Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Derriban el antiguo Cine Tenerife, situado en la avenida Islas Canarias

Tras 30 años proyectando películas comerciales, en 1891 se convirtió en el famoso Cinematógrafo Yaiza Borges

Demolición del antiguo Cine Tenerife, situado en la avenida Islas Canarias, en la capital. María Pisaca

Las palas han convertido en polvo, tierra y escombros un trocito de la historia de las salas de cine en Santa Cruz. Se ha demolido el antiguo Cine Tenerife, situado en la avenida Islas Canarias, para levantar en el solar que ha quedado vacío otra edificación, cuyo uso aún no se ha definido, aunque fuentes municipales señalan que podría tratarse de un nuevo centro sociosanitario.

El pequeño Cine Tenerife, en el que se proyectaban películas comerciales, abrió sus puertas en septiembre de 1951, pero en 1981, treinta años después, pasó a convertirse, bajo el nombre de Cinematógrafo Yaiza Borges, en un campo de experimentación del colectivo que llevaba el mismo nombre, un proyecto intelectual que logró sobrevivir hasta 1986.

El colectivo Yaiza Borges, fundado en 1978, estaba formado por miembros de la Asamblea de Cineastas Independientes Canarios (ACIC), que en 1979 pasó a convertirse en cooperativa profesional. El objetivo principal del colectivo era potenciar el cine en Canarias a través de la producción, realización y exhibición de sus propias películas. Sus fundadores eran directores de cine amateur que buscaban continuar la corriente de cineastas que había surgido en los años 70 gracias a la popularidad de las cámaras domésticas.

El 22 de octubre de 1981, el colectivo inauguró su propia sala de cine, el famoso Cinematógrafo Yaiza Borges, local que también le servía de sede. Dejó de ser una sala de cine comercial para convertirse en un lugar en el que se proyectaban películas independientes y en versión original, alejándose con ello de la programación comercial dominante.

Se proyectaron desde películas del expresionismo alemán hasta filmes de Jean Luc Godard, Billy Wilder, Jacques Tati, Jean Renoir, Fassbinder o Wenders, entre muchísimos otros. La sala se mantuvo abierta hasta el 30 de mayo de 1986. Una empresa privada ha derribado en estos días el inmueble, tras obtener la licencia por parte de la Gerencia de Urbanismo.

Compartir el artículo

stats