Sociedad

La Primavera trae las alergias

La estación de las flores comienza hoy a las 21:58 horas y se alargará hasta el próximo 21 de junio (92 días y 18 horas). El 20 por ciento de la población del Archipiélago está afectada por alguna anomalía vinculada con el polen.
D.N.
20/mar/19 6:28 AM
Edición impresa
La Primavera trae las alergias

D.N.

H oy arranca la primavera. Oficialmente, el periodo del año donde las flores brotan a discreción -el ciclo más propicio para las alergias- comienza a las 21:58 horas. Según los cálculos del Observatorio Astronómico Nacional (OAN), órgano dependiente del Instituto Geográfico Nacional (IGN), la segunda estación del calendario durará 92 días y 18 horas. El "equinoccio de primavera", instante en el que el centro del Sol -observado desde la Tierra- atraviesa el ecuador celeste en su trayectoria en dirección norte provocando que la duración del día y la noche coincidan, marca la puesta de largo de una etapa en la que la longitud del día se alarga más rápidamente.

La OAN informó ayer que en esta primavera no se va a dar ningún eclipse de Sol o Luna. La primera luna llena está prevista para el 21 de marzo, mientras que las siguientes se darán 29 o 30 días después: el 19 de abril, el 18 de mayo y el 17 de junio. Los planetas más visibles durante el amanecer van a ser Júpiter, Saturno y Venus. Marte, en cambio, será el que mejor se aprecie durante el anochecer. En cuanto a la lluvia de meteoros, el 22 de abril se podrá divisar un fenómeno conocido como las Líridas y la de las Eta-acuáridas, el próximo 6 de mayo. Para el 31 de marzo está previsto que el reloj se adelante en las Islas de la una de la madrugada a las dos. En principio, ese iba a ser el último cambio autorizado por la Unión Europea, aunque el Parlamento ya ha pedido retrasar la puesta en marcha de esta medida hasta 2021.

Pero la primavera no solo la sangre altera. También es culpable de que más de ocho millones de españoles sufran las consecuencias de lo que los expertos conocen como polinosis. En las Islas se estima que el 20 por ciento de la población tiene alguna anomalía asociada con la alergia al polen.

Ojos llorosos, goteos nasales y picores de gargantas. Esos son los síntomas más evidentes de la astenia. Las partículas que emiten las plantas masculinas para fecundar a las femeninas -durante el proceso de la polinización- son las principales responsables de la cadena de estornudos que se acentúan en los periodos en los que hay ausencia de lluvias: en España hay más de doce mil especies que favorecen la aparición de las alergias.

La inmunoterapia (vacuna) o los antihistamínicos (Cetrizina, Deslorsatadina, Ebastina, Levocetrizina o Loratadina) son los remedios más eficaces para combatir los brotes agudos que se dan en esta época del año: un informe del servicio de Alergología del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria indica que el 80% de los pacientes diagnosticados con una alergia es a los ácaros y no al polen. El primer consejo que dan los expertos tiene que ver con la toma de unas medidas proactivas con el objetivo de evitar picos elevados en los meses de mayo y junio, que son los periodos en los que se incrementan las consultas.

Además de los consejos que se describen en la tabla de la izquierda, se recomienda limpiar con cierta frecuencia la vivienda para tratar de evitar la acumulación de polvo y, sobre todo, no usar los humificadores. En unas horas caerá el invierto, y con él las gripes y los resfriados, para adentrarnos en la primeravera y las alergías; un trimestre que acabará dando el testigo al verano y a las molestas insolaciones.

MEDIDAS PARA COMbatir la alergia

Mantener cerradas las puertas y las ventanas para evitar que entre el polen.

Evitar salir a la calle entre las cinco y las diez de la mañana y las siete y las diez de la noche, que son las horas puntas en las que se dan las mayores concetraciones de polinización.

Tener las ventanillas del coche cerradas cuando realice algún tipo de desplazamiento.

Permanecer en casa aquellas jornadas en las que el recuento de pólenes sea elevado, especialmente, los días de viento.

No tender la ropa en el exterior para impedir que se impregne de polen

Usar gafas de sol y mascarilla en el caso de que tenga que estar en espacios públicos durante mucho tiempo.

No entrar en contacto con plantas, flores o cortar el césped.

Informarse de los recuentos de polen a través de www.polenes.com.