BARRIO A BARRIO | Anaga

Roque Negro contará con un local social de dos plantas que cuesta un millón de euros

El proyecto, de Antonio Arbelo, sortea la inclinación del terreno, uno de los retos

La parcela tiene una superficie de 200 metros cuadrados

Se instalarán placas solares

Parcela donde está previsto el local social de Roque Negro.

Parcela donde está previsto el local social de Roque Negro. / María Pisaca

Humberto Gonar

Humberto Gonar

El caserío de Roque Negro, en el corazón del distrito Anaga, contará con un local social, lo que viene a dar respuesta a una vieja demanda de los vecinos del lugar. El proyecto fue aprobado semanas atrás por la Junta de Gobierno delAyuntamiento de Santa Cruz, presidida por el alcalde José Manuel Bermúdez.

La planificación de este centro vecinal corresponde al arquitecto Antonio Arbelo Pimienta, quien desarrolla la propuesta sobre una parcela de 200 metros cuadrados. Según explica el proyecto, «el estudio resuelve la necesidad de tener un espacio para los vecinos de Roque Negro con una sala polivalente y aseos, donde realizar actividades. Además, mejora la plaza y el entorno de acceso al local social, ya que se encuentra en un entorno rural. El solar posee una inclinación en sentido descendente desde la plaza hacia la ladera suroeste y en el lindero oeste se encuentra una pequeña edificación destinada a consultorio médico.

La singular arquitectura ideada para este enclave de Roque Negro supondrá una inversión de un millón de euros para hacer realidad un local social con vocación de mirador, en una actuación que, de cumplirse los plazos, prevé que en quince meses esté finalizada la construcción desde el inicio de los trabajos y si no hay contratiempo.

Se prevé una superficie útil de 147,54 metros cuadrados para conciliar la funcionalidad del inmueble con las características del lugar donde se edificará, desarrollando la posibilidad de mirador que permitirá al vecino y visitante recrearse en la belleza del lugar y transformando la pendiente del terreno en un lugar desde donde parecer que se levita sobre las profundidades de Anaga.

Para dar amplitud y mejorar las vistas a ambos lados de la plaza actual de Roque Negro, se ha optado por retranquear la edificación con respecto la alineación oficial, y soterrar bajo la plaza la mayor parte del edificio. Busca potenciar las visuales desde la plaza hacia ambos lados del valle, aumentando la dimensión de ésta, al tiempo que logra dar mayor espacialidad a un entorno urbano sobre la cubierta del local social, logrando minimizar el impacto visual de la edificación en el entorno. 

Vista desde la parte baja de la parcela donde se levantará el local social de Roque Negro.

Vista desde la parte baja de la parcela donde se levantará el local social de Roque Negro. / El Día

El centro social, por plantas

El proyecto desarrolla un edificio de forma rectangular en su planta, y se desarrolla en dos niveles, con la mayor parte de las áreas en el nivel inferior.

En el nivel superior de Local Social o planta alta se establece el acceso principal al edificio se realizará desde la Plaza de Roque Negro, en planta alta se accede al Hall y a un despacho, localizando la escalera que comunica con la planta baja. La superficie de esta zona es de casi 33 metros cuadrados.

Debajo, el nivel inferior de Local Social o también planta baja. Contiene una sala polivalente para juegos, charlas, reuniones, etc., con armario en el fondo para almacén y servicios tipo office. Además, en esta planta se resuelve dos aseos (uno adaptado ostomizado), cuarto de limpieza y de servicio. Desde la sala polivalente se puede salir a una terraza exterior, comunicada con la plaza a través de una escalera lateral, que también comunica con la planta baja del Consultorio local; además a través de un sistema de rampas y escaleras con zonas ajardinadas en el otro lateral de la edificación, permitiendo la accesibilidad universal a personas con movilidad reducida, según hace constar Antonio Arbelo Pimienta, el arquitecto que desarrolla el este centro social con vocación de mirador. 

En la cubierta inclinada de teja se proyectan placas fotovoltaicas, dotando al edificio de una mejora energética, en unas prestaciones que no son una excepción, ya que el proyecto incorpora el equipamiento necesario tanto en los exteriores, con alumbrado público, jardinería, mobiliario... así como en el local ideado para los residentes enRoque Negro. Ubicado en el interior del macizo de Anaga, este caserío tiene una superficie de 4,88 kilómetros cuadrados. Debe su nombre a la formación geológica de 741 metros que domina el paisaje. A 27,7 kilómetros del centro y con una altitud media de 600 metros. Linda con Afur, Casas de la Cumbre, Catalanes, Tahodio y Taborno, enclavado en el Parque Rural de Anaga reconocido en 1994.

Recreación de cómo quedará el centro social de Roque Negro.

Recreación de cómo quedará el centro social de Roque Negro. / El Día

Valoraciones políticas

El alcalde santacrucero, José Manuel Bermúdez, explica que «el centro social de Roque Negro es un compromiso que tenemos con las vecinas y vecinos desde hace años. Por fin, después de mucho tiempo, hemos conseguido redactar un proyecto técnico y llevarlo a su aprobación».

«La idea es que pueda comenzarse la licitación de la obra lo antes posible, saldando así una deuda con los residentes del caserío de Anaga que necesitan de ese centro para realizar actividades y reuniones. Un local que no solo prestará servicios a Roque Negro sino a toda la zona, por lo que estoy muy feliz de cumplir esta promesa que hicimos en su momento», sostiene el regidor local.

El concejal de Infraestructuras y Obras, Javier Rivero, asegura que este proyecto «contempla la adecuación de una sala polivalente, donde se podrán realizar las actividades por parte de la ciudadanía. Se trata de una iniciativa constructiva que, además, nos permitirá mejorar la plaza y el acceso al local social, ya que se encuentra en un entorno rural, lo cual se traducirá en un edificio integrado con el paisaje».

Para Gladis de León, del distrito Anaga, «este proyecto se cumple el compromiso con Roque Negro, además de que servirá como punto de encuentro para los residentes e, incluso, podría convertirse en punto de atracción para programar acciones con otros enclaves del macizo de Anaga».