10 de abril de 2019
10.04.2019
La City es centro económico mundial.

Vámonos de viaje

El Londres vetado a la reina Isabel

La City, cargada de historia y modernidad, es el único lugar de Gran Bretaña donde la monarca no puede campar a sus anchas

11.04.2019 | 09:12

Cualquiera que ponga sus pies en la City de Londres puede quedar desconcertado. Entre monumentos e historia, rascacielos se alzan imponentes con luces de neón y formas psicodélicas. Modernidad y tradición, potencia económica mundial y política medieval que se han convertido en uno de los reclamos de turistas y curiosos.

Tours por la ciudad

A través de empresas como Sandemans el visitante puede realizar tours gratuitos por la ciudad o a bajo precio. Conocer el Londres antiguo, el imprescindible, el alternativo o incluso la ruta del famoso asesino Jack 'El Destripador' es posible gracias a este tipo de actividades. También se pueden reservar a través de la aplicación de Civitatis.

La City, lo que es el Londres primitivo, el original, es el único lugar de toda Gran Bretaña donde la reina Isabel no puede campar a sus anchas. Es más, tiene que pedir permiso al alcalde para poder acceder. Aunque hay que remontarse unos siglos atrás para conocer y entender el porqué de esta imposición.

A través de varios 'free tour' que se realizan por la metrópoli, los visitantes pueden conocer cómo nace una de las ciudades más importantes de Europa. En el medievo, lo que hoy en día se denomina La City constituía la extensión total de Londres delimitada por un muro perimetral del que ahora quedan muy pocos resquicios -se puede ver parte junto al museo nacional-. Con independencia administrativa desde el año 886, hay que remontarse al reinado de Eduardo el Confesor, rey que no tenía descendencia, para conocer las razones por las que Isabel II, en la actualidad, no puede acudir a la City ni a tomarse una pinta de cerveza.

Este monarca le prometió el trono a su primo Guillermo I, de origen normando. La promesa fue rota por el rey en su lecho de muerte, poniendo en bandeja del conde inglés Haroldo Godwinson el reinado en 1066. Guillermo se enfureció y decidió marchar sobre Inglaterra, algo que le hizo ganarse el apodo de El Conquistador. A pesar de que el normando se hizo con todo el territorio, no fue capaz de entrar a la ciudad de Londres hasta que Edgar Atheling, un noble que había sido nombrado rey, se rindió a cambio de una serie de privilegios que aun se mantienen.

Monumento que limita la City de Westminster./ M.C.
La cúpula de la catedral de San Pablo./ M.C.
Todas las empresas de importancia tienen sede en la City./ M.C.
El barrio de los abogados 'Temple', antes de los templarios./ M.C
La iglesia de los templarios./ M.C.
Fachada de la catedral de San Pablo./ M.C
La City está llena de vida en horario de oficina y solo tiene 9.000 habitantes./ M.C
«
»

Con alcalde propio, policía, distintos impuestos, servicios públicos y normativas, una de las leyes más llamativas es que el rey o reina y su familia no pueden acceder libremente a la zona, sino que tienen que pedir permiso al Mayor para acudir, y este tiene que preceder a la regente portando un cetro. A través de un monumento ubicado en Strand Street, junto al barrio de los templarios, se delimita el burgo de Westminster con la City.

John Smith

Dentro de la propia City se pueden visitar muchos lugares míticos de Londres. Empezando por el barrio de los abogados, 'Temple', donde se encuentra la famosa iglesia de los caballeros templarios que Dan Brown puso en el candelero gracias a su 'best seller' 'El Código Da Vinci' y siguiendo por La Torre de Londres junto al Tower Bridge.

La City ocupa 2,6 km cuadrados. Es el distrito financiero más importante del mundo, donde diariamente se compran y venden productos financieros por valor de dos billones de dólares. La población residencial no supera los 9.000 habitantes, pero el número de personas que trabajan en ella es de alrededor de 320.000.

Por el camino entre ambos lugares, podemos encontrarnos con el 'Guildhall', el punto desde donde se gobierna la City desde el siglo XII -los alcaldes elegidos, siempre cada año, pertenecen a juntas directivas de empresas y no a partidos políticos-; 'Monument', el rascacielos de 311 pisos desde donde se puede disfrutar de las mejores vistas del distrito financiero y que se encuentra junto a la enorme columna monumental que se erigió en memoria de los fallecidos por el famoso incendio de 1666; el 'Leadenhall Market', uno de tantos mercados ingleses donde disfrutar de comida y bebida, y por supuesto, la catedral de San Pablo, la segunda más grande del mundo y donde, contra todo pronóstico, contrajeron nupcias Carlos y Lady Di -la familia real debe casarse en la Abadía de Westminster por la famosa imposición del tratado-.

Información útil

Torre de Londres

Se puede visitar todos los días. El precio es de 30,60 euros para adultos, los niños de 5 a 15 años, 14,50 euros; estudiantes y seniors +60, 23,80 euros. (09.00-17.30 horas).

Recomendación: Acudir a primera hora, ya que suele haber mucha gente y es una visita bastante larga.

Además, en la City también se pueden encontrar algunas curiosidades, como la escultura en honor a John Smith, famoso gracias a la factoría Disney por haber sido pareja de Pocahontas -la joven acabó casándose con otro inglés-, o la iglesia de St. Bride's, cuya torre inspiró a un pastelero para realizar la tarta nupcial de su hija, algo que ha llegado hasta nuestros días.

Todo un compendio de historia y rascacielos al más puro estilo 'Desafío total' que se pueden culminar con una ruta por los lugares donde 'Jack el Destripador' acabó con sus víctimas y que suele comenzar en la famosa Torre de Londres, que sirvió las veces de casa de fieras y de cárcel, y junto a la que se llevaron a cabo famosas ejecuciones, como la de William Wallace.


En la siguiente publicación:

'Juego de Tronos': La ruta de los dragones