Santa Cruz de Tenerife

El TC rechaza el recurso de Hayek para intentar evitar la cárcel

Después de solicitar una aclaración de la sentencia del Supremo, el abogado ha vuelto a interponer otra apelación ante el Constitucional.
N.R., S/C de Tenerife
20/mar/19 6:28 AM
Edición impresa
Mauricio Hayek en su despacho cuando estaba comenzando el caso Las Teresitas./El Día

N.R., S/C de Tenerife

El Tribunal Constitucional (TC) ha rechazado el primer recurso de amparo presentado por el abogado de la Junta de Compensación de Las Teresitas, Mauricio Hayek.

El letrado, en la actualidad, cumple tres años y medio en la cárcel de Santa Cruz de La Palma por ser considerado responsable de un delito continuado de apropiación indebida. El TC ha resuelto que el recurso adolece de "especial trascendencia constitucional".

Sin embargo, poco después de que ver cómo se inadmitía esta primera apelación su representación legal interpuso otra, esta vez en contra de la aclaración de la sentencia que había sido requerida al Tribunal Supremo (TS) y que ahora está pendiente de resolución. No obstante, la presentación de este recurso no paraliza la permanencia en prisión de Hayek, al igual que en su momento tampoco supuso que no pudiera entrar en la cárcel.

En todo caso, si se diera la circunstancia de que ahora sí se admite la pretensión del exasesor se procedería o bien a anular el fallo o se obligaría a revisarlo. En su momento, el abogado anunció que recurriría a todas las instancias que fuera necesario, incluido el Tribunal Europeo.

Fue en septiembre de 2018 cuando el TS ratificó la condena de la Audiencia Provincial de 2017 que imponía la pena de cárcel y la obligación de que abone cerca de dos millones de euros. Una cantidad que ya ha sido desbloqueada de sus cuentas con el fin de repartirla entre el centenar de antiguos propietarios de los terrenos de la playa. Todos ellos, o no recibieron dinero alguno de las sucesivas compras y ventas o percibieron menos de lo que valían sus propiedades.

La Fiscalía cifra en cinco millones la estafa que tuvo lugar en 1998 cuando la Junta vendió a la empresa Inversiones Las Teresitas (ILT) el total de las parcelas por 33 millones.