Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Servicios públicos | Limpieza

Primera sanción de 2.000 euros por tirar la basura fuera del contenedor en Santa Cruz

Servicios Públicos señala que seguirá cumpliendo con su advertencia de intentar poner fin a este comportamiento tras la entrada en vigor de la nueva Ordenanza de Limpieza

Basura fuera de los contenedores en una calle de Santa Cruz de Tenerife. Carsten W. Lauritsen

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha puesto la primera multa de 2.000 euros, a raíz de la entrada en vigor de la nueva Ordenanza de Limpieza, por tirar la basura fuera de los contenedores. Servicios Públicos está cumpliendo con su advertencia de intentar poner fin a este «comportamiento incívico» en las calles de Santa Cruz, tras detectar que éste «se estaba convirtiendo en un problema».

El pasado 18 de enero entró en vigor la nueva normativa municipal para la recogida de residuos y limpieza de Santa Cruz, que sustituye a la aprobada en 2001 y que introduce nuevas prohibiciones, como fumar en las playas y zonas de baño de la capital, escupir en la calle, tirar pipas al suelo, sacudir ropa o similares desde las ventanas, y colocar octavillas en los vehículos. Asimismo, esta ordenanza incrementa las cuantías de las sanciones para las infracciones que ya existían, como orinar y defecar en la vía pública, que pasan de 90 a 750 euros, o depositar la basura fuera de los contenedores, que pasan de 150 a 2.000 euros.

Precisamente, con respecto a esta última infracción, tras entrar en vigor la nueva normativa, el concejal de Servicios Públicos, Carlos Tarife, del PP, anunció, a través de EL DÍA, «mano dura» contra el depósito de basura en la vía pública fuera de los contenedores, ya fuese por parte de los vecinos o empresas.

El concejal informó de que, incluso, se pondría en marcha un operativo para perseguir y vigilar este «comportamiento incívico», formado por agentes de la Policía Local chicharrera y por inspectores municipales, que sancionarían, según aseguró Tarife, «a todo aquel que cometiese tal infracción». Y es que, según apuntó Tarife, el Ayuntamiento había detectado que dicho comportamiento se estaba produciendo en numerosos puntos de la ciudad.

«Hemos puesto en marcha un operativo de vigilancia, formado por la Policía y por técnicos»

Carlos Tarife - Concejal de Servicios Públicos

decoration

El operativo anunciado para vigilarlo no solo ya está en marcha, sino que, además, resalta el concejal, ya «se ha incoado el primer expediente sancionador» por dicho motivo, en este caso, contra una vecina de la capital tinerfeña. Esta primera denuncia se tramita a raíz de un informe de la Policía Local chicharrera, después de que ésta sorprendiera, el pasado 10 de marzo, en la calle Miguel Hernández, situada en el Distrito Salud-La Salle, a una ciudadana dejando sus bolsas de basura fuera de los contenedores, tirándolas en la vía pública.

Servicios Públicos ha iniciado la tramitación del expediente sancionador contra esta vecina, en el que se indica que se ha incumplido el artículo 11 de la Ordenanza Municipal de Limpieza y Recogida de Residuos de Santa Cruz, publicada de manera íntegra en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) del 26 de diciembre de 2022. En dicho artículo se establece que «no está permitido abandonar residuos en cualquier espacio público, por fuera de los contenedores; en contenedores no habilitados para esa fracción de residuo, o en lugares diferentes a los especificados por el Ayuntamiento capitalino».

El incumplimiento de este artículo está tipificado como infracción grave en el artículo 50.1 de dicha normativa municipal. Las multas por infracciones graves oscilan entre los 2.001 y los 100.000 euros, que pueden llegar hasta los 600.000 euros en el caso de que se trate de residuos peligrosos o suelos contaminados.

En este caso en concreto, en el expediente sancionador se indica que, «de acuerdo con los criterios de graduación previstos, y dado que se trata de una conducta aislada, pues no consta que el presunto responsable haya sido sancionado previamente por hechos similares», se propone una primera propuesta de multa de 2.001 euros».

Rebajas

Una vez que se notifica la sanción correspondiente, el área de Servicios Públicos otorga un plazo de diez días para la presentación de alegaciones. Si la persona infractora reconoce su responsabilidad y renuncia a cualquier acción o recurso en vía administrativa contra la sanción pecuniaria, se le aplicará un porcentaje de reducción del 20% respecto a la cuantía total de 2.001 euros, por lo que la multa se quedaría en 1.600 euros.

Asimismo, el pago voluntario de la sanción, en cualquier momento anterior a la resolución, implicará la finalización del procedimiento y se aplicará una segunda reducción acumulable del 20%, por lo que la multa quedaría, finalmente, en 1.200 euros.

El concejal de Servicios Públicos recuerda que de los numerosos puntos de la ciudad en los que el Ayuntamiento ha detectado este «comportamiento incívico», en ocho zonas dicha infracción «se repite casi diariamente». Por esta razón, agrega, la vigilancia por parte del nuevo operativo se ha intensificado en dichos lugares o «puntos negros».

Éstos son la calle Juan Ramón Jiménez; el Camino La Ermita; la avenida Luis Celso García Guadalupe, en varios puntos de la misma; Valentín Sanz esquina calle Castillo; calle Víctor Monjuy; calle La Piconera, calle Anatolio Fuentes García y la calle Miguel Hernández. Precisamente, los hechos que se describen en este primer expediente sancionador ocurrieron en esta última vía de la ciudad.

Carlos Tarife declara que el depósito de basura en la vía pública fuera de los contenedores se está convirtiendo en un «auténtico problema» en la capital, por ello, «se sancionará a toda aquella persona o empresa que cometa esta infracción». El edil afirma que no solo se están dejando bolsas de basura, sino también enseres y escombros, como ocurre, por ejemplo, en la calle Anatolio Fuente García, en la avenida Luis Celso, en el Camino La Ermita y en la calle La Piconera.

«Ya lo advertimos en su momento, que seríamos contundente contra este comportamiento. No puede ser que las calles de Santa Cruz se lleven de basura por no depositarla en el interior de los contenedores o por no sacarla en los horarios establecidos. Con la nueva Ordenanza Municipal de Limpieza se ha incrementado la sanción y hemos puesto en marcha un operativo para intensificar la vigilancia», manifiesta.

Compartir el artículo

stats