Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Del albergue a la casa nueva de El Tablero

Rodolfo García, usuario del Centro de Acogida y uno de los adjudicatarios de las 44 viviendas que el Ayuntamiento entregará mañana, asegura que ahora sí podrá ser feliz

5

Nuevas viviendas sociales de El Tablero E. D.

Tras más de cuatro años sin un techo, Rodolfo García, usuario del albergue de Santa Cruz de Tenerife, recibirá mañana las llaves de su casa nueva. Es uno de los adjudicatarios, mediante un sorteo, de las 44 viviendas de alquiler social que el Ayuntamiento chicharrero ha construido en el barrio de El Tablero. Rodolfo García, cuyo piso es adaptado porque su movilidad es reducida, asegura que ahora sí podrá ser feliz, que por fin la suerte le ha sonreído. «No he tenido una vida fácil; creo que ya me merecía un poco de esperanza», indica este chicharrero, de 65 años.

Se encuentra, en su silla de ruedas, junto a un banco de la avenida Reyes Católicos de la capital, acompañado por «dos amigos» que conoció en el Centro Municipal de Acogida de Santa Cruz, conocido como albergue. Dice que ha pasado la mañana «arreglando papeleo para su nuevo hogar». No deja de sonreír y de celebrar que ya este jueves tendrá en sus manos las llaves de la que será su casa. Y es que, y según afirma, «es muy duro perderlo todo y acabar en el albergue». «Aunque el personal allí es maravilloso, sobre todo los chicos de seguridad y los trabajadores sociales, no me siento bien, nunca será mi casa. No tengo intimidad y comparto espacio con gente que no conozco», manifiesta este vecino de la capital.

«Aunque el personal allí es maravilloso, es muy duro perderlo todo y acabar en el albergue»

decoration

«Me amputaron una pierna hace seis años y me desahuciaron; ya me merecía un poco de esperanza»

decoration

Cuenta que su «triste» historia en la calle comenzó cuando le amputaron la pierna. «Llevaba toda mi vida trabajando, desempeñando distintas labores durante 44 años. He pasado por una fábrica de piensos, una gestoría y una consignataria de buques, entre otras empresas. Tenía mi casa, de alquiler, en la calle Carmen Monteverde. Un día me apareció una llaga en el pie, pero no le di importancia. Cuando me fui a dar cuenta, se me había infectado y ya no había solución, por no acudir a tiempo al médico. Perdí la piernas y acabé en una silla de ruedas. Y así estoy desde hace seis años. Me tuve que acostumbrar a esta nueva situación, pero perdí el trabajo y ya no tenía dinero para pagar el piso. Me desahuciarion y acabé en la calle. Desde hace 4 años acudo al albergue. Tengo un hijo, pero vive en Tailandia. La única familia que me queda aquí es una hermana y una sobrina, que me ayudan con lo que pueden», relata.

Cuando tuvo que desalojar la que era su casa y pedir ayuda en el Centro Municipal de Acogida, este ciudadano decidió inscribirse como demandante de vivienda social. Indica que desde entonces esperaba un milagro, y, «por fin, está aquí». «Cuando me llamaron para comunicarme que era uno de los ganadores del sorteo de las 44 nuevas viviendas de El Tablero, y que cumplía los requisitos, no me lo podía creer. He tenido muchísima suerte. Estoy tan contento. Por fin tengo mi casa, podré salir del albergue y vivir tranquilo».

Rodolfo García, usurario del albergue de la capital y uno de los adjudicatarios, mediante sorteo, de los 44 pisos de El Tablero. MARIA PISACA

Rodolfo García comenta que se tienen que seguir construyendo viviendas sociales por parte de todas las administraciones, pues, añade, «hay muchas personas sin recursos que no pueden optar a tener un techo». «Ésta vez me ha tocado a mí, pero son tantos los ciudadanos demandantes de una casa que sueñan con lo que yo estoy viviendo...», asevera.

Mañana jueves, el alcalde de la capital, el nacionalista José Manuel Bermúdez, y los ediles de Viviendas, Acción Social y Distrito Suroeste, los nacionalistas Juan José Martínez, Rosario González y Javier Rivero, entregarán las llaves a los adjudicatarios de las 44 nuevas viviendas, para alquiler social, de El Tablero. La construcción de estas casas ha supuesto una inversión de más de 3,5 millones de euros. Se distribuyen en dos bloques de 16 pisos cada uno y un tercero compuesto por 12. Entre todas las viviendas se encuentran dos pisos para personas con movilidad reducida. Uno de ellos ha sido adjudicado a Rodolfo García.

El Ayuntamiento recuerda que también se construirán viviendas para el alquiler social en María Jiménez y Cuevas Blancas, que suman un total de 343.

Compartir el artículo

stats