Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Dirección Insular de Turismo culmina el sendero peatonal de la playa de Benijo

El inicio de la obra se remonta a 2019, si bien la contrata quebró y se reinició la adjudicación

Fotografía panorámica del sendero peatonal que da acceso a la playa de Benijo, en Anaga. E. D.

Las obras del sendero peatonal que da acceso a la playa de Benijo, en el Distrito de Anaga, llegan esta semana a su término tres años después de que los trabajos fueran adjudicados en mayo de 2019 por 266.000 euros. La crisis económica provocada por la incidencia del Covid no pasó inadvertida para la empresa adjudicataria de los trabajos, que entró en concurso de acreedores, lo que obligó al Cabildo de Tenerife a reiniciar el expedientes administrativo, con un segundo encargo a otra empresa que lleva a término la intervención.

La directora insular de Turismo de la Corporación insular, Laura Castro, recordó que este proyecto está participado por el Cabildo, que aporta el 85 por ciento del coste total de la obra, y por el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, que contribuye con el 15% del coste restante.

Aunque tanto el proyecto como la resolución del primer concurso ya estaban en marcha cuando Laura Castro llegó a la Dirección Insular de Turismo, la responsable de este departamento explicó que la intervención se afronta desde su área dado que se trata de un lugar estratégico para la Isla como es el particular de la playa de Benijo, y por ende el Parque Rural de Anaga, que disfruta de la consideración de Reserva de la Biosfera desde junio de 2015.

Aunque conocedora del contratiempo que ha soportado la ejecución de la mejora del sendero peatonal, la directora insular de Turismo destaca el papel que han jugado los vecinos para que «todo salga rodado». «Desde este departamento, cada vez que vamos a ejecutar una obra, convocamos a los residentes para, junto a los técnicos, informarles de las características de la intervención».

El remate de los trabajos

Dado que la obra se quedó parada, el área de Turismo tuvo que realizar una valoración del trabajo ejecutado además de estudiar lo que restaba, por lo que se habilitó una partida de 250.000 euros para concluir la habilitación del sendero peatonal de acceso de la playa de Benijo, que se ha ejecutado en un plazo de seis meses. «Estamos muy contentos con el resultado de esta actuación y en particular con la labor desarrollada por la actual empresa adjudicataria que se ha encargado de retomar y concluir la obra», precisó Laura Castro, que hizo partícipe del logro a los vecinos, antes de precisar que esta semana se procede a los remates.

El proyecto de mejora contempla la adaptación de su primer tramo mediante una rampa accesible hasta un pequeño mirador con vistas al arenal, «permitiendo la accesibilidad a las personas con problemas de movilidad». A continuación de este primer tramo, se acondiciona el camino existente respetando su trazado adaptado a la topografía de la montaña. Asimismo, y según las actuaciones previstas, se mejora su firme y los muros laterales con piedra de pórfido gris y mampostería de piedra del lugar, respectivamente, según se anunció en la presentación del proyecto de intervención.

«Es fundamental la buena predisposición de los vecinos para que todo salga rodado»

Laura Castro - Directora Insular de Turismo

decoration

El trazado del camino peatonal se respeta entre las cotas +50,00 y +16,00, donde se habilitan dos pequeñas zonas de descanso-mirador. Desde allí, el sendero se encuentra dentro del deslinde marítimo terrestre. Siguiendo las recomendaciones de la Dirección Provincial de Costas, el sendero se proyecta con elementos constructivos desmontables, con rampas y tramos de escaleras pavimentadas con madera de pino ecológico, salvando así el desnivel desde la playa Benijo hasta la cota +16,00.

A lo largo del trazado se prevén bancos de descanso, papeleras y elementos de señalización, y el sendero se protegerá frente a caídas por medio de una barandilla de madera de un metro de altura. Por último, aprovechando la ejecución de esta obra en el sendero que discurre por la ladera que desemboca en la playa de Benijo, se acondiciona el talud de la zona superior del paseo mediante la limpieza y saneamiento de piedras y taludes inestables, dotándolo de redes de protección y plantación de especies autóctonas, según se establece en el proyecto.

Un paraje de gran belleza

La mejora del sendero peatonal de la playa de Benijo supone un impulso en uno de los lugares más exquisitos de Anaga, por su espectacular belleza, siendo además uno de los polos de atracción para los restaurantes que se localizan en la zona y que las autoridades resuelvan otro de los problemas históricos del lugar: la carencia de aparcamientos.

De la misma forma que algunos de los empresarios de la restauración lamentaron el olvido al que se había sometido la obra, porque se iniciaron los trabajos y de un día a otro quedaron precintados, las mismas fuentes celebran el ritmo que se ha desarrollado gracias a la segunda contrata.

La visita a la playa de Benijo permite descubrir un sendero cómodo que en nada tiene que ver con el estado que permaneció durante los últimos tres años, desde que se proyectó la rehabilitación, cuando se convertía en una odisea el tránsito por la zona más próxima a la playa, lo que llevaba a los más conocedores del lugar a transitar por la costa hasta Almáciga. Eso, sin obviar la pendiente y lo escarpado de la subida. Con este sendero Tenerife recupera un paraíso en la costa de Anaga.

Compartir el artículo

stats