Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CC OO teme que Correos desmantele su sede principal en la plaza de España

La empresa ya se ha deshecho de inmuebles en Valencia, Alicante, Castellón y Almería

Reunión ayer de Fernando Clavijo con los sindicatos de Correos. El Día

Comisiones Obreras teme que Correos desmantele su sede principal en Tenerife en la plaza de España de la capital tinerfeña. Esto señaló ayer Pedro Segura, secretario de CCOO de Correos en la provincia tinerfeña, que informó de que la empresa postal pública pretende retirar dos unidades que se encuentran en este inmueble histórico en el mismo centro de Santa Cruz de Tenerife. Segura cree que Correos va a seguir en la capital el mismo camino que ha emprendido en otras ciudades españoles, en las que se está deshaciendo de inmuebles, como Valencia, Alicante, Castellón o Almería.

Sede principal de Correos en la plaza de España de Santa Cruz. | | E.D.

«Los pasos que está dando la empresa en otros puntos del país parecen encaminados a extender este desmantelamiento a Tenerife». Pedro Segura considera que no solo será la sede de la plaza de España, sino también la de la plaza de los Patos, cerrada «hace más de dos años y sin visos de que se vaya a hacer la remodelación anunciada en su momento para este delegación». CC OO se opone a este proceso y a otros pasos que está dando Correos y que según el sindicato «ponen en peligro un servicio esencial para la población canaria».

Pedro Segura trasladó ayer estas preocupaciones de los trabajadores de Correos al senador por la Comunidad Autónoma de Canarias y secretario general nacional de Coalición Canaria-PNC, Fernando Clavijo. El nacionalista anunció tras la reunión que trabajará «de la mano» de los principales sindicatos de Correos –CC OO y UGT– de las Islas con el fin «de buscar una solución que no solo permita corregir el caos que arrastra la empresa pública desde hace unos meses, y que acumula miles de paquetes sin entregar desde la campaña de Navidad, sino garantizar un servicio 100% público y de calidad a largo plazo», ya que, enfatizó «en el caso de Canarias es un servicio esencial».

El senador aseguró que luchará en Madrid para «no dar ni un paso atrás en un servicio que de no ser público no garantizaría la llegada de la correspondencia a todos los puntos de las Islas» debido a las singularidades del Archipiélago. En este sentido, detalló que a la solicitud de comparecencia del presidente de Correos, Juan Manuel Serrano, en el Senado registrada hace unos días se unirán otras iniciativas que persiguen «defender el servicio público esencial que presta Correos en las Islas», así como «mejorar las condiciones de trabajo de los empleados», que «no solo están soportando la presión de la dirección sino la frustración de no poder dar un buen servicio, que es lo que quieren hacer, por falta de medios técnicos y humanos». También defenderá que «no se produzca ni un retroceso en la red de recursos de la empresa pública en el Archipiélago». En este contexto, Clavijo mostró su preocupación porque «hay una voluntad clara de la dirección y del Estado de desmembrar y hacer desaparecer a la compañía».

Clavijo, tras reunirse con los sindicatos: «Lucharé para que Correos dé un servicio de calidad en las Islas»

decoration

Al respecto, se refirió «a los rumores del cierre de oficinas y de reagrupaciones» que ya sugirió la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, en un informe dado a conocer en junio del pasado año y que abre a la gestión privada parte de la red de Correos. El citado informe recoge una serie de propuestas estructurales entre las que figuran una reducción de las oficinas y buzones y la externalización de una parte de la red postal. Ambas medidas coincidieron tanto el senador como los representantes sindicales tendrían «un impacto negativo en un territorio con las singularidades de Canarias».

Los temores de privatización y desmantelamiento de sedes crecieron cuando el presidente de Correos, Juan Manuel Serrano, en una reunión directiva reciente con representantes de todo el Estado, anunció su intención de dividir Correos en negocios independientes para crear sociedades anónimas con personalidad jurídica propia. CCOO y UGT respondieron en un comunicado que «trocear la compañía en unidades de negocio solo puede suponer el fin del servicio público postal de calidad para pasar a ser residual y marginal, a la vez que se camina hacia la privatización de los negocios rentables de la compañía, que ni el anterior Gobierno se atrevió a hacer con mayoría absoluta incluida». Para CCOO y UGT, sindicatos mayoritarios en Correos, las consecuencias sociales serán «el recorte de servicios públicos a la ciudadanía», que «afectará especialmente Canarias».

Fernando Clavijo matizó ayer que «el caos» de la campaña de Navidad «ha sido la gota que ha colmado el vaso sobre la situación de Correos en las Islas», por lo que apeló a la dirección de la empresa pública a «sentarse con las fuerzas sindicales, con los trabajadores». El senador por la Comunidad Autónoma hizo un llamamiento «al sentido común y al diálogo, a que se sienten para pactar una hoja de ruta que desatasque la situación actual».

El edificio fue construido específicamente para acoger la sede de Correos y Telégrafos. Fue proyectado en 1943 por el arquitecto Luis Lozano Lasilla. El derribo del castillo de San Cristóbal permitió que una gran superficie del antiguo Santa Cruz modificara considerablemente su aspecto con la instalación de nuevos inmuebles para uso público y privado, como la sede de Correos. La empresa, consultada ayer por este periódico, no se pronunció sobre la posibilidad de abandonar este inmueble de gran valor patrimonial de la capital tinerfeña.

Compartir el artículo

stats