12 de abril de 2019
12.04.2019

Estos son los afrodisíacos que realmente funcionan (y los que no), según la ciencia

Clásicos como el chocolate o las ostras son mitos que no repercuten en el apetito sexual

12.04.2019 | 12:35
Ingredientes que ayudan a levantar el apetito sexual

Aproximadamente un 20% de los hombres adultos sufren disfunción eréctil y un 12% de las mujeres padece algún tipo de alteración sexual en algún momento de su vida, sobre todo, relacionado con el apetito sexual.

Es por ello que, históricamente, se buscan motivaciones que ayuden a mejorar las relaciones sexuales. Antiguamente se recurría a los dioses y, en la actualidad, además de medicamentos, es posible utilizar otro tipo de sustancias que ejercen como afrodisíacos (nombre que proviene de la diosa del amor Afrodita).

Hay que tener en cuenta que estas sustancias no actúan como 'milagro' y su eficacia siempre hay que 'cogerla con pinzas', pues sólo en determinadas ocasiones y circunstancias ha consegudio probarse que influyan de manera determinante.Además, en otros casos, precisamente los más conocidos, no dejan de ser auténticos mitos.

A continuación señalamos algunas sustancias que sí pueden repercutir en la excitación sexual y otras que no sirven de nada.

Los afrodisíacos que sí funcionan:

Maca

La maca es una planta beneficiosa para el impulso sexual. SHUTTERSTOCK

Se trata de una planta herbácea cuyas raíces influyen positivamente en el desempeño sexual de la mujer y contrarrestan la disfunción eréctil de los hombres. Se trata de una sustancia que no tiene efectos secundarios. Los pobladores antiguos de los Andes, de donde es originaria, ya la utilizaban.

Gingko

El gingko es un árbol cuyas hojas se han utilizado tradicionalmente en China para tratar tanto la depresión como el fortalecimiento de la función sexual. Al parecer, el extracto de su hoja aumenta la circulación, actuando de manera similar a la viagra.

Vitaminas

Las vitaminas no están demostrado que consigan aumentar la función sexual aunque, algún estudio, ha conseguido demostrar que la combinación de varias de ellas, sí tenía un efecto afrodisíaco. Fue, concretamente, al combinar vitaminas A, B, C, E, zinc, ginseng, ginkgo y hoja de Damiana.

Ginseng

El ginseng puede ayudar al apetito sexual. SHUTTERSTOCK

El ginseng, así como el azafrán y la yohimbina están entre los mejores estimuladores sexuales naturales. Su influencia actúa básicamente a nivel fisiológico y no cerebral, por lo que puede ayudar a una mejor erección y a cambios hormonales, relajando los músculos y aumentando el flujo sanguíneo.

Albahaca

Puedes ponerla en varios tipos de comida y te vendrá bien para practicar sexo, ya que aumenta la frecuencia cardíaca y mejorar el flujo sanguíneo. Además es conocida como la 'hierba de la felicidad' porque su consumo aumenta la serotonina, la 'hormona del bienestar'.

Los afrodisíacos que no funcionan:

Existen numerosos mitos sobre alimentos afrodisíacos que realmente no lo son. Entre los que más destacan están los siguientes:

Ostras

La ostra como afrodisíaco es un mito. EFE

A pesar de que Casanova las tomaba con ese fin, lo cierto es que este alimento tan caro no funciona, por lo que no merece la pena intentarlo. A pesar de que contiene zinc, aminoácidos y serotonina, las investigaciones no han conseguido hallar relación entre ningún molusco y el impulso sexual.

Canela

Se trata de otro alimento que ayuda a subir la temperatura corporal y, por ello, el apetito sexual, pero debería ser tomándolo en cantidades muy altas, por lo que espolvorear un poco sobre cuello o manos, o echar un poco en una copa de vino o vaso de leche no ayudará mucho.

Chocolate

El chocolate no actúa como afrodisíaco. BLOOMBERG

Otro de los alimentos considerados como estimulante es el chocolate. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. A pesar de que elevan el nivel de serotonina en el cerebro, ningún estudio ha conseguido demostrar la relación de este alimento con el desempeño sexual.

Así las cosas, estos últimos alimentos, al igual que otros como las fresas, la sandía o la miel, no tienen efectos en el apetito sexual, pero sí pueden ayudarnos a relajar los músculos o tener un efecto sugestivo debido a la creencia en el mito por lo que, si personalmente te funciona, nunca está de más consumirlo como placebo antes de tener una relación sexual.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook