Agotados en pocas hora los Bonos Consumo de Santa Cruz para la calle de La Rosa

La cuarta edición de esta iniciativa cuenta con la participación de más de 150 establecimientos

Calle de La Rosa, en Santa Cruz de Tenerife.

Calle de La Rosa, en Santa Cruz de Tenerife. / E. D.

Los 5.530 Bonos Consumo de Santa Cruz de Tenerife destinados a los establecimientos de la calle de La Rosa, que costaban 6,25 euros y tenían un valor de 25, se agotaron ayer a las pocas horas de que se pusieran a la venta. Por lo tanto, ya sólo se pueden adquirir los tiques de la tipología Comercio y Restauración, que tienen un coste de 15 euros y un valor de 25, aunque para algunos negocios también se han agotado. De éstos, se han sacado a la venta un total de 25.500 bonos.

Ayer arrancó la cuarta edición de los Bonos Consumo de Santa Cruz, promovida por el Ayuntamiento y por Fauca (Federación de Áreas Urbanas). Los tiques pueden adquirirse hasta el 15 de noviembre, o hasta que se agoten, a través de internet, en la web www.bonoconsumosantacruz.com. Éstos podrán canjearse en los más de 150 establecimientos del municipio chicharrero que ya se han adherido a la campaña, «número que puede seguir ampliándose».

Distritos

Los bonos de Restauración y Comercio, que se pueden gastar tanto en establecimientos comerciales como en restaurantes, bares y cafeterías de la ciudad, están sujetos a la restricción de distritos, es decir, únicamente se podrán utilizar en aquellos distritos para los que se hayan comprado. Y los descuentos para la calle de La Rosa, en la que se están ejecutando obras de mejora, sólo se podrán utilizar en los negocios ubicados en dicha vía y en los alrededores.

Cada consumidor sólo podrá adquirir un máximo de cuatro bonos por tipología. Eso sí, y según aclara la Sociedad de Desarrollo del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, estos descuentos no se podrán utilizar de manera conjunta para una misma consumición o compra.

A la hora de canjear los Bonos Consumo en los diferentes establecimientos de la capital chicharrera, los consumidores deberán mostrar su DNI, requisito que será obligatorio, según apunta el Consistorio capitalino. Cada vez que se realice una compra, el cliente recibirá un correo electrónico en su mail, informando del saldo disponible.