Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Cruz anuncia inspecciones y precintos en la Montaña de Taco

Urbanismo acelera la resolución de tres expedientes de disciplina urbanística

Montaña de Taco.

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Santa Cruz anuncia la intensificación de las inspecciones en la Montaña de Taco y el precinto de aquellas actividades clandestinas que «aún no hayan cesado». Así lo anuncia el concejal responsable del área, Carlos Tarife, del PP, quien indica que a partir de esta misma semana los técnicos visitarán la zona para tomar las decisiones oportunas, con el objetivo de acelerar la resolución de los tres expedientes de disciplina urbanística que están abiertos. Asimismo, «se valorará si es necesario incorporar alguno más», añade el edil.

Este apunta que de esta manera, el Consistorio chicharrero cumplirá con lo acordado en el Protocolo de Actuación para la Rehabilitación Ambiental y Urbana de la Montaña de Taco, que han firmado los ayuntamientos de Santa Cruz y de La Laguna, el Cabildo y el Gobierno canario para impulsar el proyecto con el que se quiere convertir este espacio en un gran parque público. La Corporación insular se encargará de definir la ordenación urbanística más adecuada, de fomentar la participación ciudadana y de ejecutar los trabajos; el Ejecutivo se ha comprometido a finalizar la vía Ofra-El Chorrillo; y los ayuntamientos deben impulsar la resolución de los procedimientos administrativos de disciplina urbanística iniciados «con relación a la actividad extractiva desarrollada irregularmente en el ámbito de la Montaña de Taco», así como obtener el suelo necesario.

En la actualidad, en la Gerencia de Urbanismo de Santa Cruz se han localizado tres expedientes de disciplina urbanística en tramitación. El primero de ellos corresponde a un recinto «cerrado y murado donde se ejerce la actividad de aparcamiento de vehículos y maquinaria». «Se tiene constancia de que en 2019 la Apmun (Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural del Gobierno de Canarias) inició un procedimiento sancionador y propuso, asimismo, el cese de la actividad. Nuestros técnicos comprobarán esta semana si esta se sigue realizando. En el caso de que sea así, incoaremos el correspondiente expediente, con el fin de ordenar el cese y el precinto», explica Tarife.

El segundo expediente actualmente abierto en Urbanismo se refiere a un solar donde se almacenan diversos elementos de maquinaria de construcción y transporte, y escombros de demoliciones y obras. «Consta una resolución de orden de ejecución de limpieza y cerramiento. En este caso, Urbanismo podría ordenar la ejecución subsidiaria e imponer multas coercitivas. Asimismo, debemos incoar un expediente de actividad clandestina, una vez que hayamos comprobado que se sigue ejerciendo la actividad». Por último, el tercer expediente tienen que ver con una antigua bloquera, para la que existe una orden de ejecución de restablecimiento del entorno.

«El Ayuntamiento de Santa Cruz, a través de Urbanismo, terminará y cerrará estos expedientes, algunos de los cuales llevan mucho tiempo tramitándose. Por lo tanto, se acelerará su tramitación, instando a los propietarios de las citadas actividades que pongan fin a las mismas y que restablezcan el entorno». Así lo asegura Carlos Tarife, aunque también aprovecha para instar al Gobierno de Canarias y al Cabildo de Tenerife a que «también cumplan con su parte».

«El Cabildo debe convocar la comisión interadministrativa para la Rehabilitación de la Montaña de Taco cuanto antes. Además, debe suspender el planeamiento de Santa Cruz y de La Laguna para poder redactar el proyecto de interés insular que necesita esta actuación. Asimismo, por su parte, el Gobierno de Canarias debe establecer ya un cronograma para la finalización de la famosa vía Ofra-El Chorrillo. Santa Cruz está actuando para acelerar la resolución de los expedientes de disciplina urbanística y poner fin a las actividades clandestinas, pero el resto de administraciones también se deben poner las pilas, cada una con lo suyo, pues los vecinos se merecen ya que esa montaña se convierta en un parque público, porque llevan demasiado tiempo esperando por esta actuación», manifiesta el concejal de Urbanismo en la capital.

Carlos Tarife, concejal de Urbanismo en Santa Cruz. Andrés Gutiérrez

"El Cabildo de Tenerife y el Gobierno de Canarias también deben ponerse las pilas"

decoration

En relación al Ejecutivo canario, este se ha comprometido, con la firma del Protocolo de Actuación para la Rehabilitación Ambiental y Urbana de la Montaña de Taco, a finalizar la ejecución de las infraestructuras viarias anejas al ámbito de la montaña, es decir, «acabar el puente elevado sobre la autopista TF-5 (autopista del Norte), que conectará la avenida Príncipes de España con la avenida del nuevo enlace de Las Moraditas, así como a finalizar la conexión de esta avenida con la TF-2 (conexión del Sur con La Laguna), lo que permitirá completar la conectividad a diferentes niveles: insular (TF-1, autopista del Sur), supramunicipal (TF-2), y local (avenida Príncipes de España)».

La Montaña de Taco es un cono volcánico sobre una cota de 279 metros que ocupa una superficie aproximada de 321.000 metros cuadrados, de los que un 52,2% corresponden al municipio de Santa Cruz y un 48,8% al de La Laguna. En la actualidad, su topografía se encuentra completamente modificada «por las sucesivas actividades extractivas de picón que se vienen ejerciendo desde hace décadas en la montaña, en algunas casos de manera clandestina y desordenada, provocando la pérdida de su configuración original y generando un espacio altamente degradado y caótico», según se indica en el texto del protocolo firmado entre las cuatro administraciones. Además, «los numerosos frentes de explotación desarrollados durante décadas han provocado la existencia de taludes verticales inestables y de gran altura que confieren a la zona un aspecto desorganizado y poco seguro». En la montaña y en su entorno conviven barrios residenciales, usos industriales (naves de almacenaje o distribución, industrias de prefabricados de hormigón o tratamiento de mármol), usos deportivos, basureros y vertederos descontrolados, zonas de parque de maquinaria y elementos de infraestructura (punto geodésico en el vértice de la montaña y estaciones transformadoras de electricidad).

El proyecto que plantea el Cabildo, y al que se han sumado el Gobierno canario y los ayuntamientos de Santa Cruz y de La Laguna, plantea la rehabilitación de la Montaña de Taco mediante su transformación en un parque público y la regeneración de su entorno, creando zonas verdes.

Compartir el artículo

stats