19 de abril de 2019
19.04.2019

Alianza para evitar que se repita un 'Notre Dame' en Canarias

Este martes, día 23, se reunirá la Comisión Mixta entre Iglesia y Gobierno, en la que el Ejecutivo regional solicitará a ambas Diócesis un informe detallado sobre el estado de sus bienes inmuebles.

20.04.2019 | 11:02
La Basilíca de la Virgen de Candelaria, uno de los edificios religiosos más emblemáticos de Canarias.

A raíz del trágico incendio de la catedral parisina de Notre Dame, el Gobierno de Canarias pretende aprovechar la coyuntura, aunque trágica, para repasar el estado de los templos en las Islas.

Precisamente, y con ocasión de la reunión de la Comisión Mixta entre Iglesia y Comunidad Autónoma, que se celebrará el próximo martes, día 23 de abril, el director general de Patrimonio, Miguel Ángel Clavijo, solicitará a las dos Diócesis canarias un informe sobre la situación de todos los bienes inmuebles, iglesias y catedrales, de la Comunidad Autónoma.

"Somos conscientes de que a partir de 2006, tras el incendio que asoló la sede del Obispado tinerfeño, hubo intervenciones en determinados inmuebles que manifestaban ciertas dificultades debido a la antigüedad de su sistema eléctrico", señala Clavijo.

Antes, el 22 de junio de 1996, el fuego había arrasado la iglesia de Los Remedios, en el municipio de Buenavista del Norte.

Desde entonces se ha ido andando camino, de forma que la actuación sobre las condiciones de los templos procura cierta paz. Así, y sobre las firmes columnas de la seguridad, el Gobierno estima necesario actualizar los datos y disponer de un documento, "lo más pronto posible", en la idea de conocer el actual estado de cosas y reaccionar ante cualquier contratiempo que pudiera surgir, "para que, en caso de que haya que intervenir, hacerlo con prontitud, y también, para realizar un riguroso mantenimiento de las instalaciones".

El origen de la mayoría de los incidentes relacionados con edificios religiosos tiene que ver con fallos de los sistemas eléctricos, en buena medida obsoletos.

Además, se debe tener presente que una buena parte de las iglesias canarias atesoran "colecciones muy importantes", subraya Clavijo, con piezas destacadas del patrimonio pictórico, escultórico o de orfebrería. Tanto es así que "un gran número de nuestros templos pueden considerarse pequeños museos de arte sacro", destaca.

Reconoce el director general que a lo largo de estos últimos años han sobrevenido "pequeños incidentes" en algunos edificios religiosos que, afortunadamente, no han llegado a alcanzar gran magnitud y se solucionaron rápidamente, "pero no debemos estar expuestos a ningún tipo de riesgo", advierte.

Una de las piezas más importantes del patrimonio cultural, sostiene Clavijo, "es la del mantenimiento", tarea que a su juicio precisa "utilizar el sentido común". Y al respecto recuerda cómo a lo largo de la presente legislatura, el Gobierno ha mantenido una estrecha colaboración con la Iglesia.

En cuanto a la red museística canaria, integrada por edificios que guardan y custodian considerables valores patrimoniales, el director general manifiesta que se manejan en unos parámetros de absoluta seguridad. "Nuestros museos, tanto los de la provincia de Las Palmas como los ubicados en la de Santa Cruz de Tenerife, que son los que suelen acoger las grandes colecciones, se encuentran en unas condiciones óptimas". Es más, "no existe ningún riesgo: los protocolos frente a casos de incendio o ante cualquier otra eventualidad están perfectamente establecidos y coordinados", afirma Clavijo.

Para el director general, el primer escalón de la defensa del patrimonio lo representan "los conservadores, que conocen perfectamente el estado de las colecciones, como bien mueble, así como el inmueble que las atesora".

En Canarias, la mayoría de los museos están integrados en la red regional y su estado de conservación y mantenimiento no precisa de ningún milagro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook