Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Cabildo alega que las bicicletas generan graves problemas de seguridad en Anaga

García aclara que la modificación del Plan Gestor del Parque Rural solo prohíbe su uso en senderos | La consejera del Medio Natural destaca que los vecinos de Anaga han pedido los cambios

Sendero por Anaga, en Santa Cruz de Tenerife. E. D.

El Cabildo de Tenerife informa de que las modificaciones del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Rural de Anaga, que incluyen, entre otros aspectos, la prohibición de la bicicleta en los senderos, se han realizado «a petición de los vecinos de Anaga y con los criterios técnicos de Planificación del Territorio y Gestión del Medio Natural». Con respecto a las bicicletas, la Corporación insular, a través de la consejera de Gestión del Medio Natural y Seguridad, la socialista Isabel García, explica que su uso, «sobre todo en descenso, genera graves problemas de seguridad, y han sido los propios vecinos de Anaga quienes han solicitado esta regulación».

De esta manera responde el Cabildo de Tenerife a las críticas realizadas por el concejal de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Santa Cruz, Carlos Tarife, del PP, quien ha señalado que las modificaciones «incluyen restricciones a la movilidad de los tinerfeños y de los chicharreros, que son un ataque a la libertad». El Consistorio capitalino ha anunciado que presentará alegaciones a las modificaciones planteadas por la Corporación insular tinerfeña.

El Cabildo, tal y como anunció EL DÍA a principios de semana, ha sometido a información pública la aprobación inicial de la modificación del Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Rural de Anaga, con la que se pretende corregir «deficiencias» del documento en vigor, regular los nuevos usos relacionados con el disfrute de la naturaleza, dar respuesta a demandas ciudadanas y resolver «problemas de las gestión cotidiana». De esta manera, y entre otros cambios, el texto incluye, además de la prohibición del uso de la bicicleta por los senderos, la prohibición del quad en todo el Parque Rural de Anaga y del tránsito peatonal «campo a través»; la regularización del sobrevuelo de drones, y también la ampliación de las alternativas para poder instalar restaurantes y merenderos.

La consejera Isabel García señala que este documento, aprobado en 1996, «necesitaba de correcciones que mejoren y enmienden desajustes producidos por el paso del tiempo y la realidad del espacio natural protegido». «Los vecinos se habían dirigido al Cabildo en muchas ocasiones solicitando cambios en el documento. Con las modificaciones que se han propuesto se resuelven algunos de esos problemas detectados tanto por los servicios de gestión como por la propia ciudadanía, algunos de los cuales ya se habían convertido en recurrentes y que afectan a la conservación del propio parque. La institución insular no puede pasar por alto el cuidado de una parte importantísima del territorio protegido de la Isla, que además es Reserva Mundial de la Biosfera», añade.

García lamenta que «el trabajo de cuidado y control de los espacios protegidos se haya convertido ahora en una herramienta más de desgaste político». «El concejal de Medio Ambiente en Santa Cruz, Carlos Tarife, puede tener ocurrencias peregrinas para poder aprovechar políticamente cuestiones como esta, sin embargo, le recomendamos, antes de hacer declaraciones no contrastadas con el documento, que se estudie bien el plan», apunta la consejera.

En este sentido, la socialista Isabel García aclara que con las modificaciones propuestas se podrán celebrar encuentros y competiciones deportivas de manera organizada y controlada en Anaga; se reconoce la libre circulación de bicicletas a través de pistas y carreteras abiertas al tráfico, mientras que, «por razones de incompatibilidad de uso y seguridad para los senderistas, se prohíbe el tránsito en bicicleta exclusivamente por senderos»; se permite el senderismo por cualquier sendero o pista del parque, aunque no «campo a través»; y se consolida el uso de la escalada clásica o tradicional en la Zona de Uso Restringido de los Roques de Taganana, así como el mantenimiento de vías de escalada, descenso de pared y barranquismo ya abiertas.

Compartir el artículo

stats