Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Cruz de Tenerife anuncia la ejecución inmediata de la inversión para lograr el ‘vertido cero’

Servicios Públicos asegura que, gracias al acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento y Sacyr, Emmasa tendrá listos este mes los proyectos, a los que destinará nueve millones

13

Comisión de Control en el Ayuntamiento de Santa Cruz Andrés Gutiérrez

Santa Cruz anuncia la inmediata ejecución de los tres proyectos que, junto a la ampliación de la depuradora de Buenos Aires, permitirán al municipio alcanzar el «vertido cero», poniendo fin al «impacto medioambiental de los actuales puntos de vertidos de aguas residuales al mar». El edil de Servicios Públicos, Carlos Tarife, del PP, aseguró durante la Comisión de Control celebrada este jueves, 10 de noviembre, y a raíz de las comparecencias solicitadas por el PSOE y UP, que Emmasa (Empresa Mixta de Aguas), en el marco del acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento y Sacyr, socio mayoritario de la entidad que gestiona el agua, tendrá listos los proyectos en noviembre, en los que se invertirán casi 9 millones de euros. La previsión, apuntó Tarife, es que los trabajos comiencen a ejecutarse en marzo de 2023.

En concreto, con las citadas actuaciones se proporcionará una «solución global» al saneamiento de los núcleos costeros de Anaga; se alcanzará el «vertido cero» de las aguas residuales generadas en las zonas de Alisios, Santa María del Mar, Añaza y Acorán; y se logrará también el mismo objetivo en San Andrés y Suculum. «Con esta inversión adicional por parte de Emmasa, incluida en el acuerdo con el Grupo Sacyr, pretendemos eliminar, aunque cuentan con las debidas autorizaciones administrativas, los actuales vertidos de aguas residuales al mar. Y en el caso de aquellos que no se puedan eliminar, se mejorará la depuración», aseveró Tarife.

En el caso de los núcleos de Anaga, las obras consistirán, fundamentalmente, en la construcción de una estación de bombeo en Almáciga y de una tubería de impulsión hasta el Roque de Las Bodegas, donde se ejecutará una nueva estación de bombeo. Se construirá la estación depuradora de Roque Las Ánimas, la cual tratará las aguas residuales procedentes de Taganana, de Almáciga y de Roque de las Bodegas.

En la costa del Suroeste, se ejecutarán dos estaciones de bombeos en Añaza y Acorán, y la canalización de impulsión hasta la nueva estación de bombeo de agua residual que se construirá en Los Alisios. Desde aquí, y a través de una nueva canalización, las aguas llegarán al colector de Hoya Fría, que transportará el agua hasta la estación depuradora de Buenos Aires. En la zona de San Andrés y Suculum, y entre otras acciones, se llevará a cabo una nueva canalización de bombeo desde San Andrés hasta la estación de Cueva Bermeja, desde donde se bombearán las aguas hasta el colector del litoral, que transporta las aguas residuales hasta Cabo Llanos y hasta la depuradora de Buenos Aires.

El edil de Servicios Públicos destacó la importancia del acuerdo establecido entre el Ayuntamiento y Sacyr, antes las duras críticas realizadas por la oposición (PSOE, Cs y UP), que lo tacharon de «indecente», porque, «al final, seremos los vecinos los que paguemos, con la subida de la tarifa del agua aprobada, el cobro ilegal del canon por parte de Sacyr a Emmasa». Por su parte, el edil de Servicios Públicos recordó que dicho acuerdo establece la devolución del citado canon, de 38,6 millones de euros; la ejecución de los tres proyectos que «lograrán el vertido cero», y la ejecución de un Plan de Inversiones, entre otros aspectos.

Por ejemplo, indicó, «en breve» se llevarán a cabo una serie de actuaciones, por cuatro millones de euros, como la mejora y control de la calidad del agua suministrada; la reposición y mejora en infraestructuras, y mejoras en las políticas de calidad y medio ambiente. En relación a la actualización de las tarifas, que supone una subida de unos 0,68 euros al mes, el concejal apuntó que el Ayuntamiento está obligado a hacerlo, porque «así lo pone en el contrato, siempre que haya pérdidas». Precisamente, la Comisión de Precios del Gobierno canario ha dado la razón al Consistorio, aunque establece un porcentaje de aumento del recibo del 2,5% en lugar del 7,9% incluida en la propuesta municipal, «diferencia que recurriremos».

Es más, en la actualidad, y según informó, el Ayuntamiento está tramitando una compensación a Emmasa de 2 millones de euros, «en concepto de indemnización», por el retraso en la aprobación y entrada en vigor de la modificación de tasas y tarifas de los ejercicios 2009 a 2012 y 2016, así como de los intereses de demora, y por la no financiación del déficit inicial incurrido en las tasas de depuración y alcantarillado de los años 2015, 2017 y 2018. Esta petición de Emmasa cuenta con los informes favorables y «solo falta conocer la resolución del interventor del Consistorio».

Por último, el edil de Servicios Públicos apuntó que la intención del Ayuntamiento, una vez finalice el contrato con Sacyr en 2031, es recuperar la gestión pública de la empresa del agua.

Compartir el artículo

stats