Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El colegio Hispano Inglés suspende de manera provisional la entrada por la Rambla de Santa Cruz

El centro escolar y el Ayuntamiento estudian las medidas necesarias para garantizar la seguridad

Acceso al colegio Hispano Inglés desde la Rambla de Santa Cruz. Carsten W. Lauritsen

El colegio Hispano Inglés, en la capital tinerfeña, ha suspendido de manera provisional la entrada y salida del centro escolar de los alumnos de quinto y sexto curso por el acceso de la Rambla de Santa Cruz. Desde el colegio se ha indicado que se está gestionando con el Ayuntamiento chicharrero la puesta en marcha de las medidas necesarias para garantizar la seguridad del alumnado.

Por lo tanto, y según informa el centro, hasta que se lleve a cabo el acondicionamiento de la salida y entrada del colegio, éstas se realizarán por la puerta de Robayna. ELDÍA publicó esta semana la denuncia de los padres de los alumnos de dichos cursos, quienes aseguraban que temían por la seguridad de sus hijos, ya que para entrar y salir del centro debían caminar por la estrecha acera de esa zona de la Rambla, «lo que es un auténtico peligro, teniendo en cuenta la velocidad a la que circulan los coches por dicha vía». Ayer viernes, el Hispano Inglés envió un «aviso urgente» a los padres, informando del cambio de acceso y de que se está tramitando con las áreas correspondientes del Ayuntamiento una solución.

Fuentes municipales han apuntado que, con toda probabilidad, desde el área de Servicios Públicos se instalarán vallas en la zona de la acera que utilizan los alumnos. En la actualidad, éstas solo se encuentran en la puerta del colegio que da acceso a la Rambla de Santa Cruz.

Los padres indicaron en su denuncia que los niños apenas caben en dicha acera y tienen que caminar «pegados a la pared», situación que empeora «cuando viene alguien de frente». «Y es un auténtico peligro que utilicen la calzada o que alguno se caiga», han manifestado.

Los padres mostraron su preocupación por la inseguridad a la que se enfrentaban diariamente sus hijos tanto cuando entraban al colegio como cuando salían de él, por lo que reclamaron una solución urgente. Esta misma semana, y según afirmaron, un alumno empujó a otro mientras transitaban por la acera, «el cual cayó en la calzada y casi lo atropellan».

Los padres solicitaron que se establecieran medidas de seguridad en la zona de forma inmediata, «antes de que se produzca un accidente». Recordaron que en otros colegios del municipio chicharrero, con problemáticas similares, el Ayuntamiento de Santa Cruz ha intervenido a través de diferentes actuaciones, para garantizar la seguridad del alumnado. Es el caso, por ejemplo, de los centros escolares de la Pureza de María y de Chamberí, donde se ampliaron las aceras y se establecieron medidas debido al peligro al que se exponían los niños.

Compartir el artículo

stats