Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elite Taxi lamenta el ‘lento trámite’ que impide rescatar este año más licencias

El colectivo mayoritario en el sector de transporte público asegura que hay más de medio centenar de profesionales interesados, pero ni siquiera se ha abierto la inscripción

Taxis de Santa Cruz en una movilización por la Rambla chicharrera. | | CARSTEN W. LAURITSEN

El representante de sector mayoritario en la mesa del taxis de Santa Cruz de Tenerife, Miguel Ojeda, no solo descarta que se realicen este año nuevos rescate de licencia sino que incluso las administraciones no cumplirán el compromiso que adquirieron con el sector cuando se comprometieron a tener todos los trámites en marcha para que, al menos, los interesados pudieran inscribirse y hacer efectivo su deseo de acogerse al referido rescate.

El portavoz de Elite Taxi responsabiliza tanto al Ayuntamiento capitalino como al Cabildo tinerfeño de no ponerse de acuerdo. «Se están tirando la pelota de una administración a otra y con nosotros en medio», se lamenta Miguel Ojeda, que asegura que el sector sabe cuándo y cómo reaccionar, y asegura que prefiere esperar al mes de marzo, a las puertas de las próximas elecciones. «Seguramente con la campaña de Navidad y luego la llegada del Carnaval no tendrán tantas prisas, y será después de marzo cuando se inicien los trámites», se mostró confiado el portavoz.

Ojeda recuerda que en los últimos doce años el Ayuntamiento de Santa Cruz, en colaboración con el Cabildo de Tenerife, ha procedido al rescate de 353 licencias. En los últimos meses se anunció desde la Concejalía de Movilidad que dirige Dámaso Arteaga que se avanzaría en esta dirección después de que se encargara incluso un estudio para conocer la necesidad de taxis en Santa Cruz, que estipuló que el número recomendable de licencias ascendía a 580, lo que supondría retirar de la vía pública unas 150 licencias.

Miguel Ojeda recuerda que fruto de ese estudio no sólo se vio el número de taxis que deberían estar operativos en la capital en función de la demanda, sino que también se abundó en el valor de cada una de las licencias, en una revisión que según el último estudio de mercado encargado por el Ayuntamiento de Santa Cruz tasa en 37.000 euros su coste.

En la actualidad ya hay 53 profesionales del sector del taxis que, según los datos que obras en poder de Miguel Ojeda, están interesados en acogerse a la retirada de licencia, si bien este trámite ni siquiera se ha iniciado con una inscripción previa a la tramitación que deben poner en marcha tanto el ayuntamiento como la Corporación, que costean a partes iguales el rescate, como así ha ocurrido en los últimos años.

Junto a esta posibilidad, el portavoz de Elite Taxis también recordó que los profesionales se pueden acoger a la venta de las licencias, si bien el ayuntamiento se ha reservado el derecho de tanteo, lo que supone, explica, que si un titular quiere venderla por 40.000 euros, el igualdad de condiciones económicas la Concejalía de Movilidad puede adquirirla, ya que debe ser informada del traspaso para su posterior aprobación. «Estamos hablando de una diferencia de dos o tres mil euros que igual al ayuntamiento le interesa abonar para quedarse con la licencia de taxi», añade Miguel Ojeda.

El día 14, exámenes

Al margen de este asunto, la Concejalía de Movilidad celebrará el próximo día 14 de diciembre los exámenes que se desarrollarán en el Pabellón Municipal de Deportes de la capital tinerfeña y en los que se darán los permisos a los conductores que superen las pruebas para conducir taxis.

Hasta la fecha, según los datos aportados por fuentes municipales, ya se han inscrito más de trescientos interesados, lo que incluso ha llevado al ayuntamiento a convocar las pruebas de acceso a estos permisos en el Pabellón Municipal y no en el Pancho Camurria como se venía haciendo en anteriores convocatorias.

Desde el sector explican que no es contradictorio quitar licencias y dar permisos para conducir taxis, pues lo que se pretende es facilitar que aquellos propietarios que quieran dejar de trabajar su vehículo lo puedan dar a un conductor asalariado, que debe contar con el preceptivo permiso municipal.

Movilidad reducida

Miguel Ojeda también explica que, aunque el sector se mostró de forma mayoritaria en contra de los beneficios que el ayuntamiento otorga a los taxis adaptados para el traslado de personas con movilidad reducida –a los que se les permite trabajar los 365 días del año–, cuando se reúna la mesa del sector para revisar y analizar los resultados de la consulta tendrá que tener en cuenta las condiciones que fija la ley. Según la normativa, la ciudad debe ofrecer el 5% del total de la flota adaptada para personas con movilidad reducida; de otra forma, tomando en consideración las 580 licencias que recomienda el estudio de mercado que deben estar en servicio en Santa Cruz, sería necesarias 33 y en la capital solo hay 13.

Compartir el artículo

stats