Las obras de reparación del muro de la calle Río Orinoco, en el barrio santacrucero de Cueva Bermeja, comenzarán en octubre. Así lo anunció el alcalde de la capital, el nacionalista José Manuel Bermúdez, durante una reunión con los vecinos de la zona. Los trabajos tendrán una duración de cuatro meses y supondrán una inversión de 300.000 euros. La actuación consistirá, en líneas generales, en la reparación del muro que sostiene dicha calle, "el cual se encuentra en la actualidad muy deteriorado", con el objetivo de garantizar y asegurar la estabilidad de la vía.

Esta obra, según explicó el regidor chicharrero, surge de un estudio previo que "engloba estructuras de contención que se encuentran dañadas o en mal estado dentro del municipio, incluidas en el Plan de Barrios". Bermúdez destacó la importancia de las reuniones mantenidas a lo largo de los últimos meses con los vecinos de Cueva Bermeja, barrio situado en el Distrito Anaga, "ya que han estado informados puntualmente de todos los pasos que se han dado para sacar adelante este proyecto".

"Este proyecto nos permitirá ejecutar un muro de contención que asegure la estabilidad de la calle, dando a sus usuarios el confort y la seguridad adecuados, al tiempo que garantice el acceso a los vecinos de forma cómoda y segura", apuntó el alcalde de Santa Cruz.

Por su parte, el edil de Infraestructuras, el nacionalista Dámaso Arteaga, informó de que, "dado que existe un núcleo de viviendas cuyo único acceso es esta calle, los trabajos de la nueva estructura afectarán lo más mínimo al uso actual de la vía, manteniendo operativo el acceso durante la ejecución de los mismos".

"Una vez ejecutado este proyecto, conseguiremos dotar a la zona de aceras más anchas que las actuales, de 1,80 metros como mínimo, con pavimento antideslizante, de acuerdo con la normativa de accesibilidad. También se instalarán dos nuevas farolas con iluminación LED", anunció Arteaga. Asimismo, añadió, se eliminará la escalera metálica de acceso desde el aparcamiento a la vía y se construirá una rampa que "facilite el acceso a los vecinos".

Por último, los trabajos incluyen la ejecución de una barandilla de seguridad para salvar la diferencia de altura que existe desde la acera con respecto al terraplén; la creación de una zona ajardinada escalonada con muros de piedra y con red de riego, y, en la zona dedicada a estacionamientos, se reservará una plaza para personas con algún grado de discapacidad.