Santa Cruz de Tenerife contará este año con 10 de los 17 puestos de castañas previstos

El Consistorio pide por primera vez el certificado de formación en manipulación de alimentos

Un puesto de castaña en Santa Cruz.

Un puesto de castaña en Santa Cruz. / Carsten W. Lauritsen

Santa Cruz de Tenerife contará este año con 10 de los 17 puestos de castañas previstos. En esta ocasión, en la que por primera vez el Ayuntamiento chicharrero ha exigido el certificado de formación en manipulación de alimentos, se han presentado una decena de solicitudes, según ha informado el concejal de Hacienda, el nacionalista Juan José Martínez.

De todas formas, el edil anuncia que el Consistorio capitalino está estudiando la posibilidad de volver a sacar una convocatoria exprés, para «que todas las ubicaciones posibles en el municipio puedan ser ocupadas, por si a alguien no le dio tiempo de obtener la documentación necesaria en el plazo que se estableció».

En concreto, se instalarán puestos de castañas en la plaza de la Alameda Duque de Santa Elena, en la plaza de España (frente a Correos), en la plaza Santo Domingo, en la plaza Weyler, en la calle San Sebastián (esquina calle José Hernández Alfonso), en la calle Álvaro Rodríguez López (frente al Centro Comercial Meridiano), en la avenida de los Asuncionistas (plaza La Paz), en la plaza Miguel Velázquez (Corte Inglés), en la rambla central de la Avenida de Los Majuelos (frente al Mercadona), y en la plaza del Chicharro.

Por lo tanto, han quedado desiertos los puestos de la avenida de los Asuncionistas, frente al Parque Viera y Clavijo;de la Rambla de Santa Cruz (frente a la Plaza de Toros); de la avenida Príncipes de España, frente al ambulatorio; de la plaza de Los Sabandeños; de la avenida de Los Majuelos, junto al Muñeco de Nieve, y de la avenida Príncipes de España, junto a la rotonda de la Residencia.

Los puestos de castañas podrán instalarse desde hoy mismo y se mantendrán en la ciudad durante todas las fechas navideñas, según informa el concejal responsable del área de Vivienda.

Juan José Martínez apunta que este año también se ha exigido a los responsables de estos puestos que estén dados de alta en el IAE(Impuestos de Actividades Económicas). «Respecto a esto, la mayoría presentó una declaración jurada de estar exento de presentar está documentación», indica.

El decreto de adjudicación de los puestos, aprobado por el servicio de Ocupación de la Vía Pública, establece, entre las medidas sanitarias, la prohibición de comer, fumar y «cualquier práctica poco higiénica mientras se manipulen alimentos». Asimismo, «no está permitida la presencia de animales en los puestos de venta».

Amabilidad

Los titulares de los puestos deberán «mantener en perfecto orden y limpieza el puesto de venta y el espacio adjudicado, así como la parte de la vía pública colindante a los mismos». También deberán «atender a los consumidores con la debida amabilidad y deferencia, y no ocasionar altercados o desórdenes con otros vendedores, clientes o personas que acudan al puesto». Tampoco se podrá vender en estos puestos otra cosa que no sean castañas asadas.

Suscríbete para seguir leyendo