Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Presupuestos municipales 2022 | Santa Cruz, el motor económico de Tenerife

Bermúdez anuncia un ambicioso catálogo de actividades para dinamizar las calles

El alcalde traslada a directivos financieros su reto para devolver alegría y generar gasto y consumo

15

Presentación presupuesto municipal 2022 de Santa Cruz de Tenerife a entidades financieras Carsten W. Lauritsen

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, pondrá en marcha este mismo año, en cuando la pandemia lo permita, el mayor catálogo de actividades en la calle para recuperar la alegría y la ilusión con un calendario atractivo para que salgan las familias se genere gasto y consumo. El programa se desarrollará tanto en el centro de la ciudad como en los barrios en busca de la inversión que remitió por la incidencia del covid. «En 2011 se decía que Santa Cruz era una ciudad muerta, nada que ver con la oferta que existía cuando irrumpió la crisis sanitaria. Con este catálogo de actividades contribuiremos a devolver la alegría y recuperar la inversión», sentenció el regidor municipal.

Bermúdez realizó el anuncio en el transcurso de la reunión anual que, desde que accedió a la Alcaldía en el año 2011, celebra con los representantes de entidades financieras del municipio para presentarle las líneas maestras del presupuesto. A su lado, el concejal de Hacienda, Juan José Martínez, quien ahondó en las principales actuaciones, partiendo del análisis sobre la Santa Cruz que ha dejado el covid, las políticas emprendidas para remontar la pandemia y los retos de futuro a corto y medio plazo.

De la solemnidad de Bermúdez, que impartió su conferencia desde el atril habilitado en el salón principal del Real Casino de Tenerife, al formato a la americana, con micrófono inalámbrico incluido, del concejal de Hacienda, que apoyo su intervención en una proyección en pantalla, ante un auditorio entre los que se encontraban el virtual candidato del PP a la Alcaldía en mayo de 2023, Carlos Tarife, la edil Evelyn Alonso, que le permitió el regreso a la Alcaldía, y Alfonso Cabello, concejal de Sociedad de Desarrollo y Fiestas –área que se vislumbra más decisiva en la apuesta de Bermúdez por devolver la alegría en la calle– y también secretario general de los nacionalistas en la capital.

Presupuestos para un nuevo ciclo.

El alcalde presentó los presupuestos municipales de diciembre como la previsión económica que permitirá afrontar un nuevo ciclo en la ciudad en aras de consolidar la recuperación que ya se están produciendo, según el diagnóstico del alcalde.

Bermúdez vendió su intervención a los representantes de las entidades financieras en titulares. «Hemos vuelto a la situación prepandémica». Y por si alguien tiene dudas, se refirió, un dato: «Somos el 40 por ciento de los contratos de Tenerife». No obvió la caída del desempleo (que se sitúa en el 22%), para asegurar que la capital registra una tendencia positiva en la recuperación. De nuevo, otro titular: «Somos el motor económico de Tenerife», para hacer partícipe al Ayuntamiento de la inversión económica en este año, con un esfuerzo que cuantificó en 50 millones de euros, veinte más que en el anterior ejercicio.

«Tenemos un presupuesto mayor que el año pasado», explicó Bermúdez, que no quiso deslumbrar con la cifra, 284 millones, sino con la capacidad de gestionarlo, para admitir la diferencia entre hacer una previsión y llevarla a efecto. Otro titular: «Santa Cruz tiene capacidad de inversión».

Una administración moderna.

El alcalde mostró el lado más vanguardista del ayuntamiento al explicar que sus gestores hicieron de la necesidad virtud, para lo que dieron el salto al mundo virtual como el camino más corto entre la administración y administrado, una arrancadilla que aprovecharon del confinamiento.

Y se arrancó con una retahíla de proyectos para emprender la remontada económica, con 191 ideas que precisan de más de 600 millones de euros que se buscan en otras administraciones supramunicipales, como la gallina de los huevos de oro en los parece haberse convertido los fondos Next Generation, de donde Santa Cruz ya ha pellizcado doce millones para la rehabilitación y mejora de viviendas de Añaza.

Bermúdez también habló de Urbanismo, en un guiño –o una advertencia– al concejal todavía al frente del área hasta el próximo martes, Carlos Tarife, al confiar que, «como anunció el responsable de la Gerencia», este año al menos se apruebe el avance. Y deslizó un variscaso al tribunal que «tumbó en seis o siete folios» el arduo trabajo de técnicos en un proceso participativo para sacar adelante el Plan General de Ordenación de 2013 que fue anulado.

De nuevo, otro titular: «No podemos las oportunidades de otros diez años», para abrirle la puerta a los representantes de las entidades financieras a acudir a los gestores municipales cuando sepan de algún cliente que quiere invertir en Santa Cruz. «Buscaremos fórmulas que permitan la inversión dentro de la legalidad aunque no tengamos aún el nuevo Plan General», se comprometió.

La capital de la fiscalidad más baja.

