Canarias registró un total de cuatro fallecidos por ahogamiento en agosto, lo que eleva la cifra en lo que va de año a 47, según el Informe Nacional de Ahogamientos elaborado por la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo.

En el conjunto del país hubo 57 fallecidos en ese mes, lo que supone un total de 321 durante los primeros ocho meses del año. De acuerdo con el informe, la mayor parte se registraron durante los meses de verano y agosto se ha convertido, con una media de 1,8 fallecimientos por día, en el mes más trágico después de junio y julio en los que fallecieron 55 personas por mes.

Respecto a los lugares más comunes donde se producen, el 53% de los ahogamientos se produjeron en playas; el 18,4% en ríos; el 7,2% en piscinas, y el resto en otros espacios como canales, puertos, pantanos, pozas y torrentes.

El análisis también ha revelado que la mayoría de los casos (86%) suceden cuando no hay vigilancia por parte de un profesional y solamente el 14% de los incidentes tuvieron lugar en espacios con socorrista.

Además, el 61% de los sucesos ocurrieron en las horas centrales del día, entre las 12.00 y las 20.00, y casi en nueve de cada diez ocasiones no había servicio de vigilancia del espacio acuático donde ocurrió el óbito.

Por otro parte, los hombres ocuparon la primera posición en ahogamientos, situándose en un 81% de las muertes frente a las mujeres que ocupan un 19%.

La edad más frecuente con la que ocurren estos casos es a partir de los 65 años, aunque también existe un porcentaje destacable de ahogamientos en las edades más tempranas, es decir, entre adolescentes y jóvenes.