Sociedad

La aventura de Aneira y Paula

Estas dos jóvenes amigas de La Orotava iniciaron un periplo por ocho países del Sureste Asiático que comenzó en Sri Lanka y continuará desde el 17 de diciembre en Bali (Indonesia).
J.D.M.
29/nov/18 6:18 AM
Edición impresa
Aneira (i) y Paula durante su visita a la roca de Pirudangala, en Sri Lanka./Cedida

J.D.M.

Mochileras Canarias. Así se autodenominan en Instagram Aneira Machín Reid y Paula Escofet Delgado. Amigas -nacidas en La Orotava- y residentes en Barcelona. Hace unos días ambas, todavía en la veintena, iniciaron un particular periplo por ocho países del Sureste Asiático en Sri Lanka. De ahí darán el salto a Bali (Indonesia), otra isla, y ya en el continente a Vietnam, Laos, Camboya, Filipinas, Myanmar (Birmania) y Thailandia. Entre ocho meses y un año de viaje ¿Por qué han decidido estas jóvenes dejarlo todo atrás y lanzarse a la aventura? No dejen de leer hasta el final para conocer esas claves.

Estudiaron juntas en el IES Villalba Hervás de la Villa y en Barcelona acabaron sus carreras respectivas. Aneira, Fisioterapia, y Paula, Enfermería. La primera tuvo la idea inicial de salir a ver el mundo, que desveló a su compañera a mitad de la época universitaria, y esta no solo la apoyó sino que se implicó por completo.

Aneira explica el origen de su nombre, que significa "nieve": "Me preguntan mucho si es canario, pero viene de la tradición celta. A mi madre le gustó y me lo puso".

Coinciden en que "la isla se nos quedó pequeña y teníamos ganas de conocer otros destinos, una realidad distinta, nuevas culturas y gentes". Hubo reticencias del entorno, recuerdan: "Que si estábamos locas, que si había mucho riesgo, que si dos chicas solas por ahí...". Ellas creen que "hay mucho desconocimiento. Hemos viajado por Europa y puede ocurrir algo malo en cualquier sitio, incluidos barrios de Canarias. Pero vamos a movernos en Asia por lugares de cultura milenaria, muy humildes y con muy buena gente, en general, que comparte lo que tiene".

Resumen: "Queríamos ver qué hay fuera. Primero terminar la carrera y luego el viaje. Entre las dos decidimos a dónde y Asia nos pareció un buen destino. Un sueño y una fantasía hechos realidad". En la reacción de sus familias, insisten en que "ha habido de todo". En el caso de Paula "dejé un trabajo fijo de enfermera que tenía hace poco y mi madre dice que estoy loca. Mi padre me apoya en todo y lo ve como una experiencia única". Aneira tercia: "Que tenga cuidado, pero que haga realidad mi sueño. Ellos tienen más miedo que yo".

Valoran que "ahora nuestra mochila es nuestra casa portátil. Somos caracoles y llevamos de todo. Nos vacunamos aunque no era imprescindible y nuestras profesiones ayudan. Mucho repelente de mosquito contra la malaria o el dengue. Poca ropa y cómoda, un par de libros... Nos desharemos de casi todo en el camino y tendremos otras cosas en las mochilas".

Reconocían antes de iniciar el viaje en el aeropuerto que "siempre hay algo de inquietud, sobre todo por la noche y ante lo desconocido porque no sabemos nada a priori. Pero no queremos pensar mucho en eso. Vamos sin esperar nada en concreto. Ya se verá. Queremos aprender y que todo nos sorprenda. Tampoco hay excesivos nervios . Si no se piensa en ello no hay temor. Eso sí, estamos en el aeropuerto ya y no acabamos de creérnoslo".

Un m ensaje de las dos para concluir: "Nos gustaría decirle a la gente que hagan realidad su idea, que no se rindan y luchen por ella si sale desde el corazón porque el cementerio esta lleno de soñadores".

Parada en Londres y...

"Primera parada: Londres ¡Sri Lanka allá vamos!", Fue el escueto mensaje en su primer post de nuestras chicas. Ya el segundo resultó algo más explícito: "Día 2: necesitamos una manera barata de viajar. Nuestro pequeño amigo local nos ayudará". En la imagen, que ya corresponde a Sri Lanka, se les ve haciendo autostop con un simpático perrito "local". La tercera y de momento última publicación es la siguiente: "Sri Lanka. Nuestro maravilloso amigo y conductor del tuktuk (típico triciclo motorizado) nos ha acercado hoy a la roca de Pirudangala". Situada en pleno golfo de Bengala, Sri Lanka fue conocida como "Lanka", "Lankadvipa", "Simoundou", "Taprobane", "Serendib" y "Selan", llegando a ser popularmente la "isla de los mil nombres". Durante su colonización -británica-, tomó la denominación de "Ceilán", que se siguió utilizando luego. Su particular forma y su cercanía a la India la convirtieron en "La lágrima de la India". La roca Pidurangala es de origen volcánico, está al norte del yacimiento arqueológico de Sigiriya (centro de la isla) y un punto turístico relacionado con la religión budista, mayoritaria (69% de la población).