Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El IMAS fomenta la solidaridad y el voluntariado entre la población

En septiembre se activa el programa Santa Cruz Solidaria, que permitirá sacar mayor rentabilidad a los proyectos sociales

Rosario González, concejal del Instituto Municipal de Atención Social. | | TRINO GARRIGA

El Instituto Municipal de Atención Social pondrá en marcha, en septiembre y con un contrato de duración de un año, el programa Santa Cruz Solidaria, que, entre otros objetivos, elaborará una guía de recursos solidarios en el ámbito de los servicios sociales. Aspira a convertirse en una herramienta fundamental tanto para la población como para las entidades vinculadas al tercer sector.

En la metodología de trabajo, el objetivo es pisar calle y caminar de la mano de demandantes y recursos. Para ello, se plantea la elaboración de una base de datos de las entidades de voluntariado registradas en la capital, haciendo constar los programas y proyectos de ámbito social que desarrollan.

También se avanzará en una ficha específica con los datos que harán posible la elaboración de la referida guía, que contará con el asesoramiento de una entidad especializada y culminará con su presentación y divulgación.

En paralelo, se desarrollará un programa formativo para profesionales y voluntariado de entidades sociales sin ánimo de lucro que desarrollan programas y proyectos sociales en Santa Cruz, en aras a mejorar la preparación de los agentes en la elaboración de los proyectos, lo que se traducirá en un análisis de la situación social de la capital a la hora de identificar y hasta zonificar las problemáticas sociales, lo que permitirá orientar la intervención en los próximos años.

Pasos concretos

Entre las acciones a realizar, establece el diseño y elaboración de un formulario online para la recogida de las necesidades y preferencias formativas de las entidades, además de crear una comisión específica de trabajo con las entidades interesadas para ahondar en el diseño de los programas formativos y las unidades didácticas a compartir.

Para que no se quede en teoría, Santa Cruz Solidaria se fijará un cronograma de las acciones formativas que ahondarán en la formación complementaria que se demanda, la cohesión interna, comunicativas y cognitivas que ayuden tanto al crecimiento del grupo como de los participantes. Ya de forma más detallada, se realizará un diagnóstico de los participantes en la iniciativa, tanto por sexo como por edad, así como el ámbito de intervención y el nivel de satisfacción con las acciones.

En el trabajo que se desarrollará hasta final de año, se avanzará en la celebración de una jornada de encuentro y visibilización del trabajo de solidaridad de las entidades del tercer sector en el ámbito de los Servicios Sociales de la capital tinerfeña.

Santa Cruz Solidaria se construirá en contacto director con las asociaciones, ya sea de forma telefónica como presencial, para dar respuesta a sus inquietudes y con el reto de dar respuesta a la demanda con la celebración de las jornadas, en el primer trimestre de 2023, alternando actividades lúdicas, musicales, charlas y debates, entre otras acciones.

El objetivo es implicar a, al menos, medio centenar de entidades que serán el músculo de una red permanente y de la creación de un grupo de comunicación específico de Santa Cruz Solidaria, que contará con medios necesarios, técnicos y profesionales, así como un lugar de trabajo.

Santa Cruz Solidaria prevé que desde septiembre a diciembre se realice la recogida de datos; la guía de recursos se elabore desde septiembre a abril próximo, para afrontar el programa formativo desde septiembre a junio, casi en simultánea a las jornadas, que también durará casi un curso escolar y la presentación de los objetivos y balance del resultado antes del próximo verano.

La concejala del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS), Rosario González, explica que «se trata de un proyecto que nos va a dar cobertura para poder trabajar, aún más, de una manera más cercana y estrecha con el tercer sector. Uno de los objetivos es avanzar en conjunto a la modificación de las bases de la convocatoria de Cooperación Social, que en 2022 han sido más de 1,5 millones de euros, para lograr una solicitud más simplificada y más adaptada a las necesidades del municipio». Las entidades van a disponer de una persona que les podrá orientar, asesorar y apoyar en las gestiones y, también, se prevé una feria. El reto: saber quiénes somos y a dónde vamos con los mejores recursos.

Compartir el artículo

stats