Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Autorizada una nave en el Puerto de Santa Cruz de Tenerife para la construcción de plantas de electrólisis

La Autoridad Portuaria explica que esta industria destaca en la gestión del agua, ya que es fundamental para su potabilización | El centro se ubicará en la Dársena Pesquera

Zona Franca del Puerto de Santa Cruz donde se instalará la empresa de fabricación de plantas de electrólisis. E. D.

El pleno del Consorcio de la Zona Franca de Tenerife ha aprobado, por unanimidad, autorizar a la empresa Wellysis Industries la instalación y puesta en marcha, en la Dársena Pesquera del Puerto de la capital, de una nave para construir plantas de electrólisis. La Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife informa de que este tipo de industria destaca en la gestión del agua, ya que «es fundamental para su potabilización», a través de la desinfección de la misma, «especialmente en áreas con déficit de recursos hídricos».

En concreto, y según indica la Autoridad Portuaria, se trata de un proyecto industrial innovador que consiste en la construcción de plantas de electrólicis, «procedente de materiales importados, para su ensamblaje en los terrenos de la Zona Franca de Tenerife y posterior exportación, con montaje en los países de destino».

El proyecto lleva aparejado la implantación de un centro de monitorización remota de las fábricas instaladas en destino y se vincula a un futuro proyecto de formación de las personas empleadas en dichos destinos. «Se trata, además, de un proyecto que contribuirá a la creación de empleo en Tenerife, tanto de personal cualificado como de servicios». La iniciativa, que tendrá sede en Tenerife, busca expandir el impacto de sus actividades a África como mercado cliente principal, y a toda España como proveedor de insumos y mano de obra especializada.

El Puerto indica que esta nave para la construcción de plantas de electrólisis abastecerá, principalmente, al mercado africano y europeo. De esta forma, «se generará un corredor de tecnología y fabricación entre América, Europa y África, que posibilitará el desarrollo sustentable entre estas regiones. Además, «se construirá un centro estratégico de control remoto para las plantas de electrólisis ya instaladas tanto en territorio nacional como internacional».

Para ello, se prevé la construcción de un edificio de oficinas que dé soporte a través de un Centro de Atención al Cliente. «Este centro servirá, además, para impartir cursos de formación y reciclaje a los operarios de las plantas, así como para el desarrollo de proyectos de I+D+I, lo que lo convertirá en un centro estratégico y neurálgico con terceros países». También se pretende estudiar procesos industriales vinculados a las plantas de electrólisis y establecer diferentes programas piloto.

«El Consorcio de la Zona Franca de Tenerife da luz verde, así, a un proyecto de desarrollo del Sector Industrial de Canarias, sector actualmente minoritario en nuestras islas, que puede aportar estabilidad a nuestra economía, y que incorpora componentes de I+D+I en todas sus fases, contribuyendo a la tan necesaria diversificación de la economía canaria, así como a la creación de puestos de trabajo en sectores que requieren de alta cualificación», resaltan fuentes de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife.

Compartir el artículo

stats