Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Cruz estrena servicio de control de plagas con un 80% más de presupuesto

El Ayuntamiento inicia el nuevo contrato con una campaña que recorrerá los cinco distritos del municipio v Aumenta en la ciudad la población de la rata negra o arbórea

Labores para el control de plagas en Santa Cruz. María Pisaca

Santa Cruz ha puesto en marcha un nuevo servicio de control de plagas para mejorar la lucha contra las cucarachas, ratas y palomas, entre otros animales, en las calles de la ciudad y en las dependencias municipales. Para ello, y según ha destacado el alcalde, José Manuel Bermúdez (CC), se ha incrementado el presupuesto destinado al control de plagas en un 80%. De esta manera, la inversión pasa de los 120.000 euros anuales del anterior contrato, que se firmó en 2017, a un total de 206.325 euros al año en el nuevo.

La adjudicación del contrato, que tiene una vigencia de tres años, se ha dividido en dos lotes: Plan Integral de Control de Plagas, que incluye artrópodos y múridos, «así como otros seres vivos que puedan constituir una plaga», del que se encargará la empresa Rentokil Initial España, y el Plan de Control de Aves, que incluye palomas y tórtolas, del que se encargará Fénix Control de Aves.

El nuevo servicio, que ya está en marcha, se ha iniciado con una «intensa» campaña que recorrerá los cinco distritos (Ofra-Costa Sur, Salud-La Salle, Centro-Ifara, Anaga y el Suroeste) en los próximos meses, «llevando a cabo trabajos de desinsectación y desratización». «Al finalizar dichas labores, se revisarán las zonas en las que se ha intervenido, para comprobar el correcto desarrollo del servicio».

Eso sí, «para que las labores que se realicen en el marco de este nuevo servicio de control de plagas sean efectivas», los técnicos municipales instan a la población a mantener los solares privados limpios, a depositar la basura dentro de los contenedores, y a no alimentar a animales en la vía pública. Y es que debido a determinadas malas prácticas por parte de los ciudadanos, las plagas en Santa Cruz se han incrementado.

El alcalde destaca que el nuevo contrato también supone un aumento «de los espacios en los que se intervendrá». Por ejemplo, añade, se incrementan las dependencias públicas, pasando de 72 a casi 300, así como la superficie total en la que se actuará, pasando de 170.000 a 266.000 metros cuadrados (incluyendo edificios municipales y colegios públicos).

Desde el Ayuntamiento de Santa Cruz se señala que el nuevo servicio se ha diseñado siguiendo las recomendaciones de la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (Anecpla), «realizando un diagnóstico detallado de situación, desarrollando un programa de actuaciones, y estableciendo un proceso de evaluación continua y de mejora».

El control de plagas en la capital está coordinado por el área de Servicios Públicos, a través de la Sección de Sanidad y Sostenibilidad Ambiental, y, básicamente, está organizado en tres equipos diferentes: el encargado de las campañas en espacios públicos; el responsable de las campañas en los edificios de responsabilidad municipal, y el destinado a la atención de incidencias que se puedan producir diariamente, incluyendo el tratamiento de imbornales, de manera coordinada con Emmasa (Empresa Mixtas de Aguas).

En un estudio realizado por los técnicos municipales se indica que, desde comienzos de la anterior década, se ha producido en el municipio una reducción de la rata parda o de alcantarilla, pero ha aumentado la población de la rata negra o arbórea, «con una apariencia más larga y que crían y se refugian en árboles, palmeras o zonas de vegetación densa, lo que las hace más visibles por la ciudadanía».

El alcalde ha reconocido que Santa Cruz necesitaba actualizar su servicio para el control de plagas». «Y después de meses de intenso trabajo por parte de los técnicos de Servicios Públicos, hemos logrado poner en marcha el nuevo contrato. Éste mejorará de manera ostensible el esfuerzo que hace el Ayuntamiento en esta materia», asevera el regidor.

Para Bermúdez, es fundamental, en este caso en concreto, y, en general, para el correcto mantenimiento de la capital, la colaboración de la población, que, «siguiendo unas recomendaciones sencillas, como colocar la basura en los contenedores o no alimentar a animales en la calle, pueden contribuir al deber colectivo de mantener limpio el municipio».

El concejal responsable del área de Servicios Públicos, Carlos Tarife (PP), manifiesta que la prioridad del grupo de Gobierno es seguir avanzando en ofrecer unos servicios de calidad, «especialmente aquellos tan sensibles que tienen que ver con la seguridad, salubridad e imagen de la ciudad». Resalta que, con el nuevo contrato, se intensificarán las labores de desratización y desinsectación en zonas verdes y solares, que «pudieran dar lugar al incremento de roedores y otras especies».

Compartir el artículo

stats