Sociedad
ASESINATO DE DOS NIÑOS EN GODELLA

Detenido el padre de los menores hallados semienterrados el jueves El aviso de un familiar activó el dispositivo

A pesar de que están arrestados, ninguno de los progenitores ha confesado la autoría de las muertes y hoy está previsto que ambas personas pasen a disposición judicial.
Agencias, Valencia
16/mar/19 6:31 AM
Edición impresa
Imagen de parte del inmueble ocupado por la familia protagonista del trágico suceso en el que murieron dos niños./ efe
Imagen de parte del inmueble ocupado por la familia protagonista del trágico suceso en el que murieron dos niños./ efe

Agencias, Valencia

El padre de los dos niños desaparecidos en Godella (Valencia) que fueron encontrados sin vida en la tarde del pasado jueves fue también detenido. La madre ya había sido arrestada anteayer tras revelar a los agentes el lugar donde se encontraban los cadáveres.

Según confirmaron a Europa Press fuentes de la investigación, el hombre, que durante la jornada del jueves permanecía investigado, desde ayer tiene la condición de detenido. Previsiblemente, ambos progenitores pasarán a disposición judicial en la mañana de hoy.

Los cuerpos de los menores, un niño de tres años y medio y una menor de cinco meses, fueron encontrados en la tarde del jueves enterrados de forma separada muy cerca de la casa donde vivían con sus padres en dos espacios distintos, uno a unos 75 metros y el otro a aproximadamente 150 metros. La madre quedó apresada desde el momento del hallazgo de los cuerpos, aunque ni ella ni el padre han confesado la autoría de los hechos.

Los menores fueron vistos por última vez el miércoles por una amiga de la familia que les llevó comida.

El operativo de búsqueda se inició al recibir en la mañana del jueves al menos dos llamadas que alertaban de que se habían oído gritos en la casa que "okupaba" esta pareja en el término municipal de Godella, próximo a Rocafort.

Miembros de la Guardia Civil y la Policía Local comprobaron que el padre estaba en la casa, pero no la madre.

Algunos testimonios indicaban que había salido corriendo desnuda, hasta que fue encontrada a mediodía del jueves escondida en un bidón, con arañazos "propios de haber corrido, sin más". Además, ante las preguntas sobre los menores, las respuestas del padre habrían sido "incoherentes".

La madre, sospechosa de este crimen, fue trasladada a un centro hospitalario para que se determine, por parte de especialistas, si está en condiciones mentales de prestar declaración, según informaron a Efe fuentes de la investigación.

No obstante, en un futuro y en caso de que se solicite por la autoridad judicial, pueda ser sometida a nuevas pruebas, por parte de médicos forenses, con el fin de valorar su imputabilidad.

Los resultados de la autopsia que se practique a los menores determinará el motivo de su fallecimiento que, por el momento, no ha sido concretado por la Guardia Civil, que lleva las investigaciones. Las localidades de Rocafort y Godella vivieron ayer la primera de las tres jornadas de luto por la tragedia. Durante la mañana de ayer, la Policía Científica continuó con sus pesquisas en la zona, especialmente en el interior de la casa abandonada, que la familia ocupaba de forma ilegal. En una fachada de ese inmueble se puede leer la frase "Vais a moror todis" (sic) pintada sobre un gran boquete.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Paterna (Valencia), en funciones de guardia, asumió la investigación por la muerte de los dos menores y decretó el secreto de las actuaciones. La causa queda abierta por dos delitos de homicidio, según informó el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV). El juez autorizó el jueves el levantamiento de los cadáveres y su posterior traslado a dependencias del Instituto de Medicina Legal para la práctica de las correspondientes autopsias. El magistrado ha incoado un sumario por dos delitos de homicidio, sin perjuicio de posterior calificación, mientras la Guardia Civil sigue practicando diligencias de investigación. Dos patrullas de la Policía Local de Godella y de Rocafort estuvieron el pasado lunes, a raíz de la llamada de un familiar, en la casa de los niños ahora fallecidos, y comprobaron que los progenitores y los menores estaban "en buenas condiciones". Así lo explicó el Ayuntamiento de Godella en un comunicado, en el que precisa que en febrero de 2016 los Servicios Sociales intervinieron por un conflicto de convivencia vecinal a petición del Juzgado número 2 de Paterna, que ese mismo año se archivó tras constatar que habían abandonado el municipio. Además, el miércoles el Teléfono del Menor contactó con los Servicios Sociales de Godella a raíz de una información facilitada por familiares, y se estableció una coordinación con el centro escolar San Sebastián de Rocafort, donde asistía el hijo mayor, el centro de salud y la Policía Local de Godella. Según indican, el jueves agentes municipales recibieron una llamada de la Policía Local de Rocafort informando sobre una emergencia recibida a través del 1-1-2 que se estaba produciendo en la cercanía de la vivienda ocupada por esta familia, y se personaron allí para colaborar con el dispositivo. Según el consistorio, en el padrón municipal no hay constancia de que la familia protagonista del trágico suceso haya estado empadronada en Godella.

ASESINATO DE DOS NIÑOS EN GODELLA