Sociedad

Un compromiso más complejo

La insularidad, una dificultad añadida para que Canarias acometa la transición energética hacia las renovables. Clavijo defiende el gas como el combustible temporal menos contaminante.
J. Rguez.
23/mar/19 6:36 AM
Edición impresa
Un compromiso más complejo

J. Rguez.

E l cambio climático y su impronta en el Archipiélago copó el diálogo ciudadano protagonizado por Fernando Clavijo, presidente del Gobierno de Canarias, y Miguel Arias Cañete, comisionario europeo de Acción por el Clima y la Energía, celebrado ayer en la sede de Presidencia regional en la capital tinerfeña.

La transición energética desde los combustibles fósiles hacia las energías renovables, imprescindible para frenar el innegable cambio climático "exige", según ambos representantes públicos, de una implicación de "todos los países", que sea "justa" y que "no deje a ningún territorio atrás".

La estrategia de "descarbonización" mundial, liderada por la Unión Europea -UE-, "tiene mucha más dificultad en los territorios insulares", señaló Arias Cañete. Esto sucede debido a la carencia de "sistemas de racionamiento de energía" y a la ausencia de "interconexiones", dada la naturaleza insular. "Canarias tiene una dependencia de combustibles fósiles de casi el 95%".

Clavijo compartió la aseveración acerca de las dificultades "para poder acumular energía", aunque cree que las regiones ultraperiféricas (RUP), como es el caso de Canarias, son "una oportunidad para poder experimentar" con las renovables. "Tenemos el ejemplo de El Hierro", agregó.

Derivado del foro de la Iniciativa Energía Limpia para las Islas de la UE, celebrado el pasado mes de noviembre en Lanzarote, La Palma acogerá "una experiencia piloto de cómo podemos impulsar la transición energética", manifestó el comisionario. "Fotovoltáicas o eólicas, las Islas tienen enormes condiciones para el desarrollo de las renovables, siempre que resolvamos el tema del almacenamiento", afirmó.

El presidente regional introdujo en el debate la controversia acerca del gas como combustible. "Todos tenemos claro que no -es el futuro-, pero hasta que lleguemos a tener la tecnología suficiente poder acumular la energía renovable, tenemos que ir transitando por las energías que sean las menos contaminantes posibles".

Las previsiones de la Comisión Europea estiman que las emisiones de CO2 serán de un "45% menos en 2030 -con respecto a 1990-", algo mejores de lo acordado en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2015 -acontecida en París-, y de un "60% en 2015", aseguró Arias Cañete. "La ciencia nos dice que no es suficiente. Tendríamos que tener cero emisiones" para mitad de siglo.

Precisamente, ayer los líderes de la Unión Europea evitaron establecer 2050 como plazo límite para eliminar las emisiones de dióxido de carbono. "Hay que hace política a largo plazo y no pensando en la próximas elecciones", se mostró crítico el comisionario. Con todo, también señala a otros. "Solo somos responsables del 9% de las emisiones globales. China -máximo contaminante, aunque el que más invierte en renovables- se mueve, India es un problema y África es una incógnita", indicó.

Más ambicioso se mostró Clavijo acerca de las previsiones para el Archipiélago. "Nos proponemos que en 2025 contemos con el 45% de energías renovables". Mientras, para el presente año espera "superar el 20%, si todo sale bien", declaró un presidente que ensalzó el compromiso de más de "600 empresarios" con iniciativas limpias en relación a proyectos planteados en "los últimos años".

Arias Cañete reveló que tanto España como la media de la Unión Europea se están moviendo en un "17,5%" de renovables, algo por debajo del "objetivo del 20%. Hay muchos países que no van a cumplir su objetivo, como Francia u Holanda".

El representante continental aboga por "eliminar las subvenciones a los combustibles fósiles". La factura actual de la importación de estos en la Unión Europea es de "266 mil millones de euros. Al año, la UE da 55 mil millones de subvenciones a los combustibles fósiles", precisó.

Aunque existen mecanismos para cumplir el protocolo, como comprar derechos de emisiones a terceros países, Arias Cañete alerta de que "es más barato reducir" estas, "que pagar -sanciones- por dejar el grifo abierto".

El 'brexit', una triple amenaza para las Canarias

A la espera de que el brexit sea efectivo -12 de abril, si no hay acuerdo de Westminster con la Unión Europea; o el 22 de mayo, si lo hay-, y en medio de manifestaciones para su revocación, Fernando Clavijo tomó el proceder como un "sinsentido para todos". El presidente teme tres aspectos esenciales en cuanto a las relaciones del Reino Unido con Canarias. El primero, la devaluación de la libra: "Nos visitan unos cinco millones de turistas británicos cada año y puede suponer una merma de nuestra competitividad". En segunda instancia, la política agraria común: "Las compensaciones de todas las exportaciones van a verse muy afectadas. Estamos tratando de habilitar un espacio para mantenerlas". Finalmente, el tráfico aéreo: "en un momento dado, quizás distintas compañías no puedan operar la conectividad de Canarias", argumentó.

Europa "no" ha fracasado en la crisis migratoria

Miguel Arias Cañete fue tajante al ser cuestionado por el fracaso continental en el fenómeno migratorio de los últimos años. "No. En el 2015 llegaron a la UE 1.500.000 de inmigrantes, más cinco en lo alrededores. No es fácil de gestionar. Europa mostró solidaridad. Todas las personas recibieron el tratamiento adecuado. Las instituciones han funcionado, pero debemos avanzar. Se han dispuesto operaciones de rescate en el mar que han salvado a más de 700.000 personas.

Fernando Clavijo

presidente del gobierno de canarias

Miguel Arias Cañete

comisario de Acción por el Clima y Energía