Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Andrés presume de Anaga

Del Infobox a la plaza de Las Adelfas, el pueblo ofertó desde productos a actividades populares

Un detalle de la feria que se instaló junto a La Muralla Carsten W. Lauritsen

Vecinos y visitantes del pueblo de pescadores disfrutaron de un amplio programa de actos. Por la mañana, hasta los niños del CEIP San Andrés vendieron sus pomelos. Por la noche, verbena.

Los vecinos de San Andrés, y de Anaga por extensión, celebraron desde primera hora de la mañana de ayer su particular noche en blanco. Nada tenía que ver con la convocatoria de La Laguna, porque tampoco precisa este Distrito de fabricar un reclamo para ser punto de encuentro para quienes deseen disfrutar de las tradiciones. Bajo la dirección de la concejala de zona, Inmaculada Fuentes, Anaga convocó a vecinos y visitantes bajo el reclamo de la Feria de las Tradiciones, que ocupó la avenida Pedro Schwartz con una veintena de puestos donde la artesanía se alternó con la oferta de productos de la tierra.

San Andrés presume de Anaga

Con la participación, incluso, de la directora del Colegio de Educación Infantil y Primaria de San Andrés, los pequeños escolares se convirtieron en unos minutos en comerciantes para vender por un euro bolsas de a kilo de los pomelos con los que tienen atestados sus instalaciones. La responsable del centro precisaba que al no ser tan llamativos como las naranjas o los limones, son menos atractivos para el consumo por su sabor agrio. Pero ahí estuvieron los niños, que con su déjame entrar lograron una recaudación a cambio de la venta de la fruta para poder celebrar la fiesta de la espuma, o alguna actividad lúdica, en el centro, siguiendo el consejo que le dio la propia concejala.

San Andrés presume de Anaga

También se quiso contar con la colaboración de agricultores de la comarca, como los de Roque Negro, que llevaron a su puesto en La Muralla hasta pantana del interior de Anaga, mientras la asociación de mujeres de San Andrés o Abrigos y Sonrisas vendían artesanía y rosquetes, dulces de los que la concejala de Distrito lograba identificar la autoría con solo verlos. Desde primera hora de la mañana y hasta las tres de la tarde estuvo en servicio esta Feria de las Tradiciones, que contó con la exhibición que realizó el Club de Lucha Los Campitos, el único de Santa Cruz, como dijo por la megafonía su representante, o la aproximación que se permitió a niños y mayores a la petanca, o la tirolina reversible con rocódromo junto al Infobox, donde los juegos tradicionales canarios se adueñaron de la zona.

Entre los participantes, el alcalde, José Manuel Bermúdez, y parte de su gobierno, como la concejala de Cultura, Gladis de León; Alfonso Cabello, de Fiestas, o Dámaso Arteaga, de Infraestructuras, e incluso el socialista Florentino Guzmán Plasencia, de la oposición. Entre las actividades más culturales, el primer mano a mano entre el grupo folclórico Paiba y la banda de música Amigos del Arte, o por la noche, en la plaza de Las Adelfas, verbena con La Bomba, que dejaban el deseo de celebrar esta experiencia una vez al mes, al menos.

Compartir el artículo

stats