28 de agosto de 2019
28.08.2019

Tenerife Shipyards consigue el tercer proyecto de Seadrill en 3 meses

Se trata del tercer proyecto que la multinacional adjudica al Grupo Hidramar durante los últimos tres meses, con un coste de más de 1.500.000 de euros.

28.08.2019 | 13:30
Tenerife Shipyards consigue el tercer proyecto de Seadrill en tres meses

Tenerife Shipyards será la empresa encargada de la realización de las tareas de reparación de la plataforma petrolífera West Bollsta, propiedad de la empresa internacional Seadrill que confía en el Grupo Hidramar por tercera vez en los tres últimos meses para realizar la reparación de sus buques y plataformas.

Este proyecto, cuyo coste inicial supera el millón de euros, se centrará en la realización de tareas como la instalación de las defensas de la plataforma, la retirada de paneles de la torre de perforación con técnicos IRATA que se descolgarán, así como varios trabajos de mejora de la acomodación de la tripulación. No obstante, entre los trabajos ofertados destaca el cerramiento y reforzado de los mamparos de las zonas de acomodación.

Asimismo, para hacer más sencillo el acceso tanto de personal como de materiales a la plataforma Tenerife Shipyards ha construido una torre de acceso que simplificará los trabajos y permitirá aprovechar mejor la gestión de tiempo del proyecto.

Jonathan Rodríguez, superintendente del proyecto celebra que "Seadrill haya decidido venir una vez más a Tenerife. El último trabajo que realizamos con ellos fue en el buque West Polaris y el cliente quedó tan contento que ha decidido volver a trabajar con nosotros una vez más. La sintonía entre Tenerife Shipyards y Seadrill es espectacularmente buena".

El proyecto, según las estimaciones realizadas, dará comienzo el 11 de septiembre y finalizará antes de Navidad, dado el amplio listado de trabajos a realizar en la plataforma y la complejidad de los mismos.
Confianza en el Grupo Hidramar

Este es el décimo proyecto que Seadrill adjudica al Grupo Hidramar, y el tercero durante los últimos tres meses. Con ello, queda patente la confianza de la empresa internacional en ambas sedes del Grupo Hidramar, tanto Tenerife como Las Palmas, y en su metodología de trabajo, que prioriza siempre la seguridad laboral y el ofrecimiento de la máxima calidad en todos los proyectos que realiza.

Davinia Suárez, representante del comité de trabajadores de Tenerife Shipyards, considera "muy positivo que Seadrill confíe en nosotros, ya que encaja perfectamente con los objetivos de la empresa: atraer riqueza internacional a Canarias para poder reinvertir ese dinero en la isla, creando nuevos puestos de empleo y diversificando la economía".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook