Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Cruz aprueba la licitación de los chiringuitos de la playa de Las Teresitas

Uno de los actuales quioscos de la playa de Las Teresitas. María Pisaca

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Santa Cruz tiene previsto aprobar este lunes la licitación de los quioscos de la playa de Las Teresitas, cuya gestión y explotación se vuelven a sacar a concurso público tras expirar el plazo de la concesión otorgada a los actuales responsables de estos chiringuitos. De esta forma, la Junta dará el visto bueno a los pliegos de condiciones económicas, administrativas y técnicas que regirán la licitación, por lo que el siguiente paso será la publicación de estos en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) para que las empresas interesadas puedan presentar sus propuestas. Se prevé que dicha publicación se produzca en las próximas semanas.

En concreto, se volverá a sacar a concurso la gestión y explotación de ocho quioscos, incluido el servicio de hamacas y sombrillas. Eso sí, en esta ocasión se introducen algunas novedades que responden a las demandas realizadas por los actuales concesionarios, como la posibilidad de que los chiringuitos cuenten con un pequeño almacén. También se incorpora el uso de placas solares y la posibilidad de que los establecimientos puedan contar con dos aseos.

Con respecto a la música, se advierte que los chiringuitos solo podrán tener música ambiente y que deberán incorporar un limitador de ruido para evitar que se sobrepasen los 63 decibelios permitidos. Cada quiosco dispondrá de una instalación cerrada destinada a zona de barra y zona de manipulación con una superficie de 20 metros cuadrados, así como de una terraza cuya superficie máxima será de 50 metros cuadrados, donde se colocarán como máximo 10 meses y 40 sillas.

Los encargados de los chiringuitos de la playa de Las Teresitas deberán abonar un canon anual de 3.132 euros por la explotación del propio quiosco y de 3.396 por la explotación del servicio de hamacas, sombrillas y camas balinesas. El plazo de la concesión volverá a ser de cuatro años.

Compartir el artículo

stats