El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través del Organismo Autónomo de Fiestas y Actividades Recreativas (OAFAR), ha preparado su habitual espectáculo pirotécnico para recibir el Año Nuevo, que será de bajo impacto sonoro.

El concejal de Fiestas, Alfonso Cabello, destacó que “Santa Cruz de Tenerife prioriza el efecto visual antes que el sonoro”, para ello, “se ha contratado material pirotécnico con sólo 3 gramos de gramos de pólvora por pieza”. Esta cantidad, continúa explicando, “permite que se realice la rotura de la carcasa en el aire y se pueda disfrutar de un espectáculo de fuegos artificiales con el mínimo impacto sonoro posible”.

Cabello insiste en que “Santa Cruz de Tenerife renuncia a cualquier tipo de exhibición que priorice el ruido, al estilo mascletá o cohetes tipo trueno”; y que “de esta manera se promueve un marco de convivencia con especial atención a las personas muy sensibles, como las afectadas por trastornos del espectro autista, además, del bienestar animal”.

La exhibición pirotécnica durará alrededor de 15 minutos y será lanzada desde el entorno de la Plaza de España, justo al término de las doce campanadas que darán inicio al año 2023, y supondrá el complemento visual a la fiesta que se celebra desde las 23:00 horas en el escenario de la Plaza de la Candelaria amenizada por Renzo el Selector, Grupo Saoco, DJ Fabrizzio Salgado, DJ Wes, Orquesta The Boys Machine, y Orquesta Acapulco.