Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

1 de mayo de 1982: un kilo de dinamita estalla en la puerta del Monumento

La detonación destruye la puerta de entrada y también afecta al hueco del ascensor

Efectos de la explosión | | E.D.

Alrededor de las 5 de la mañana del 1 de mayo de 1982, la detonación de un artefacto explosivo causaba daños de importancia en el conocido como Monumento a los Caídos por la Patria, en la plaza de España. El explosivo, colocado en la puerta de acceso, se cree que estaba formado por un kilo de dinamita, según fuentes policiales.

La explosión, que no causó daños personales, destruyó por completo la puerta de acceso a la torre y también la zona donde estaba habilitado el hueco del ascensor, además de destrozar los cristales que configuraban la imagen de la cruz. La onda expansiva también afectó a algunas cristaleras del edificio contiguo del Cabildo Insular, así como a la sede de Correos y Telecomunicaciones, ambos ubicados junto a la plaza, a menos de cien metros del lugar donde se produjo la detonación.

El atentado, que no fue reivindicado, causó una sensible impresión en la ciudadanía, ya que la fuerte explosión se percibió en un amplio radio de la capital.

Bajo la sombra de este suceso, unas trescientas personas, según fuentes del Gobierno Civil, participaron en los actos del Primero de Mayo en la capital tinerfeña, convocadas por tres sindicatos nacionalistas. No se celebró la concentración prevista por las centrales UGT y CCOO, que habían elegido el Parque de La Granja, coincidiendo con el lugar en el que concluía la manifestación de dos sindicatos nacionalistas autorizada con anterioridad por el Gobierno Civil. Las centrales mayoritarias llegaron tarde a la petición de permisos gubernamentales y decidieron desconvocar la concentración unitaria.

Los nacionalistas promovieron una marcha que reunió a unas 250 personas y que concluyó en el Parque de La Granja. USO optó por una fiesta campestre en el monte de Las Mercedes, mientras la CNT convocó una concentración en la Plaza del Príncipe a la que asistieron unas 40 personas. Todas se desarrollaron sin incidentes.

Compartir el artículo

stats