La Concejalía de Servicios Públicos que dirige el popular Carlos Tarife culminó días atrás la colocación de pilonas en uno de los márgenes de la calle San Juan Bautista, en las proximidades de la trasera del colegio Hogar Escuela que regentan Las Salesianas.

Se trata de una demanda que planteó la comunidad escolar con el objetivo de garantizar la seguridad de los alumnos del centro coincidiendo con las entradas y salida al colegio. El responsable de Servicios Públicos recuerda que fue durante la etapa de mayor incidencia del covid –con las restricciones sanitarias– cuando se habilitó el acceso en la parte de atrás del Hogar, con el objetivo de que los alumnos pudieran cumplir con las medidas de distanciamiento social a la hora de acceder al colegio.

Con el paso de los meses, la entrada ha quedado operativa de forma habitual, por lo que el centro de las religiosas salesianas comunicaron al Ayuntamiento de Santa Cruz su preocupación por la falta de medidas de seguridad, máxime dado el limitado ancho de las aceras y habida cuenta el alto número de niños y jóvenes que durante el curso transitan por la zona, a lo que se suman los padres que los acompañan. El concejal popular Carlos Tarife se comprometió con la comunidad a encomendar la instalación de las pilonas, unos trabajos que ya han culminado y que permite afrontar el inicio del nuevo curso escolar con las máximas garantías de seguridad y cumplimento el compromiso adquirido.