Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El parque Don Quijote estrena un circuito de seguridad vial con juegos inclusivos

El concejal del distrito Salud-La Salle destaca el esfuerzo realizado para potenciar el uso de esta zona de esparcimiento con una actuación para formar a los más pequeños

El concejal del distrito Salud-La Salle, Carlos Tarife, con la coordinador de zona, Tamara del Pino. JEAN CARLO HERNÁNDEZ HERVES

Vecinos y visitantes del parque Don Quijote ya tienen un motivo más para disfrutar de esta zona de esparcimiento que se localiza entre las calles Pepita Serrador y Góngora, después de que desde el Distrito Salud-La Salle que dirige el concejal popular Carlos Tarife se haya incorporado un circuito de seguridad vial que permitirá no solo el uso y disfrute de este lugar de referencia que está a mitad de camino entre Tomé Cano, La Salle, Tres de Mayo y San Sebastián, sino también en el que los más pequeños de la casa se pueden adentrar en el conocimiento de la señalética de tráfico.

«Es una actuación que hemos llevado a cabo para mejorar os juegos en el parque Don Quijote y que se suma a las intervenciones de mejora en la zona infantil, el césped o los bancos y que ahora se amplía con este circuito vial», explica el responsable tanto del distrito como del área de Servicios Públicos. Tarife admite su satisfacción por el resultado de finalización y por las posibilidades que permite para que las familias puedan disfrutar de este parque donde desde su departamento se ha realizado un esfuerzo inversión de más de cien mil euros en los últimos dos años, además de emprender acciones dinamizadoras. «Queremos que este circuito sea también un elemento de diversión para este parque tan frecuentado tanto por los vecinos de la zona como por cuantos vecinos de Santa Cruz hacen uso de él».

En el particular del circuito vial, se trata de un contrato que se adjudicó por diez mil euros y que se completa con la oferta para los más pequeños de cuatro juegos inclusivos a lo largo del trayecto que ocupa un total de 303,92 metros cuadrados.

En El Quijote existe un parque infantil de pequeño tamaño que amplía su oferta con la intervención de contratación para la ejecución del pintado de juegos inclusivos, lo que permite completar el aérea infantil, para una mayor inclusión de los menores del barrio.

El nuevo espacio inclusivo se crea oportunidades de juegos divertidos y desafiantes para los menores y garantiza la accesibilidad en el espacio; las oportunidades para que los niños y niñas participen activamente en el juego, a su manera con una gran variedad de elementos y opciones para proporcionar un alto valor lúdico.

El valor lúdico del juego se divide en tres categorías: juego físico, sensorial y social. Además de todos los aspectos descritos se añade el valor más importante que caracteriza a esta actuación, el valor de educación vial, según destaca el concejal del Distrito, de gran importancia para que los más pequeños aprendan jugando las normas de tráfico y puedan ser aplicadas a la vida cotidiana garantizando su seguridad».

El diseño se ha dispuesto de tal manera que los padres e hijos puedan jugar juntos, enseñando y aprendiendo poco a poco las normas viales de una forma segura.

Con esta características la funcionalidad de la actuación está más que optimizada creando un nueva zona en el Parque Don Quijote, añade Carlos Tarife.

Junto al propio circuito vial se han establecido cuatro juegos inclusivos: la oruga calculadora y la pirámide calculadora, donde los niños podrán aprender de forma divertida las operaciones básicas de matemáticas, así como el laberinto de peces, para identificar colores que corresponden con los círculos iniciales, creando un rompecabezas de equilibrio e identificación, más un cuarto juego inclusivo, ya más tradicional, el parchís, donde los participantes pueden disfrutar incluso fomentando el juego en equipo. Para Tarife, lo más relevante es poner el parque Don Quijote en las mejoras condiciones para el disfrute familiar.

Compartir el artículo

stats