Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Cruz amplía aceras y elimina aparcamientos en la zona del Concorde

El Distrito Suroeste trasladará a otras zonas la actuación ejecutada en las calles Ipalán y San Borondón para dar prioridad a los peatones frente al vehículo

El concejal del Distrito Suroeste, Javier Rivero, visita las obras en la zona del Concorde.

El Distrito Suroeste de Santa Cruz de Tenerife, que dirige el concejal Javier Rivero (CC), ha iniciado las obras con las que se pretende, a través de la ampliación de aceras y eliminación de plazas de aparcamiento, mejorar el tránsito de los peatones en la zona del Centro Comercial Concorde, en el chicharrero barrio de El Rosarito.

El concejal explica que una de las principales líneas de trabajo de la oficina del Distrito Suroeste consiste, precisamente, en ejecutar las mejoras necesarias en el entorno urbano para eliminar barreras arquitectónicas y dar prioridad a las personas frente al vehículo privado.

En este sentido, el edil nacionalista anuncia que en la zona del centro comercial Concorde, «en donde estamos eliminando estacionamientos y ampliando las aceras, se está utilizando un nuevo modelo que queremos probar y trasladar a otros puntos conflictivos del Suroeste, para convertir al peatón en el protagonista».

En concreto, y según explica Javier Rivero, el proyecto que se está llevando a cabo en la zona del Concorde consiste en la creación de dos nuevos pasos de peatones entre las calles Ipalán y San Borondón, así como en la creación de una plaza de estacionamiento para personas con movilidad reducida (PMR), «cumpliendo así con las indicaciones que marcó mediante decreto el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez (CC), para potenciar la accesibilidad universal en los barrios y pueblos de la capital».

«En este punto de la ciudad estamos utilizando un nuevo criterio, que es el de ampliar las aceras para conseguir pendientes más suaves y más seguridad para el peatón, priorizando a las personas frente al vehículo privado, puesto que las desarrollamos sobre aparcamientos y donde se estacionaba de forma incorrecta hasta el momento. Es un modelo que estamos probando y queremos testarlo para trasladarlo a otros puntos conflictivos del Suroeste, donde convirtamos al peatón en el protagonista», insiste el edil.

El concejal nacionalista Javier Rivero señala que con la creación de los dos nuevos pasos de peatones en dicha zona se eliminan unas cinco plazas de estacionamiento. La previsión es que los trabajos, que suponen una inversión municipal de casi 10.500 euros, finalicen en una semana, aproximadamente, apunta el edil.

Según explica el también concejal responsable del área de Participación, esta actuación «requiere la demolición previa de los bordillos en hormigón y la posterior colocación en el perímetro de la zona ampliada, debiendo quedar totalmente enrasados con respecto a la calzada pavimentada».

«En el entorno objeto de la actuación, es decir, el espacio comprendido entre las calles Ipalán y San Borondón, en la trasera del Centro Comercial Concorde, en el barrio de El Rosarito (Barranco Grande), se conforma una gran afluencia peatonal y vehicular, pero no dispone de los necesarios pasos peatonales a través de los que poder garantizar la continuidad del itinerario peatonal y comunicar con las aceras dispuestas en el lado opuesto de la citada calle. Por lo tanto, en esta zona, el tránsito de los ciudadanos no está garantizado a través del itinerario de forma continua, segura y autónoma para todas las personas. El objetivo de las obras que estamos ejecutando es recuperar más espacio para el tránsito de personas», manifiesta Javier Rivero.

Este resalta a EL DÍA, entre las acciones que se están llevando a cabo, la creación de la plaza de aparcamiento reservada para personas con movilidad reducida en la zona (PMR), «que se situará junto a los puntos de cruce entre los itinerarios, con el fin de garantizar el acceso desde la zona de transferencia hasta el itinerario peatonal».

Javier Rivero deja claro que la zona cuenta con suficientes plazas de aparcamiento e insiste en que era prioritario garantizar la seguridad y la comodidad del peatón. «Además, se estaba estacionando en línea amarilla, impidiendo, asimismo, la adecuada visibilidad de los giros de los vehículos», añade el concejal del Distrito Suroeste de Santa Cruz.

Compartir el artículo

stats