El Ayuntamiento de Santa Cruz, a través del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS), ha repartido esta semana 1.001 tarjetas de alimentos, destinadas a las personas y familias vulnerables, por un importe que supera el millón de euros. Con la entrega de estas ayudas, se activa el acuerdo de gestión de estas prestaciones firmado en noviembre entre el Consistorio y la cadena canaria de supermercados HiperDino, según explica la edil de Atención Social, la nacionalista Rosario González.

El alcalde de la capital, el nacionalista José Manuel Bermúdez, agradece «el esfuerzo que ha realizado todo el personal del IMAS para entregar estas tarjetas», pues, según señala, los pasos administrativos se han completado en «tiempo récord». Recuerda que el convenio firmado con HiperDino contempla una duración de cuatro años, lo que «supone una garantía en la prestación de este importantísimo servicio, para que esas ayudas para comprar comida lleguen a la población que realmente las necesitan».

La edil de Atención Social indica que con este convenio se incorporan «importantes novedades», como la posibilidad del pago a través del móvil y el envío de la compra a domicilio. «De esta forma, se evita la estigmatización de estas personas». Apunta que se pueden sumar a esta iniciativa las cadenas de supermercados que lo deseen.

Las tarjetas para una sola persona disponen de 150 euros al mes; 190 euros cuando se trata de dos personas; 240 las familias de tres miembros; 280 para las de cuatro, y 300 euros para las de 5 ó más.