Bermúdez se presentó también como el alcalde la capital de la menor fiscalidad, para animar a la inversión porque tampoco va a ser ad eternum, admitió, para venirse arriba: «Somos una de las cinco capitales de provincia de España con la menor presión fiscal». Entre los atractivos, «los autónomos y empresarios no pagan tasa de basura y las familias se beneficiará de un descuento del 10%».

Desde el salón principal del Casino de Tenerife, Bermúdez miró al mar para apostar por la búsqueda de sinergias con el Puerto de Santa Cruz de Tenerife. Desde la orilla, hasta la cumbre, al contrario de como canta la isa. De mirar al mar, a poner la vista en la zona de medianía de Cuevas Blancas, donde se diseñó el desarrollo tecnológico de la capital, en una apuesta por la internacionalización de las empresas, un término de moda en la jerga económica que Bermúdez reivindica para la capital.

De la vanguardia, a la historia. El regidor puso en valor los más de 30 millones que Santa Cruz invierte en Patrimonio Histórico, no para enterrar dinero, sino como «inversión que permitirá generar riqueza»: desde el Templo Masónico –que esta misma semana cuenta con 3 millones aportados para su rehabilitación desde el Gobierno de España–, al Parque Cultural Viera y Clavijo –donde se empadronará el Museo Rodin–, el Castillo de San Andrés, la antigua Escuela de Comercio, el Ireneo González o el Palacio de Carta, algunas de las doce joyas que pretende mostrar como seña de identidad de la capital tinerfeña.

Viaje a Santa Cruz 2030.

De nuevo otro titular: «Hay que ilusionar a los vecinos» y en los veinte minutos que duró su alocución, Bermúdez se teletransportó con los representantes de las entidades financieras a la Santa Cruz 2030, un proyecto en el que nadie confiaba ni tomaba en consideración –deslizó– cuando el firmó el convenio con Cepsa en 2018 que permitirá a la capital recuperar 578.000 metros cuadrados.

«Seremos un ejemplo en toda Europa: quitaremos una refinería para crear una ciudad sostenible», en una transformación que consideró imprescindible y necesaria, que precisa la descontaminación de los terrenos una vez este mismo año comience el desmantelamiento de los tanques que darán paso a parques y edificios.

Bermúdez, por sus palabras, parecía estar caminando entre las avenidas, zonas verdes, paseos de la nueva Santa Cruz. Del muelle de La Hondura, donde operan los petroleros de Cepsa, al moderno intercambiador de los trenes del Sur y del Norte de la Isla, o donde estará el Tenerife Arena o un recinto para grandes espectáculos.

Guiño a banqueros y funcionarios.

«Es un proyecto ilusionante que está a la medida de la capacidad de inversión de Santa Cruz», explicó Bermúdez, quien antes de finalizar su intervención hizo dos guiños a los presentes. «Hemos incorporado en este plan de recuperar algunas de las recetas que nos han propuesto ustedes», hizo partícipe el regidor de la capital, que estableció complicidad con los presentes en este proyecto de ciudad. Reconoció que las recetas aportadas han permitido «recuperarnos rápidamente», para reiterar que «ya recuperamos no solo niveles propios de la prepandemia, sino incluso mejores índices económicos» que cuando irrumpió el covid.

Bermúdez también hizo participé de dicha recuperación económica a los funcionarios y el personal del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, entre los que se encontraban miembros de la Intervención.

Un papel fundamental le atribuye en los planes para la remontada económica tras la pandemia, para destacar su implicación que ha permitido acercar a Santa Cruz más de 37 millones de euros en fondos rascados en administraciones supramunicipales. Para evitar que la capital no pierda ni un euro de las ayudas externas, Bermúdez anunció la creación de una oficina que se encargará de la gestión de esos proyectos, que combinará la búsqueda de fondos con la ejecución de los proyectos, en un Santa Cruz que ya superó la pandemia económica y mira a corto y medio plazo.

284 millones de euros


  • Cuantía del presupuesto del Ayuntamiento de Santa Cruz para este año, un 9,1% más que el anterior y que podría incrementarse con la incorporación de fondos llegados de Europa.

52 millones de euros


  • La Corporación santacrucera prevé invertir este ejercicio 51.880.000 euros. En lo que respecta a la inversión real, el esfuerzo pasa de los 28 millones de 2021 a los 41 paa este año.

75,7% para las personas


  • Tres de cada cuatro euros de la consignados en presupuesto municipales se destinan a las personas, en especial a Servicios Públicos Básicos y Protección y Promoción Social.

90.000 familias


  • El Ayuntamiento reduce un 10,5% en el recibo de la basura para beneficia a todas las viviendas del municipio y mantiene a Santa Cruz como el municipio canario con menor fiscalidad.

191 proyectos


  • Santa Cruz cuenta con 191 proyectos para ejecutar para los que precisa 619 millones de eueros. En la actualidad ya se han conseguido captar 37 millones, incluyendo los doce para Añaza.

Compartir el artículo

stats