Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un informe tasa el valor del conjunto escultórico en 45 millones de euros

Doce vallas anunciaban su cotización tras el pleno celebrado el 26 de marzo de 2021

Una de las doce vallas instaladas en Tenerife. E. D.

Al objeto de tasar el llamado Monumento a la Paz, obra de Juan de Ávalos, la Asociación para la Investigación y Protección del Patrimonio Artístico San Miguel Arcángel remite a un estudio elaborado por Javier Morales Vallejo –doctor en Historia del Arte y subdirector del Museo del Prado (1975-1981)–, gran conocedor de la obra de este escultor y que ha tasado la totalidad de sus piezas para la aseguradora Lloyd’s, quien estima en 45 millones de euros el conjunto que se alza en Santa Cruz de Tenerife. Así se concluye en un informe, firmado el 15 de marzo de 2020, atendiendo al valor de la escultura en sí, en cuanto a materia definitiva y no en el poliéster o escayola original; al hecho de haber sido modelada en 1965, la mejor época del autor, y a que esté acompañada de una fuente de mampostería de piedra que hoy no se ejecutaría por menos de entre 1.500.000 y 1.750.000 euros, tal y como destaca la Fundación Juan de Ávalos.

Un día después del pleno celebrado en el Ayuntamiento de Santa Cruz el 26 de marzo de 2021, en el que Unidas Podemos presentó una moción, rechazada por el resto de partidos, pidiendo la retirada del monumento y la simbología franquista de la ciudad, aparecieron doce vallas publicitarias en Tenerife informando de la tasación. «Valor: 45.000.000 euros» podía leerse, en defensa del conjunto escultórico que se erige desde 1966 en el corazón de Santa Cruz de Tenerife. «Protejamos nuestro patrimonio artístico» era la frase que acompañaba a la cifra, señalando que la obra «está elaborada por uno de los escultores más reconocidos del siglo XX»,

En el mes de mayo de aquel año, la Junta Republicana de Canarias requirió a los gobiernos central y autonómico que procedieran a retirar las doce vallas publicitarias, mientras la Asociación para la Investigación y Protección del Patrimonio Histórico San Miguel Arcángel (Aipphsma) solicitó al Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Santa Cruz medidas cautelares de protección para la escultura, que fueron concedidas.

La Junta Republicana las calificó como «vallas de la vergüenza», al considerar que suponían «un insulto» a la democracia y a las víctimas de la represión franquista, señalando que en esas imágenes se defendía «la ignominiosa estatua, usando como único argumento la insólita valoración del hijo del arquitecto que la construyó».

Compartir el artículo

stats