Las cuatro grandes ciudades del Archipiélago, que conforman el denominado G4, Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria, La Laguna y Telde, exigen al Gobierno de Canarias que les transfiera, en el marco del Plan Canario de Vivienda, la gestión directa de los fondos para que sean los propios municipios los que se encarguen de la construcción de viviendas públicas. Esto permitirá, según explicaron ayer los alcaldes, José Manuel Bermúdez (CC), Augusto Hidalgo (PSOE), Luis Yeray Gutiérrez (PSOE) y Carmen Rosa Hernández (Nueva Canarias), respectivamente, agilizar la promoción y construcción de pisos en dichos municipios, dando respuesta así a una de las necesidades prioritarias de los mismos, pues «éstos concentran el 80% de los demandantes de vivienda que existen en Canarias». «La idea es que sean estas cuatro grandes ciudades las que gestionen de manera directa la promoción pública de vivienda».

Ésta es una de las medidas incluidas en la declaración de intenciones que los cuatro alcaldes firmaron este miércoles, 16 de junio, en el municipio chicharrero, dirigida al resto de administraciones públicas, Cabildos, Ejecutivo canario y Gobierno central . Tras dos años de parón, debido a la pandemia del Covid 19, las cuatro urbes del denominado G4, creado en 2016 para compartir problemáticas y soluciones, han vuelto a reunirse para elaborar un documento con el que reclaman una atención diferenciada para estos municipios por concentrar el mayor número de población del Archipiélago, entre otros aspectos.

También solicitaron la publicación, por parte del Gobierno de Canarias, del catálogo de recursos sociales de todos los municipios para mejorar la atención social y «mitigar el efecto llamada en este ámbito de las dos grandes áreas metropolitanas del Archipiélago»; un mayor apoyo de los Cabildos y del Gobierno canario para la atención al sinhogarismo; la creación, con la participación de los municipios del G4, de planes plurianuales de empleo; el impulso de la reposición del personal, exceptuando de la tasa de reposición a los cuatro grandes ayuntamientos para «poder cubrir las necesidades»; y el desbloqueo de los fondos del FDCAN. Asimismo, han pedido, con el fin de poder trasladar estas propuestas de acción y de que éstas se pongan en marcha, la creación de una mesa de trabajo con el presidente del Gobierno de Canarias, el socialista Ángel Víctor Torres.

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, el nacionalista José Manuel Bermúdez, destacó la importancia de estas reuniones entre las cuatro grandes ciudades de Canarias, pues «compartimos experiencias, diagnósticos y propuestas de soluciones». Recordó que estos municipios albergan más del 40% de la población del Archipiélago y generan más del 50% del empleo que se crea en Canarias. Asimismo, concentran como mínimo el 35% de las grandes magnitudes socioeconómicas del Archipiélago, como la población, empleo, empresas, desempleo y paro juvenil. «Ya solo estos dos datos son suficientes para poder reclamar al resto de administraciones políticas específicas».

Por su parte, el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, el socialista Augusto Hidalgo, apuntó que «tener grandes urbes tiene sus ventajas, pues fuimos los municipios que mejor resistimos durante la pandemia la pérdida de empleo y nos estamos recuperando al mismo nivel que los núcleos turísticos, pero también tiene problemas añadidos». Por ejemplo, dijo, «en el momento de mayor impacto de la crisis, atendimos a todos aquellos ciudadanos que se encontraban en situación de exclusión social, fuese cual fuese su procedencia, pues nuestras ciudades concentran el mayor número de recursos sociales». Para Hidalgo, las cuatros grandes ciudades de Canarias requieren de una visión diferente, «de un reajuste de los elementos de aportación económica». También aprovechó para destacar la «sintonía» existente entre los cuatro alcaldes, «independientemente del color político».

La alcaldesa de Telde, Carmen Rosa Hernández (Nueva Canarias), celebró que el G4 haya recuperado «este espacio de encuentro, con el fin de compartir dificultades y también buenas prácticas». Resaltó sobre todo la necesidad de que sean los propios municipios, refiriéndose a Santa Cruz, Las Palmas Telde y La Laguna, los que gestionen directamente los fondos de Vivienda, «pues la falta de ésta es una de las problemática que más nos afectan».

Por último, el alcalde de La Laguna, el socialistas Luis Yeray Gutiérrez, manifestó que el resto de administraciones deben tener en cuenta que los ayuntamientos son la primera puerta que tocan los ciudadanos cuando tienen problemas. Por ello, indicó, «realizamos estas peticiones, destacando la creación de viviendas, los proyectos de empleo, y soluciones para la merma de personal en las administraciones locales».

PROPUESTA DE MEDIDAS

Catálogo de recursos sociales. Análisis, estudio y publicación por parte del Gobierno de Canarias del catálogo de recursos sociales de los municipios de Canarias. Para desarrollar políticas coordinadas en materia social "es fundamental" que se conozca el catálogo de prestaciones y servicios de cada uno de los miembros del G4. Para ello, "es necesaria" la puesta en marcha de la Ley de Servicio Sociales aprobada en 2019, que "profundice en garantizar una oferta de servicios para toda Canarias con independencia del municipio de residencia".

Atención al sinhogarismo. Los cuatro grandes municipios de Canarias "son factor de atracción de personas sin hogar y desarrollan políticas de atención a dichas personas de manera desigual". Para que estas políticas "sean coherentes", se señala en la declaracón de intenciones, deben desarrollarse iniciativas de carácter insular que aborden la problemática del sinhogarismo desde el origen territorial y social del mismo.

Estrategia en materia de vivienda. Con el objetivo de agilizar la promoción y construcción de vivienda pública en Canarias, y en el marco del Plan Canario de Vivienda, los alcaldes de Santa Cruz, Las Palmas, La Laguna y Telde proponen que sean los cuatro grandes municipios los que puedan gestionar de manera directa dicha promoción pública de vivienda.

Plurianualidad de los convenios de empleo. El G4 plantea también la creación, "de manera participativa con los cuatro municipios", de planes plurianuales de empleo, de manera que "se pueda arbitrar fórmulas de continuidad de dichos planes, sin depender de la tramitación anual de los mismos".

Objetivos FDCAN. Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria, La Laguna y Telde solicitan a la Consejería de Hacienda del Gobierno de Canarias la creación de una mesa de trabajo que permita buscar soluciones a las dificultades de gestión los fondos del FDACN, "redireccionando su objetivos y destino, con el objetivo de generar sinergias con los fondos europeos de reconstrucción Next Generation".

Reposición personal. Con el objetivo de impulsar la reposición del personal de los grandes municipios, el G4 propone solicitar al Gobierno de España, a través de la FEMP y la FECAM, exceptuar de dicha tasa de reposición a los municipios firmantes en aras de cubrir las necesidades en materia de personal.

Reunión con el Gobierno de Canarias. Con el fin de dar traslado de estas propuestas de acción, los alcaldes de Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria, La Laguna y Telde reclaman una reunión con el presidente del Gobierno de Canarias , y piden la creación, junto al Ejecutivo autonómico, de una mesa de trabajo "para garantizar la puesta en marcha de estas iniciativas y el seguimiento de su desarrollo".