Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La vivienda vacacional, un futuro para Chamorga

Arrocha es pionero de una actividad que emerge como atractivo turístico ante el vaciado de Anaga

Jesús Arrocha, pionero de las viviendas vacacionales en Chamorga. El Día

«Llegué a Chamorga hace 20 años», cuenta Jesús Arrocha, que se reconoce como un enamorado de este rincón privilegiado de Anaga donde habilitó la primera vivienda vacacional del lugar.

Jesús Arrocha habla con sentido de pertenencia con el asentamiento de Chamorga, una de las joyas que se descubren en el Parque Rural de Anaga, que conoció como uno de tantos senderistas y amantes de la naturaleza y donde puso sus ojos en la búsqueda de una alternativa a la despoblación del lugar frente al auge que supone como atractivo turístico, por lo que fue pionero de las viviendas vacaciones en Chamorga.

«Compré unos cuartitos en 2003 y cinco años después puse en marcha la primera vivienda vacacional de la zona», lo que se tradujo también en una fuente de ingreso para los vecinos de la zona. «Entre otras cosas porque las personas que van a pernoctar allí van a consumir a la venta de Chamorga». Además, todos los trabajos previos para la puesta en marcha permitieron dar trabajo a los vecinos de la zona.

Hace casi dos meses surgió la alarma entre los vecinos por la aparición del vallado junto a una casa que acababa de adquirir Jesús Arrocha, quien explicó con detalle y documentos que no se trata de usurpar terrenos que no son de su propiedad sino que se delimitó la zona para proceder a la tala y poda, según el permiso facilitado por el Cabildo, de las especies vegetales invasoras. Era preciso habilitar un espacio para hacer el acopio y por ello se fijó un espacio que ya está limpio y expedito con las correspondientes autorizaciones.

Su reto es poner en valor Chamorga entre visitantes que no quieren la pulserita de los hoteles sino que buscan el turismo rural, lo que supone una alternativa para la economía local ante el paulatino abandono del cultivo en la zona mientras se plantea esta fórmula como una vía de ingreso para impulsar Anaga, desde el respeto al entorno, insiste este docente que impartió clases en formación ocupacional como experto en forja y estructura metálica y que proyecta su retiro en Chamorga.

Compartir el artículo

stats