Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Cruz de Tenerife aprueba su presupuesto con el voto en contra de toda la oposición

El Ayuntamiento destaca que son unas cuentas «históricas», porque se alcanzan cifras «récord» en inversión, con 65 millones, y en gasto social, con 206 euros por habitante

13

Pleno presupuestos en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife Carsten W. Lauritsen

El pleno del Ayuntamiento de la capital tinerfeña aprobó este lunes, 5 de diciembre, en una sesión extraordinaria, el presupuesto para 2023, que asciende a 319,6 millones de euros, con el que, por primera vez en Santa Cruz, se supera la barrera de los 300 millones. Pero las cuentas del próximo año salieron adelante sin el apoyo de los grupos de la oposición (PSOE, UP y la edil de Cs Matilde Zambudio), pues todos votaron en contra, al considerar que se trata de unos presupuestos que no incorporan nada nuevo y que no destinan el dinero suficiente a políticas de atención social. Por su parte, el equipo de Gobierno (CC, PP y la concejala de Cs Evelyn Alonso) rechazó las enmiendas planteadas por la oposición.

El edil de Hacienda y portavoz de CC, el nacionalista Juan José Martínez, destacó que el presupuesto para 2023 es «histórico», pues, añadió, se alcanzan cifras «récord» tanto en inversión en obras en la ciudad, con una partida de 65 millones, como en políticas sociales, con una partida que supera los 35 millones, «lo que supone un gasto social por habitantes de 206,21 euros». «El propio Gobierno central nos sitúa entre los cinco municipios de todo el país que más dinero destina a la atención de las personas vulnerables; en concreto, Santa Cruz de Tenerife ocupa la cuarta posición», manifestó Martínez.

Éste informó de que el presupuesto del Ayuntamiento para el próximo año aumenta un 12,2% con respecto a las cuentas de 2022, es decir, el municipio tendrá 34 millones de euros más. La partida para inversión en obras, que «generará economía y oportunidades de empleo» en la capital, crece un 26% y la destinada a gasto social, un 8,3%, según indicó Martínez. Aclaró que dichas cifras se alcanzan «respetando la baja fiscalidad en Santa Cruz y la calidad de los servicios públicos».

El edil destacó la incorporación al presupuesto municipal de financiación europea, a través de los fondos Next Generation, con la que se ejecutarán diferentes e «muy importantes» proyectos para Santa Cruz, como la creación de la Zona de Bajas Emisiones en el centro de la ciudad, con medidas de restricción de tráfico y de reducción de la contaminación. En este sentido, anunció que ya el Consistorio ha recibido los más de 6 millones para esta actuación.

Martínez también aprovechó para explicar, con respecto a los ingresos del Ayuntamiento, que, aunque la rebaja fiscal en Santa Cruz ha supuesto que la Corporación reciba 12 millones de euros menos, «la ciudadanía está siendo más cumplidora en el abono de tasas e impuestos y tenemos una inspección fiscal más eficiente».

Entre los gastos que se realizarán el próximo año, el concejal de Hacienda resaltó la inversión en políticas de Vivienda, que incluye, con un aumento del presupuesto en un 85%, la rehabilitación de 1.406 pisos y la licitación de las obras de 289 nuevas casas en Cuevas Blancas y María Jiménez; la convocatoria de nuevas plazas de empleo para la Corporación local; la rehabilitación de canchas deportivas y creación de otros nuevos espacios para la práctica del deporte; la mejora de las calles Dique y La Rosa; y la adquisición de obras para el futuro Museo Rodin.

El portavoz del PP, Carlos Tarife, concejal responsable de las áreas de Servicios Públicos y Medio Ambiente, apuntó que estos presupuestos supondrán un gran impulso para la ciudad, «pues respaldan numerosas actuaciones», como la recuperación de patrimonio histórico y cultural del municipio; dos nuevas zonas de aparcamiento, en la playa de Las Teresitas, «donde también llevaremos a cabo importantes mejoras», y en la calle Juan Albornoz ‘Sombrita’; la creación de nuevos espacios para el ocio y esparcimiento de los ciudadanos, como la plaza de Robayna o el paseo con terrazas en la trasera delPalmétum; los techados en colegios; el derribo del hotel abandonado de Añaza; la mejora de la oferta de actividades físicas y deportivas en la capital; la creación de un parque dedicado al Carnaval en la avenida Madrid; proyectos para conseguir el vertido 0 de aguas residuales en el litoral; un nuevo mapa de ruidos y medidas para conciliar la celebración del Carnaval con el descanso de los vecinos, y «una buena partida en expropiaciones para una correcta gestión del suelo».

El grupo de Gobierno rechaza las enmiendas del PSOE, UP y Cs al presupuesto de 2023, de casi 320 millones

decoration

El PSOE defendió casi un centenar de enmiendas al presupuesto municipal por un valor de 20 millones, dirigidas fundamentalmente a políticas sociales y mejoras en los barrios, pero el equipo de Gobierno las rechazó, alegando que estas fueron presentadas en el propio pleno, «deprisa y corriendo, sin voluntad de acuerdo y sin intención alguna de proponer otro modelo del municipio».

Por su parte, la portavoz del grupo municipal socialista, Patricia Hernández, acusó al equipo de Gobierno y al alcalde, el nacionalista José Manuel Bermúdez, de aprobar un presupuesto «sin ninguna propuesta transformadora de la ciudad». Apuntó que el actual regidor «vive de las rentas que dejaron sus antecesores, como Manuel Hermoso, porque ustedes no han hecho nada en Santa Cruz». «Señor Bermúdez, no ha estado a la altura del proyecto de ciudad que propuso ATI», agregó. Comentó que a este presupuesto le falta ilusión, «como a usted, que quería ir de candidato al Cabildo y no lo han dejado».

«Nos presentan más de lo mismo, actuaciones que llevan anunciando desde hace años. Yo me pregunto qué proyectos nuevos han hecho ustedes en Santa Cruz; cuántos metros de peatonalización de las calles han ejecutado; qué medidas para mejorar la movilidad han llevado a cabo; cuánto dinero han destinado a la adquisición de viviendas;cuántas primeras piedras de obras han colocado», señaló Hernández.

La exalcaldesa denunció que el Ayuntamiento «se haya dedicado» a contratar a directivos para gestionar los fondos europeos Next Generation y, ahora, «dicha gestión sea adjudicada a una empresa externa, por 2 millones». Criticó que se haya pedido un crédito de 30 millones para destinarlo a inversiones, «cuando en este Consistorio no se ejecuta nada». «Este año, el porcentaje de ejecución del presupuesto apenas llega al 11% y les debería dar vergüenza. Son un desastre y Bermúdez arrastra los pies», aseveró.

La portavoz de Cs, Matilde Zambudio, también denunció que el presupuesto para 2023 «no incluya nada nuevo» y que el equipo de gobierno «no ejecute las partidas destinadas a inversión». «Nos han presentado las mismas cuentas que hace 12 años. Han estado calentando la silla y cobrando. Pero es que, además, tenemos que aguantar que la mayor partida para inversión sea la destinada a la adquisición de obras para el Museo Rodin, sin que se apueste por lo nuestro», declaró la edil.

El portavoz de Unidas Podemos, Ramón Trujillo, se manifestó en el mismo sentido que Hernández y Zambudio, y lamentó que el Ayuntamiento de la capital «no haga un mayor esfuerzo en gasto social, cuando el 22% de la población en Santa Cruz es usuaria de los Servicios Sociales».

Compartir el artículo

stats