger al mejor o a la mejor. Que entren los mejores a la ULL. Ahora el baremo de valoración no está bien y hay que cambiarlo para que la investigación cuente. Aparte de eso, creo que es fundamentad la relación con la sociedad canaria y la retroalimentación de esta con la ULL. Llevamos medidas en el programa para desarrollarlas en este sentido si ganamos.

En caso de llegarse a una segunda vuelta, ¿habrá pinza entre las que pierdan? ¿Cómo lo ve Pino Caballero a día de hoy?

Salgo a ganar, aunque es cierto que a priori todas las posibilidades caben. Puede pasar de todo e ir a una segunda vuelta. Yo tengo mis preferencias, claro, pero no las voy a hacer públicas. Reitero que desde mi proyecto salimos a ganar en la primera vuelta. A día de hoy no me planteo otra cosa. Luego ya se verá.

La ficha

Pino Caballero Gil (Las Palmas 1968) es una científica de gran prestigio nacional e internacional. Se licenció en matemáticas en la Universidad de La Laguna en 1990 y se doctoró en a ULL en 1995. Es catedrática en Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial desde 2015. Sus investigaciones se centran en la criptografía, el criptoanálisis, protocolos criptográficos, seguridad de las comunicaciones inalámbricas, generadores pseudoaleatorios, autenticación fuerte y aplicaciones móviles seguras. Desde 1998 coordina el grupo CryptULL de investigación en Criptología de la ULL. Ha participado en 47 proyectos nacionales e internacionales de investigación. Miembro fundadora de la Red de Excelencia Nacional de Investigación en Ciberseguridad. Miembro del Instituto Universitario de Desarrollo Regional y del Instituto Universitario de Estudios de las Mujeres. En 2017 recibió el Premio del Instituto Universitario de Estudios de las Mujeres de la Universidad de La Laguna (ULL). En 1998 recibió el Premio Día de Canarias para Jóvenes Investigadores y también ha recibido el Premio "Proyecto Empresarial" de la Fundación Fyde-CajaCanarias. Este mismo año 2019 la revista Más Mujer le concedió el Premio Más Mujer a la innovación.

Su equipo

Pino Caballero presentó a primeros del pasado mes de abril el equipo que la acompañará en esta candidatura. Está formado por Teodoro Roca, catedrático de Astrofísica en la ULL e investigador en el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC); Inmaculada Perdomo, directora del Instituto Universitario de Estudios de las Mujeres y vicedecana de la Facultad de Humanidades (Filosofía); Silvana Radescu, vicedecana de Física; Ernesto Suárez, profesor del Departamento de Psicología Cognitiva, Social y Organizacional de la Facultad de Ciencias de la Salud; Guadalberto Hernández, director académico del Máster en Biomedicina y del Doctorado en Ciencias de la Salud; Carmen D. Wehbe, profesora de Economía Aplicada; Dulce María González-Doreste, catedrática de Filología Francesa, y Felipe Monzón, subdirector del Máster Universitario de Energías Renovables de la ULL. "Si de algo estoy segura es de contar con el mejor equipo para llevar a cabo todos los cambios y mejoras que necesita la universidad, personas comprometidas y con conciencia de causa en todos los campos vinculados a la gestión, a la investigación y, lo más importante, los intereses de todos aquellos que conformamos la ULL. Mi experiencia sumada a la de mi equipo dará una respuesta firme y transversal a todas las sugerencias que hemos recibido y detectado", declaró Caballero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook